Author Archive | Elida Peñalver

Ser Holístico

Ser Holístico

Hoy estoy de celebración. ¡Cumplo cinco años! Si me has conocido hace poco, quizás no sabes que tengo dos cumpleaños. El primero, en Noviembre y el segundo, hoy. Con el primero tengo 45 años, con el segundo tengo 5 años. Soy una mujer con una niña dentro. ¡Cómo todos por otro lado! El hombre adulto sigue llevando en su interior al niño que es. Y debe cuidarlo. Y quererlo.

Yo tengo la enorme suerte de haber sufrido un Ictus grave, muy grave, que me pudo llevar a la tumba. ¿Suerte? Sí, así lo veo yo. Me considero bendecida por mi Ictus por distintos motivos.

Agradecimiento en el cielo

El primero porque mucha gente rezó por mí, gente conocida y gente desconocida. En España, en Europa y en América. Gente a la que jamás le pondré cara, pero que algún día, en el cielo, podré agradecerle tanto bien que me hizo su oración.

Somos un ser holístico

El segundo es porque mi cuerpo me ayudó. Con el Ictus, mi cuerpo me quiso transmitir algo, algo que yo no era capaz de ver. Sé que quizás te sonará extraño. Soy consciente que quizás te parezca una tontería. Pero yo lo creo así. Creo firmemente que el ser humano es un ser Holístico, en el que hay distintas partes (mente, corazón, cuerpo, alma), unidas como un todo holístico. Y al igual que cuando me duele una muela, mi humor se ve afectado, o cuando me siento triste no tengo la misma fuerza en mi cuerpo, yo creo que el cuerpo, a través de las enfermedades, está intentando decirnos algo. Yo tenía algo muy profundo, que no era capaz de ver. Y como no era consciente de ello, no me lo estaba trabajando. Hasta que mi cuerpo dijo “ya no puedo más, ¿cómo se lo puedo mostrar?” y me dio el Ictus. Estos 5 años he estado sanándome por fuera (fisio, logopeda, etc.) y por dentro. Aún no he terminado con ninguna de las dos, pero estoy en el camino. Cada vez más sana, cada vez más completa. Y eso es gracias al Ictus.

Aprender a escuchar al cuerpo

El tercer motivo es que he aprendido a escuchar a mi cuerpo. Porque cada día soy más consciente de que mi cuerpo está para ayudarme, para acompañarme en el camino de comprenderme como un Todo Holístico. Ya que no tiene sentido cultivar sólo la mente (como hacen en muchos colegios), sólo el corazón-emociones (como solemos hacer todos), dejando de lado al cuerpo, o al Alma. Mi cuerpo me ha enseñado que tenemos que alimentar a todas esas partes nuestras: mente, corazón, cuerpo, Alma. Y cuando todas estén alimentadas, entonces estaremos en plenitud.

Siempre hay algo que trabajar

El cuarto motivo es que, desde entonces nunca me aburro. Porque siempre encuentro algo que puedo trabajarme en algún área. Y eso, en lugar de apesadumbrarme, me llena de alegría. Porque soy más que consciente de que cada vez que me trabajo algo, después soy algo más libre, más feliz.

Proceso de Sanación

Así que, hoy en mi quinto cumpleaños, quiero decirte amigo, que sigo en proceso de sanación. La exterior avanza más que la interior. También es cierto que la sanación interior es menos fácil. Y al mismo tiempo, cuando algo por dentro sana, avanzo mucho más. Y también sé que cuento con la ayuda de Dios y de tantas personas que siguen echándome una mano.

No sé si he sido capaz de expresarme con claridad, ¡son terrenos tan difíciles! Pero lo que sí que tengo claro es que hoy soy algo mayor, más reflexiva, más transcendente, más hermana de todos, más feliz.

¡Hoy cumplo 5 años!

Gracias por tu amistad.

Imagen Gabby Orcutt. Ser holístico

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

0

Un jardín en el bolsillo

 

Libros, televisión y móvil

Uno de los mayores y más valiosos aprendizajes de la historia de la humanidad ha sido, sin ninguna duda, aprender a leer.

Recuerdo que, hace mucho tiempo, escribí un artículo acerca de cómo crear sinergias (puedes verlo aquí: https://www.elidapenalver.com/crear-sinergias-o-como-volar-mas-alto/ ). Comentaba en dicho artículo que “el hombre actual acumula la inteligencia y las investigaciones aportadas por muchas mentes a lo largo de la historia. Y aunando todo ese conocimiento puede obtener los resultados que obtiene hoy. Eso es Sinergia”. Hoy he recordado ese artículo. Porque el hombre ha ido acumulando toda su inteligencia, todas sus investigaciones, todos sus descubrimientos, con el habla y, sobre todo, con el libro. Cuando el hombre aprendió a escribir y a leer, fue cuando comenzó a propagar todos sus conocimientos.

Hoy es un día grande, hoy celebramos el día internacional del Libro. Supuestamente el 23 de Abril coincide con el fallecimiento de Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega en 1616. Hoy celebramos la existencia tantos escritores, que nos han dejado su obra.

Libros vs. televisión y móvil

Libros, televisión y móvil. Me da algo de pena observar como tantas personas no sacamos todo el tiempo que podríamos para leer porque estamos todo el rato con el móvil o con la televisión. Sin entrar muy profundo en datos, mira:

– el español medio dedicaba 354,1 minutos/día a ver televisión en 1997 (¡nada menos que 5,9 horas!)

– en 2006 dedicaba 388,1 minutos (6,4 horas). (Puedes ver más datos aquí: http://www.lavanguardia.com/vida/20160129/301760504937/espanoles-horas-minutos-consumo-medios.html)

– en 2016, los españoles mayores de 14 años dedicaron una media de 459,5 minutos al consumo de medios. Son 7 horas, 38 minutos y 30 segundos empleados sobre todo en ver la televisión, escuchar la radio y conectarse a internet

– en 2016 de nuevo, se hizo un estudio internacional que mostró que los internautas españoles dedicamos a diario unas 5,1 horas conectados a internet (puedes verlo aquí: http://www.lavanguardia.com/vida/20160127/301705242421/uso-del-movil-consumo-digital-penetracion-tabletas.html ).

Un buen libro…

Un buen libro te permite poner la mirada en el futuro usando lo que otro ha dejado para ti en el pasado. Leer te ayuda a ampliar tu mente. Leer te ayuda a aprender de otros.

Leer es palpitar al mismo ritmo que palpitaba el corazón del escritor cuando componía su obra. (lee más aquí)

Leer es poner en marcha la imaginación y, a partir de lo escrito, volar por mundos nuevos.

Leer es que tu alma se ensanche sin moverte físicamente, pero moviéndote con todo tu ser.

¿Sabes? Hay un dicho popular que dice: “El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”

Ojalá tu y yo, amigo, saquemos más tiempo de calidad para leer. Porque, como dice un proverbio árabe: “Un libro es como un jardín que se lleva en el bolsillo”.

¿Te animas?

Una petición: ¿qué libro me recomendarías para leer?

Libros vs televisión y movil. Ampliar el Alma. Poner en marcha la Imaginación.

Imagen Ben White – Libros Ampliar el Alma

 

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

0

Cambio

El cambio.

Probablemente te habrás dado cuenta que muchas personas de tu alrededor (quizás tú a veces, yo en ciertas ocasiones), intentamos que las cosas cambien: que mi jefe confíe más en mí, que mi matrimonio vaya bien, que en mi trabajo tenga más libertad, que mi hijo adolescente sea más agradable… quizás te habrás dado cuenta que muchas veces, la mayoría de las veces, intentamos que ese cambio sea de fuera hacia adentro. Es decir, la mayoría de las veces intentamos que sea mi jefe el que cambie, en mi matrimonio intento que sea mi cónyuge el que cambie, que en mi trabajo sean mis pares los que cambien, que sea mi hijo adolescente el que cambie. Y claro en la mayoría de las ocasiones el otro no cambia. Porque o no sabe, o… ¡porque no le da la gana!

Cambio de “adentro hacia fuera”

Sabes que soy una firme defensora del cambio de “adentro hacia fuera”. Eso implica empezar a cambiar yo. Sí yo quiero que mi jefe confíe en mí, primero debo de mostrar ser digno de confianza. Sí yo quiero que matrimonio sea feliz, primero debo de ser yo el que muestre alegría y cordialidad. Sí yo quiero que mi trabajo me den más libertad, primero debo de ser yo un empleado más responsable y más colaborador. Sí yo quiero que mi hijo sea más agradable, primero debo de ser yo un padre más comprensivo y cariñoso.

Es difícil, no imposible

Sé que esto te puede parecer una ardua tarea. Puede serlo, no te lo niego. Lo es, seguro. A mí hay  cosas que me cuestan mucho. Pero el que sea difícil no significa que pueda ser imposible. Significa simplemente qué tienes que poner más el foco en eso. Poner más tus valores y tus virtudes a trabajar. Poner más comprensión en ti mismo, perdonarte cuando fallas y animarte a seguir intentándolo.
Cambio. De dentro hacia Fuera. Foco en ti. Capacidades, Fortalezas y Valores.

Imagen Alexandru-Zdrobau-Cambio

Pon el foco en tu cambio

Porque estoy convencida de que al final, si tú pones el foco en tu propio cambio, si tú sigues intentándolo, vas a ser más feliz y estoy convencida de que al final generarás más felicidad en los que te rodean. Y entonces ¡oh milagro! el otro cambiará.
¿Te ánimas a cambiar de adentro hacia fuera?, ¿te animas a ser tú el primero en generar ese cambio?, ¿te animas a centrarte en ti, mirándote con amor y con paciencia, para generar ese cambio?, ¿te animas a dar tu mejor versión?
0

Misión

Misión

Todos hemos nacido con una Misión (si quieres leer más, da aquí). Sabes que soy una firme defensora de la dignidad del Ser Humano, “simplemente” por ser Humano. Sabes, también, que soy una firme defensora de que, junto con nuestra Dignidad, fuimos creados para cumplir una MISIÓN. Muchos no sabrán nunca su misión, algunas personas ni siquiera creen que tengan una misión, muchos no la buscan. Pero el que no la encontremos no significa que no esté ahí. Todos hemos nacido con una misión.

Hoy una persona adorable para mí, cumple años. Es joven, pero desde el principio fue consciente de su misión. ¡Afortunado él! Desde el principio supo que vino a este mundo para desmontar prejuicios, para mostrar la Belleza Real, la de verdad, no la que nos hemos creado los humanos. Este ser, desde el momento de su nacimiento ha hecho pensar a muchas personas. Muchos nos han dicho que, desde que le conocen, han cambiado radicalmente lo que pensaban acerca de gente como él,… ¡¡para bien!!

Sencillez

Este ser muestra con tenuidad (algo tenue, delicado, delgado y débil, de poca entidad, valor o estimación), con sencillez, la grandeza de la sonrisa, la grandeza del esfuerzo. Muestra la grandeza de la SENCILLEZ, de la empatía enorme a los sentimientos de los demás. Ha traído mucha alegría, ternura. Nos ha enseñado a todos una gran virtud: la paciencia. El disfrutar de las pequeñas cosas, el aprendizaje diario.

También, creo yo, ha venido para mostrar la DIGNIDAD que tiene él y cuantos tienen un cromosoma más. Me produce una gran desolación ver que hay tantos a los que no les permiten nacer, a los que le niegan el principal derecho: el derecho a la VIDA. Pero este ser me mira con sus ojos picarones y me dice: “tranquila, poco a poco se irán dando cuenta de la alegría que traemos a este mundo”.

Todos venimos con una misión

Hoy una persona adorable para mí, cumple años. Cinco años. Cinco preciosos años en los que ha desbordado de amor nuestra familia y todos nuestros círculos.

Alex, mi hijo pequeño, el que tiene “deficiencia intelectual”, ha sobrepasado la capacidad intelectual y/o emocional de tantas personas.

Todos venimos a la tierra con una misión. Algunos nunca la conocerán, porque ni siquiera la buscan. Alex conoce desde el principio su misión. Mostrar su grandeza. Esa grandeza que va acompañada del cromosoma extra 21. Esa grandeza que le hace sonreír desde un lugar diferente, más profundo, más desde lo profundo del corazón, desde el alma. Esa misión que le hace ir por la vida, cual bombero, apagando los fuegos de la separación entre humanos, por orgullo, soberbia. Él viene a unir corazones. Y ya ha empezado a cumplirla.

¡Feliz cumpleaños, hijo! ¡Que Dios te siga bendiciendo!

Todos hemos venido con una Misión

Todos hemos venido con una Misión

 

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

1

Esfuerzo y motivación

Esfuerzo y motivación.

Hábitos

Seguramente conocerás esta frase: “siembra un pensamiento, cosecha una acción; siembra una acción, cosecha un hábito. Siembra un hábito, cosecha un carácter; siembra un carácter, cosecha un destino” (desconozco quién es su autor).

Nuestras acciones repetidas constantemente se conforman en hábitos. Normalmente pensamos en hábitos más de ser ordenado, hacer deporte, etc. Pero a mí me gustaría hablarte de hábitos más profundos, que tenemos más enraizados. Muchos de ellos son inconscientes, no nos damos cuenta, pero expresan nuestro carácter. Pero están ahí. Y el problema es que si quieres romper ciertas pautas que no te gustan, como malas formas de contestar, indecisión, egoísmo, crítica, impaciencia, no podrás lograrlo solo con la fuerza de voluntad.

Avión energía para el despegue

Hace años me llamó la atención una frase que leí de Bill Cosby que decía a uno de sus hijos, que quería adquirir el hábito de estudio: “Al principio te va a costar. No te desanimes. Piensa en los aviones: el momento en el que más energía necesitan no es cuando están en vuelo, ahí van prácticamente sin ningún gasto de energía. Donde más energía necesitan es en el despegue”. ¡Cuánto me hizo pensar ese ejemplo! ¡¡Es una gran verdad!!

Stephen Covey, pone otro ejemplo, similar. Para que una nave espacial llegue a la luna, para llegar allí, los astronautas han tenido, literalmente, que romper y desprenderse de la tremenda atracción gravitatoria de la Tierra. Los primeros minutos del despegue, los primeros kilómetros del viaje se gastan más energía que la utilizada para atravesar medio millón de kilómetros durante los días siguientes.

Romper la atracción gravitatoria

Pues con los hábitos pasa lo mismo, también tienen atracción gravitatoria. Para romper un hábito y cambiarlo por otro hábito más adecuado, necesitamos un esfuerzo tremendo en el despegue. Pero lo bueno es que, en cuanto nos despegamos, nuestra libertad adquiere una dimensión enorme.

Así que te recomiendo que, si quieres cambiar un hábito, te pongas en marcha, te pongas los cinturones y te prepares para un despegue de mucho esfuerzo. Y también te recuerdo que enseguida notarás los efectos del nuevo hábito, con lo que conlleva de motivación y de impulso. Al final llegarás a la Luna y tu felicidad habrá ido en aumento.

Este fin de semana ha comenzado el curso de Experto Superior en Coaching Profesional en Zaragoza. Mis nuevos alumnos han tomado conciencia de que van a tener que despegar, y que ahí es donde más energía tendrán que dedicar: en quitar sus propios pensamientos, para escuchar de verdad al Coachee; en dejar de intentar dar consejos, para ayudar al cliente a encontrar su propia respuesta; en mostrar lo que dice el cliente, cual espejo, sin meter nada de lo que el alumno piensa sobre ese tema, etc. Salieron sabiendo que les espera un trabajo intenso,… pero salieron super contentos. ¡Han empezado a vislumbrar la grandeza del Coaching! Han empezado a experimentar la motivación que les genera entrar a hacer limpieza interior y también saben que luego… ¡¡llegarán a la Luna!!

¿Y tú?

¿Cómo se cambia un hábito? Hablaré dentro de poco de este aspecto. Ahora simplemente quiero decirte una cosa: poniendo tus valores y principios a trabajar.

Y tú, ¿te animas a volar?

Imagen Mark-Asthoff. Esfuerzo y motivación. Cambiar Hábitos. Limpieza interior.

Imagen Mark-Asthoff. Esfuerzo y motivación

 

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

 

0

Personas Valientes

Personas valientes.

¿Quien es un valiente?

Las personas que quieren crecer hacen cosas. Las personas que quieren dar su mejor versión, hacen cosas valientes.

Un valiente es aquel capaz de detectar cuándo su zona de comodidad se ha vuelto zona “incómoda” de comodidad.

Un valiente es aquel capaz de tomar decisiones para salir de la zona “incómoda” de comodidad.

Un valiente es aquel capaz de detectar qué cosas tiene que trabajarse.

Un valiente es aquel capaz de ponerse manos a la obra para conseguir hacer esa limpieza interior, que luego conllevará, inevitablemente, a su crecimiento personal.

El Camino del Héroe

Un valiente es aquel capaz de mirar el camino que tiene delante, sabiendo que ese camino es el camino del Héroe (https://www.elidapenalver.com/el-desierto/), en el que pasará por la negación, por la duda, por el miedo, por el desierto (https://www.elidapenalver.com/el-desierto-el-cambio/), por la conexión con su Esencia y, al mismo tiempo, el valiente es el que sabe que cuando llegue el final, será una persona más plena, con más recursos, alineada con sus valores.

Valiente es aquel capaz de “coger el toro por los cuernos” y ponerse a caminar.

Todos tenemos miedo. Todos. Todos podemos ser valientes. Todos. Al final, como siempre, es una Elección.

Personas Valientes

Mañana voy a Zaragoza. El viernes comienza la octava edición del curso de Coaching que he diseñado. Ante mí tendré once valientes, que van a comenzar su propio camino de Héroe, que van a comenzar recorriendo por tierras, al principio inhóspitas, y que, al final, llegarán a una pradera verde, a un mar.

Mi trabajo me apasiona, bien lo sabes. Me apasiona ser testigo directo de cómo personas deciden ser Valientes, deciden crecer interiormente, deciden dar su mejor versión.

Desde el minuto uno, les miraré viendo su potencial, viendo la persona que quieren llegar a SER. No les voy a negar que quizás sufrirán en el camino. El desierto a veces es duro. (Siempre). Pero también veré y les manifestaré, la felicidad tan inmensa que lograrán al final del camino.

Me apasiona mi trabajo

Mañana comienzo nueva etapa. Voy feliz, muy feliz. Ojalá todo el mundo disfrutará tanto con su trabajo como yo con el mío.

Y tú, ¿te atreves a ser un VALIENTE?  Sal de tu zona de comodidad. Da tu mejor versión.

Imagen Elaine-Casap. Personas Valientes. Atravesar desierto. Dar tu mejor versión

Imagen Elaine-Casap. Personas Valientes.

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

Imagen Elaine Casap

6

¿Independencia?

Qué valor es más importante para ti

Valor importante para ti: independencia o interdependencia.Hace poco, en un taller que di estábamos viendo los valores. Un señor de unos 55 años me llamó y me comentó: “Élida, tengo un problema con mis valores. Uno de mis valores más fundamentales, es la familia: yo quiero querer a mi mujer y la quiero, quiero querer a mis hijos y les quiero, pero por otro lado uno de mis valores fundamentales es la independencia. ¿Qué puedo hacer, porque para mí están en lucha?
 
En ese momento recordé a Stephen Covey. En su libro “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva”, habla de la diferencia entre ser dependiente, independiente e interdependiente.

Diferencia entre ser dependiente, independiente e interdependiente.

Todos cuando nacemos somos dependientes, somos cuidados, alimentados, vestidos, por otros. Sin sus cuidados solo viviríamos unas horas. Luego conforme vamos creciendo nos vemos cada vez más independientes (física, mental, emocional y económicamente). Hasta que podemos cuidarnos a nosotros mismos. Cuando seguimos creciendo y madurando tomamos más conciencia de que toda la Naturaleza es interdependiente. ¿Podemos hacer las cosas solos? Sí, pero nos damos cuenta de que las relaciones con otras personas nos dan muchas cosas y que nuestros mayores logros han sido de la unión con otras personas.

Tú, Yo y Nosotros

La dependencia es el paradigma del tú: tú cuidas de mí , tú haces o no haces lo que debes hacer por mí, yo te culpo a ti por los resultados.
La independencia es el paradigma del yo: yo puedo hacerlo, yo soy responsable, yo me basto a mí mismo, yo puedo elegir.
La interdependencia es el paradigma de nosotros: nosotros podemos hacerlo, nosotros podemos cooperar, nosotros podemos combinar nuestros talentos y aptitudes para crear juntos algo más importante.
 
Las personas dependientes necesitan de los otros para conseguir lo que quieren. Las personas independientes consiguen lo que quieren gracias a su propio esfuerzo. Las personas interdependientes combinar sus esfuerzos con los esfuerzos de otros para lograr un éxito mayor.
 
El problema es que nuestra sociedad ha entronizado la independencia. Ha puesto sobre un pedestal este paradigma. Y no muestra la grandeza de la interdependencia y ha dejado la comunicación, el trabajo de equipo y la cooperación como si fueran valores inferiores.

Un buen líder

Pero una vida efectiva no puede tener como meta final el ser independiente. Un buen líder, un buen miembro de un equipo, un matrimonio con éxito, una familia con éxito, ópera a partir del paradigma de la interdependencia. Una persona interdependiente es capaz y puede conseguirlo por ella sola, porque el paso previo para ser interdependiente es la independencia, y al mismo tiempo, sabe que puede lograr mucho más de lo que puede lograr ella sola con la ayuda de otras personas, tanto a nivel físico, como a nivel emocional, como nivel intelectual.
 
Por eso le hice pensar a mi alumno: “¿Qué valor es más importante para ti hoy: la independencia o la interdependencia?
La cara de ese directivo cambio en un segundo para bien. Me sonrío y simplemente dijo: “Gracias Élida”. Y noté que en su interior había hecho un gran clic.

¿Qué valor es más importante para ti: la independencia o la interdependencia?

Y tú, ¿qué valor es más importante para ti: la independencia o la interdependencia? ¿Crees que aún eres dependiente en algo (a nivel físico, a nivel emocional, a nivel intelectual)? ¿Crees que tendrías que recorrer el camino de avanzar desde la dependencia, a la independencia, para llegar así a la interdependencia? ¿Crees que puedes recorrer tú solo ese camino o por el contrario piensas que una ayuda te vendría mejor? Rodeate de personas que te ayuden en ese camino. Si quieres puedes contar conmigo.
Imagen Felipe-Elioenay-Valor importante para ti: independencia o interdependencia.

Imagen Felipe-Elioenay-Valor importante: Interdependencia

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo
0

Coaching: un adolescente y un D.G.

Buscar mejorar algo en tu vida.

Coaching y tu Esencia.

A lo largo de mi historia como coach, he tenido multitud de clientes. Cada uno de su padre y de su madre. Recuerdo, por ejemplo, en cierta ocasión, se pusieron en contacto conmigo para iniciar un proceso de Coaching dos personas muy dispares: un Director General de una multinacional y una adolescente de 17 años. Edades distintas, inquietudes distintas, forma de afrontar muchas cosas distintas, necesidades distintas. Cualquiera que los observase desde fuera podría pensar que ambos nada tenían en común.

Sin embargo la grandeza del Coaching te lleva a ver que ambos compartían algo: las ganas de mejorar algo en su vida, la sensación de que algo lo pueden hacer mucho mejor. Y, sobre todo, compartían la aceptación de un principio básico: “si yo no tomo mi vida y me pongo a hacer algo en ella… quizás otros la lleven por caminos que yo no deseo”. Y en “otros” pon personas, situaciones, hábitos, circunstancias, dinero…. Lo que quieras.

Ambos, el D.G. y la adolescente, empezaron un proceso conmigo. Y en ambos obtuvieron muy buenos resultados de sus planes de acción. Ambos asumieron que el cambio y la mejora empieza por ellos… y no esperaron que otras cosas cambien.

¿Para quién es el Coaching?

Desde que conozco el Coaching me ha fascinado esta característica de esta profesión. Sirve igual para un DG que para un ama de casa, una persona de 60 años o una persona de 17. Alguien que tenga un objetivo profesional o alguien que tenga un objetivo personal. Acoge a todos. Todos pueden ser coachees (clientes). Todos pueden beneficiarse de la “magia” del Coaching. Sólo hay dos requisitos: ser inconformistas (no conformarse con lo que ya tengo, querer mejorar algo) y estar dispuesto a hacer algo para cambiarlo (asumir acciones para, haciendo cosas distintas, obtener resultados distintos).

Dar a conocer nuestra maravillosa profesión.

Y creo necesario que los coaches demos a conocer nuestra maravillosa profesión.

Recuerdo hace tiempo, en una conferencia que di en la Politécnica, conocí a una persona encantadora, el catedrático de Hidráulica e Hidrología, Tasio Fernández. Comimos juntos, con Leticia de Salas, la subdirectora de Extensión Universitaria, otra persona encantadora, (¡¡qué maravilla que en el mundo haya tanta gente preciosa!!). Y en la comida Tasio me estuvo comentando lo que le había gustado la conferencia y cómo echaba de menos que las habilidades de Inteligencia Emocional se enseñasen desde pequeños en las aulas. Y dijo una cosa que me llamó la atención: dijo que le había desmontado la idea que él tenía del Coaching. Que se había dado cuenta de que realmente el Coaching consistía en que la persona se descubriese a sí misma, encontrase sus valores, sus recursos, sus capacidades y buscase su propio camino y sus propias soluciones. Y había comprendido que el Coach es realmente un espejo.

Nada que ver con la idea de Coaching que él tenía: una especie de “Operación Triunfo” (palabras que él usó) en la que al final todos salen como un cliché: con musculitos aquí, cantando así, etc.

Cuando uno comprende de verdad lo que es el Coaching… empieza a entender por qué es tan eficaz.

Coaching y tu Esencia

Y entonces da igual que se sea un DG o una adolescente… es simplemente una persona que está tomando su vida y aprendiendo a ser LA MEJOR VERSIÓN DE SI MISMO. Al final el Coaching es el camino que te lleva a tu casa, a tu Esencia.

¿Qué idea tienes tú del Coaching? ¿Crees que hay algún ámbito de tu vida que podría merecerse que le dedicases tu atención para mejorarlo? ¿Crees que puedes conseguirlo tú solo? O ¿crees que te vendría bien la ayuda de un coach? ¿Crees que te mereces ser tu mejor versión?

Coaching y tu Esencia la persona se descubriese a sí misma, encontrase sus valores, sus recursos, sus capacidades y buscase su propio camino y sus propias soluciones.

Imagen Dawid Zawila. Coaching y tu Esencia

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

0

No somos islas

 

Crecimiento Personal

Sabes que yo soy una firme defensora del Crecimiento Personal. Creo firmemente en la necesidad que cualquier ser humano tiene de crecer por dentro, de buscar cada vez más su Esencia y de mostrar su mejor versión. Y ese crecimiento personal, luego irá hacia mi parte profesional, porque a mi trabajo va mi persona.

Todos queremos crecer, ser nuestra mejor versión.

¿Individualismo?

El problema viene cuando nos consideramos personas aisladas, separadas de los demás. Como si fuéramos islas. Como si yo fuera autosuficiente. Pensando que yo soy capaz de sostenerme yo sola. Ese es el gran peligro del individualismo, que se nos está metiendo hasta la médula de nuestra sociedad.

Nadie crece solo, y nadie es independiente. Nosotros no somos islas. Vivimos entrelazados, y cuanto somos lo somos para los demás y en los demás. Por eso es tan importante que, en nuestro proceso de crecimiento personal, tengamos conciencia de que los demás están para mostrarme cosas.

Nuestra vida es un escaparate. Fíjate que he dicho que nuestra vida es un escaparate. No un escenario. Así que no esperes aplausos. Los demás, especialmente los más cercanos, te mostrarán tus fallos, tus meteduras de pata. A veces te dirán cosas buenas, bastantes veces. Y también te dirán cosas no tan buenas.

Y tú puedes reaccionar (con mente reactiva) o puedes reflexionar lo que te han dicho y luego ELEGIR lo que te sirve para tu crecimiento interior (mente proactiva).

Ayúdales/déjate ayudar

Así que, mira a los demás. Ayúdales en su crecimiento y déjate ayudar por ellos. Así, y sólo así, crecerás.

Y luego, ten cuidado de cómo dices las cosas que tiene que mejorar el otro. Dilo con amor, como te gustaría que te lo dijeran a ti.

Así conseguirás sacar el agua que hay en tu interior. Hace años me impresionó un video de dibujos animados, en el que había distintos pozos. Cada uno estaba cerrado a los demás. No recibían agua. Y claro, al final se secaron. Hasta que se dieron cuenta de que, si se abrían por abajo, recibían el agua freática de la tierra,… ¡y todos volvieron a tener agua! ¡Se dieron cuenta de que cuando se abrían y compartían, ellos crecían y los demás también!

Ábrete al otro. Así crecerás. Así harás crecer al otro.

¿Quieres crecer? ¿O quieres ser una isla?

Imagen Troy Nikolic-Crecimiento Personal

Imagen Troy Nikolic-Crecimiento Personal

 

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

 

0

Premios

Premios a la excelencia en Coaching

Todos los profesionales buenos buscamos siempre la excelencia. Y de vez en cuando se nos valora en ello.

Un premio

En Noviembre de 2016 recibí un correo electrónico del Instituto para la Excelencia Profesional, de su Presidente-Fundador, Ilmo. Sr. D. Ignacio de Jacob y Gómez. Decía:

Distinguida Sra. Dña. Élida Peñalver:

El motivo de la presente es comunicarle, como Presidente-Fundador del Instituto para la Excelencia Profesional, la concesión del Galardón “Estrella de Oro” como reconocimiento a su trayectoria profesional  y compromiso con la Excelencia en el sector del Coaching.

La entrega de dicho galardón será realizada en el trascurso de una Cena de Gala en el Hotel Westin Palace, Plaza de las Cortes 7. Madrid, el viernes 18 de noviembre de 2016 a las 21:00 horas.

La “Estrella de Oro” se concederá con toda solemnidad a Presidentes de distintas Instituciones, Profesionales Liberales y Personalidades de la Sociedad Civil, en reconocimiento a su prestigio profesional.

El Instituto para la Excelencia, por  innovación, ponentes, premiados, presentadores, asistentes y su gran difusión mediática, goza en la actualidad de un amplio reconocimiento.”

Yo decliné la invitación, el día de la cena estaba en otra ciudad trabajando. Aunque la agradecí.

Otro premio

El mes de Febrero de 2017 recibí otro correo, esta vez del Sr. D. José Luis Salaverria Palanca, el Fundador Foro Europa 2001, para comunicarme que me concedían la medalla de Oro del Foro Europa 2001. De nuevo tuve que declinar la invitación, ya que mi trabajo hacía que no estuviera en Madrid esa noche. Pero lo agradecí de nuevo.

Mi principal Premio

Lo cierto es que, aunque a nadie le amarga un dulce y cualquier premio de estas características es siempre de agradecer, para mí el principal premio que quiero tener en mi carrera profesional es la satisfacción de mis clientes. Cada cliente que ha “pasado por mis manos” y que ha conseguido su objetivo, cada cliente que ha terminado un proceso de Coaching conmigo y sale dando su mejor versión, cada cliente que sale sabiendo sus fortalezas y las preguntas que tiene que hacerse y las respuestas que quiere darse… esa es mi Medalla/Estrella de Oro más preciada.

Ellos son los que hacen que yo busque continuamente la EXCELENCIA.

Gracias

Quiero dar las gracias al Instituto para la Excelencia Profesional y gracias al Foro Europa 2001 por querer reconocer mi trayectoria profesional.

Gracias, sobre todo y especialmente, a todos mis clientes. Ellos son mi principal premio, la razón de mi vocación. Mi reconocimiento va para ellos.

¡GRACIAS!

Premios a la trayectoria y compromiso con la excelencia en Coaching. Medalla Oro Foro Europa 2001

Medalla Oro Foro Europa 2001

 

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

0

Powered by WordPress. Designed by WooThemes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR