Author Archive | Elida Peñalver

Tu Faro Interior: Valores

Tus Valores

Si me sigues desde hace tiempo, sabrás la enorme importancia que doy a los valores.

El próximo fin de semana, estaré en Zaragoza, en el curso “Experto Superior en Coaching Profesional”, explicando la enorme importancia de nuestros valores a mis alumnos.

Los valores son nuestra guía. Son el faro que nos indica si vamos bien o si vamos perdidos. Los valores son los que nos marcan qué cosas que hacemos están bien y qué cosas que hacemos no están bien.

Te indican si lo que haces te hace feliz o no

Los valores son básicos. De hecho, en más de una ocasión, he tenido clientes que han dejado trabajos en los que ganaban mucho dinero, que tenían una posición de cierto renombre, que tenían cierto estatus, que la gente les envidiaban… pero que no se sentían a gusto por dentro, que no dormían bien por la noche, que sentían que estaban yendo en contra de algo que estaba dentro de él.

Muchas personas están ahora mismo en esa situación. Trabajando en algo en lo que, al final, en el fondo de su corazón, si se miran con honestidad no están siendo felices. A pesar del sueldo que cobran, a pesar de la envidia de otros, a pesar del estatus que tienen, no están siendo felices.

¿Qué puedes hacer en ese caso?

En esa situación hay dos opciones. Sólo dos. Engañarte a ti mismo, ser como la avestruz que se mete la cabeza bajo la tierra y no ve lo que hay fuera. O ser honesto contigo mismo, preguntarte: “¿qué está pasando dentro de mí?, ¿qué valor importante para mí no estoy viviendo?”.

Engañarte a ti mismo es fácil, aunque resultado no sea bueno. Hacerte la pregunta cuesta (¡lo sé! ¡cuesta!), pero el resultado al final será bueno para ti.

Sé valiente

Con una persona se atreve a ser valiente, se atreve a plantearse la pregunta, se atreve a buscar el valor que no está viviendo y se atreve a poner a lucir, a brillar ese valor… te aseguro que cambia completamente.

Y quizás irá a un trabajo que le paguen menos, que no tenga cierto estatus, que no sienta la envidia de otros, pero será feliz, dormirá como un bebé, porque no hay nada más grande que vivir acorde a nuestros valores.

Y tú, ¿te atreves a hacerte la gran pregunta?

Vive tus valores. No te engañes. Pon a brillar tus valores. Imagen Joshua Hibbert

Vive tus valores. No te engañes. Pon a brillar tus valores. Imagen Joshua Hibbert

#valores
#ElidaPeñalverCoach
#dartumejorversión

Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo. Y si crees que puedo ayudarte en la búsqueda de tus valores, cuenta conmigo

0

Elección

Elección

Elección. Al ELEGIR nuestra respuesta ante lo que nos pasa, adquirimos el poder de influir sobre lo que nos pasa.

Léelo otra vez, por favor. Pocas cosas te devuelven tanto tu poder personal como tu capacidad de ELECCIÓN.

 

Michal-Grosicki-ELEGIR

Michal-Grosicki-ELEGIR

0

Asombro

Asómbrate

Sobre el Asombro. Ayer volví de Zaragoza, el módulo de Auto-sabotaje de Pedro Zuazo había terminado. fue apasionante.

Viajeros cansados, ¿mediocres?

Tras el AVE, monté en el tren de Cercanías. Todos los viajeros iban con caras tristes, mediocres, no sabría definirlo bien del todo. Por sus ropas me daba la sensación de que venían de trabajar, quizás estaban cansados.

Estaban mirando el móvil, el suelo, sin generar contacto visual con nadie.

Asombrándose

¿Todos?
No, había uno que mostraba una actitud totalmente diferente. Unos metros más allá donde estaba sentada, vi un niño, quizás tenía 2 años o tres a lo sumo. Estaba sonriendo, mirando a todo el mundo, mirando a través de la ventana. Sorprendiéndose de todo. Mostrando su sorpresa y mostrando la alegría que le genera todo.

Asómbrate

¿En qué momento los adultos, serios, inteligentes, aburridos, dejamos de sorprendernos por cosas pequeñas? ¿En qué momento nos volvimos mediocres?

Los niños son nuestros principales maestros. Los niños nos enseñan a vivir (¡bien!) la vida, como decía la Madre Teresa de Calcuta.¡Qué pena me da que no vamos a sus clases! ¡Qué pena me genera que nos hemos rodeado de tantas cosas por hacer, que al final han sepultado nuestra capacidad de asombro! Los niños, cuando ven un agujero en un bloque negro, inmediatamente ven un lugar donde mirar, donde explorar, donde descubrir, donde asombrarse. Los adultos… nos fijamos más en la oscuridad, en lo negro. ¡Cuánto podemos aprender de ellos!

Imagen Dmitry Ratushny. Asombro. Niño Interior

Imagen Dmitry Ratushny. Asombro. Niño Interior

Conéctate con tu niño interior.

Esta situación me recordó un otoño en el que fui con mis hijos, al ir al cole, pisando y dando patadas a las hojas doradas del otoño. ¡¡¡Disfrutamos tanto!!!  Me propongo volver a conectarme con mi niña interior. Seguro que para ella un viaje en Cercanías es un motivo de asombro enorme. Y de alegría.

Y tú, ¿cómo llevas a tu niño interior?

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

0

Talento

Reten el Talento

Reten el Talento. En muchas ocasiones leo que las empresas hablan mucho sobre los clientes, que hay que cuidarlos, que hay que tratarlos bien, etc. En esas ocasiones, yo pienso: “¿y cómo tratan esas empresas a sus empleados?” Porque hay una frase de Richard Branson que dice: “Trata a tus empleados con el mismo respeto con que tratas a tus clientes”. Y esa frase, lamentablemente, muchas empresas no la consideran.

Es un verdadero error, porque una empresa puede comprar el trabajo de una persona, pero no puede comprar su corazón. Y en el corazón de la persona están su lealtad y su entusiasmo, tan necesario en cualquier negocio. La empresa tampoco puede comprar el cerebro de la persona, y en el cerebro están su creatividad, su ingenio, su auto-motivación, sus recursos intelectuales. Y ¡¡cuánta creatividad y cuánto ingenio necesitan las empresas!!

El talento se va

Por esta razón, cuándo oigo que las empresas dicen que sus empleados tienen mucho ausentismo, que quieren cambiar de trabajo, que hay mucha rotación, mi sensación es que esa empresa no está cuidando bien al trabajador.

Stephen Covey pone un ejemplo acerca de este tema. Comenta que, en cierta ocasión, en un grupo en el que se encontraba, una persona preguntó: “¿de qué manera se puede poner orden entre empleados perezosos e incompetentes?“. Uno contestó: “¡Con granadas de mano!“. Y todos se reían mucho con ese chiste. Pero otra persona preguntó: “¿y quién recogerá los restos?“, “¿Por qué no hace lo mismo con sus clientes? Basta con decirles: “escuchen, si no compran, váyanse de aquí“. Le contestaron: “Hombre eso no se puede hacer con los clientes“. “¿Y cómo se puede hacer con los empleados?“. “Porque a ellos yo soy yo quien les da el trabajo“. “Ah! ¿y sus empleados le son fieles, trabajan duro, cuánto tiempo duran el puesto?“. “¿Bromeas? Hoy en día no se puede encontrar gente que valga la pena, la gente que cambia mucho de trabajo, hay mucho ausentismo, pasan, …la gente ya no se preocupa“.

Valorarlo, felicitarlo

¡Cuánta diferencia se nota cuando un empleado se siente cuidado por la empresa a cuando no se siente cuidado por ella! Y fíjate que no estoy hablando del dinero, el dinero es importante, pero no es lo más importante. El empleado necesita que se le valore, que se le felicite, que se le dé responsabilidad, que confíen en él.

A lo largo de todos estos años trabajando como coach, he conocido a muchas personas que trabajaban para empresas, que se han ido de ellas porque su jefe no le valoraba y no ha sido por dinero, ha sido porque no confiaba en él, porque no le valoraba, porque no le felicitaban nunca, porque le ninguneaban. Y con esa persona se ha ido su enorme talento, si capacidad de dar su mejor versión, su creatividad,… La empresa seguirá igual a nivel externo, seguirá teniendo todo lo técnico,… pero el asiento estará vacío para usar la creatividad y el talento de qué hacer con lo técnico.

Imagen Luca Bravo Retener el Talento

Imagen Luca Bravo
Retener el Talento

Aportaran su mejor versión

Por eso me encanta cuando encuentro una empresa que trata sus empleados cómo a las personas que van a tratar con los clientes, como a las personas que aportan sus mejores dotes: su lealtad, su entusiasmo, su creatividad…

Todos notamos cuando una persona que nos atiende está bien o no, cuando está feliz o no, cuando se siente orgullosa su trabajo o no. Detrás de una persona que atiende bien, que está feliz, que se siente orgullosa su trabajo, hay una empresa que está cuidando a esa persona. Y esa empresa está cuidando el mayor bien que tiene.

Ojalá las empresas que cuidan a sus empleados sean cada vez un número mayor. La gran noticia es que esas empresas pueden entrenar a sus lideres para que puedan retener el talento de su gente.

 

Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo. Y si crees que puedo ayudarte para que des tu mejor versión, cuenta conmigo.

0

Quisiera

Quisiera. A veces vivimos de los “quisiera”. Quisiera que mi empresa crezca, quisiera un ascenso, quisiera una relación buena con mi esposa, con mi marido, tener buena relación con mis hijos, mejorar mi saque en tenis, dar una conferencia, lanzar un curso, lanzar un nuevo producto, etc,…

¿Qué haces?

Pero no lo conseguimos. Hace tiempo oí una frase que me llamó la atención: “es bien fácil querer el resultado final, lo importante es querer los medios”. Por favor, léela de nuevo. Los fines todos los queremos: yo quisiera hablar en público, yo quisiera lanzar un nuevo producto, yo quisiera llevarme bien con mis hijos, yo quisiera tener una relación estupenda con mi esposo. ¡Todos queremos los fines! Si nos centramos en querer los resultados y no queremos los medios, los pasos, no lo vamos a conseguir.  Porque el resultado siempre es el fin y el fin siempre llega después de los pasos. Es imposible querer algo, sin querer dar ningún paso para conseguirlo. Imposible.

Haz algo

¿Pero qué haces? Si quieres tener una relación buena con tu esposa, haz cosas. Queda con ella, habla con ella, marca un día a la semana para salir con ella. Si quieres tener una buena relación con tus hijos, ponte a jugar con ellos, escúchales, dales abrazos, ríete con ellos. Si quieres dar una conferencia, busca una sala, anúnciala en la redes sociales, invita a gente. Si quieres algo, ¡¡HAZ ALGO!! En este artículo escribí más sobre el tema.

Sueños

Porque si no haces cosas, vas a ser una persona que vive de sueños, de “me gustaría”, de “quisiera”… pero si no haces nada, los sueños, sueños son (como decía el estupendo Calderón de la Barca en el monólogo de Segismundo).

Moneda: reflexión-acción

En mi trabajo como coach, me encanta ayudar a las personas a pasar de los “quisiera” a las acciones. El Coaching es como una moneda, con dos caras. La cara de la reflexión hace que la persona se dé cuenta de algo. La cara de la acción es la que, en base a esa toma de conciencia, de ponga en marcha para conseguirlo. Así, poco a poco, es como la persona pasa de los quisiera a ponerse manos  a la obra. ¡Y al final consigue su objetivo!
Y tú, ¿quieres ser Segismundo o quieres ser tu mejor versión?

     Imagen Andrew Neel.
  Pasar de los Quisiera a la Acción

0

Celebración

Celebración

Celebración. Aunque estos días estoy muy ocupada, como echo de menos el escribir en el blog, hoy he decidido que quiero poner en mi agenda un hueco para escribir. Porque ayer celebramos algo muy importante. ¡El segundo cumple de Alex!

Dos cumples

Como sabrás, Alex, al igual que yo, tiene dos cumples: el primero es el día que nació y el segundo es el día en que tuvo una segunda oportunidad para vivir. Y entre ambos días, solo hay 28 días entre medias. Y entre medias está mi ictus. Lo cierto es que cada vez que pienso en ese mes del 2012… ¡¡qué duro fue!! Sobre todo, no tengo la menor duda, para Ángel, mi marido. En 14 días estuvo a punto de perder a dos de las tres personas que más quiere en este mundo. ¡Y lo llevó siempre con una sonrisa!

Todos tenemos una misión

Sabes que creo firmemente que todos venimos a este mundo con una misión (si quieres leer más, pulsa aquí).  Alex tiene una misión. Y su misión no duraba sólo 28 días. No. Por eso estamos de celebración.

Alex tiene una misión. Aún no sabemos cuál es exactamente. Pero intuimos por dónde puede ir.

Azucar, levadura

Este niño, sonriente, simpático, tierno, viene a este mundo a mostrarle la grandeza de un SER tal y como viene. Su DIGNIDAD, a pesar de ser diferente. Su grandeza, no a pesar de tener un cromosoma más, sino su grandeza, entre otras cosas por tener un cromosoma de más. Alex viene con el  kit de la sonrisa, de la ternura, de la curiosidad, del cromosoma 21 triplicado, del amor a la lectura, de ser trasto, de ser bueno, de la empatía… ¡Todo unido sin poder separar una cosa de otra! Jamás me he imaginado a Alex de forma diferente. Jamás. Es más, si no tuviera todos sus ingredientes, no sería él. Es como una receta: echas azucar, echas levadura, echas harina, echas piel de naranja, echas huevos,… lo agitas bien, lo metes en el horno… ¡y el resultado es una preciosa tarta! de la que no puedes separar el azucar, ni la levadura.

Alegría

Por eso estoy convencida de que una de las facetas de mi misión es mostrar la alegría que siento, desde antes de conocer físicamente a Alex, por tener a mi hijo. Y más aún ahora que le conozco. Y no es una alegría añadida. No es una alegría tras superar un duelo. Es ALEGRÍA total desde el momento que supe que estaba embarazada. Esa ALEGRÍA total que se mantuvo exactamente igual cuando a la novena semana del embarazo nos dijeron que vendría con una anomalía cromosómica. Es ALEGRÍA profunda, en el alma, donde ningún problema le puede atacar.

Alex tiene una misión. Igual que tú, igual que yo. Él ya la está empezando a mostrar. ¿Y tú?

Celebración Alex. Alegría. Sonrisa, ternura

Celebración Alex. Alegría

0

Ser Holístico

Ser Holístico

Hoy estoy de celebración. ¡Cumplo cinco años! Si me has conocido hace poco, quizás no sabes que tengo dos cumpleaños. El primero, en Noviembre y el segundo, hoy. Con el primero tengo 45 años, con el segundo tengo 5 años. Soy una mujer con una niña dentro. ¡Cómo todos por otro lado! El hombre adulto sigue llevando en su interior al niño que es. Y debe cuidarlo. Y quererlo.

Yo tengo la enorme suerte de haber sufrido un Ictus grave, muy grave, que me pudo llevar a la tumba. ¿Suerte? Sí, así lo veo yo. Me considero bendecida por mi Ictus por distintos motivos.

Agradecimiento en el cielo

El primero porque mucha gente rezó por mí, gente conocida y gente desconocida. En España, en Europa y en América. Gente a la que jamás le pondré cara, pero que algún día, en el cielo, podré agradecerle tanto bien que me hizo su oración.

Somos un ser holístico

El segundo es porque mi cuerpo me ayudó. Con el Ictus, mi cuerpo me quiso transmitir algo, algo que yo no era capaz de ver. Sé que quizás te sonará extraño. Soy consciente que quizás te parezca una tontería. Pero yo lo creo así. Creo firmemente que el ser humano es un ser Holístico, en el que hay distintas partes (mente, corazón, cuerpo, alma), unidas como un todo holístico. Y al igual que cuando me duele una muela, mi humor se ve afectado, o cuando me siento triste no tengo la misma fuerza en mi cuerpo, yo creo que el cuerpo, a través de las enfermedades, está intentando decirnos algo. Yo tenía algo muy profundo, que no era capaz de ver. Y como no era consciente de ello, no me lo estaba trabajando. Hasta que mi cuerpo dijo “ya no puedo más, ¿cómo se lo puedo mostrar?” y me dio el Ictus. Estos 5 años he estado sanándome por fuera (fisio, logopeda, etc.) y por dentro. Aún no he terminado con ninguna de las dos, pero estoy en el camino. Cada vez más sana, cada vez más completa. Y eso es gracias al Ictus.

Aprender a escuchar al cuerpo

El tercer motivo es que he aprendido a escuchar a mi cuerpo. Porque cada día soy más consciente de que mi cuerpo está para ayudarme, para acompañarme en el camino de comprenderme como un Todo Holístico. Ya que no tiene sentido cultivar sólo la mente (como hacen en muchos colegios), sólo el corazón-emociones (como solemos hacer todos), dejando de lado al cuerpo, o al Alma. Mi cuerpo me ha enseñado que tenemos que alimentar a todas esas partes nuestras: mente, corazón, cuerpo, Alma. Y cuando todas estén alimentadas, entonces estaremos en plenitud.

Siempre hay algo que trabajar

El cuarto motivo es que, desde entonces nunca me aburro. Porque siempre encuentro algo que puedo trabajarme en algún área. Y eso, en lugar de apesadumbrarme, me llena de alegría. Porque soy más que consciente de que cada vez que me trabajo algo, después soy algo más libre, más feliz.

Proceso de Sanación

Así que, hoy en mi quinto cumpleaños, quiero decirte amigo, que sigo en proceso de sanación. La exterior avanza más que la interior. También es cierto que la sanación interior es menos fácil. Y al mismo tiempo, cuando algo por dentro sana, avanzo mucho más. Y también sé que cuento con la ayuda de Dios y de tantas personas que siguen echándome una mano.

No sé si he sido capaz de expresarme con claridad, ¡son terrenos tan difíciles! Pero lo que sí que tengo claro es que hoy soy algo mayor, más reflexiva, más transcendente, más hermana de todos, más feliz.

¡Hoy cumplo 5 años!

Gracias por tu amistad.

Imagen Gabby Orcutt. Ser holístico

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

0

Un jardín en el bolsillo

 

Libros, televisión y móvil

Uno de los mayores y más valiosos aprendizajes de la historia de la humanidad ha sido, sin ninguna duda, aprender a leer.

Recuerdo que, hace mucho tiempo, escribí un artículo acerca de cómo crear sinergias (puedes verlo aquí: https://www.elidapenalver.com/crear-sinergias-o-como-volar-mas-alto/ ). Comentaba en dicho artículo que “el hombre actual acumula la inteligencia y las investigaciones aportadas por muchas mentes a lo largo de la historia. Y aunando todo ese conocimiento puede obtener los resultados que obtiene hoy. Eso es Sinergia”. Hoy he recordado ese artículo. Porque el hombre ha ido acumulando toda su inteligencia, todas sus investigaciones, todos sus descubrimientos, con el habla y, sobre todo, con el libro. Cuando el hombre aprendió a escribir y a leer, fue cuando comenzó a propagar todos sus conocimientos.

Hoy es un día grande, hoy celebramos el día internacional del Libro. Supuestamente el 23 de Abril coincide con el fallecimiento de Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega en 1616. Hoy celebramos la existencia tantos escritores, que nos han dejado su obra.

Libros vs. televisión y móvil

Libros, televisión y móvil. Me da algo de pena observar como tantas personas no sacamos todo el tiempo que podríamos para leer porque estamos todo el rato con el móvil o con la televisión. Sin entrar muy profundo en datos, mira:

– el español medio dedicaba 354,1 minutos/día a ver televisión en 1997 (¡nada menos que 5,9 horas!)

– en 2006 dedicaba 388,1 minutos (6,4 horas). (Puedes ver más datos aquí: http://www.lavanguardia.com/vida/20160129/301760504937/espanoles-horas-minutos-consumo-medios.html)

– en 2016, los españoles mayores de 14 años dedicaron una media de 459,5 minutos al consumo de medios. Son 7 horas, 38 minutos y 30 segundos empleados sobre todo en ver la televisión, escuchar la radio y conectarse a internet

– en 2016 de nuevo, se hizo un estudio internacional que mostró que los internautas españoles dedicamos a diario unas 5,1 horas conectados a internet (puedes verlo aquí: http://www.lavanguardia.com/vida/20160127/301705242421/uso-del-movil-consumo-digital-penetracion-tabletas.html ).

Un buen libro…

Un buen libro te permite poner la mirada en el futuro usando lo que otro ha dejado para ti en el pasado. Leer te ayuda a ampliar tu mente. Leer te ayuda a aprender de otros.

Leer es palpitar al mismo ritmo que palpitaba el corazón del escritor cuando componía su obra. (lee más aquí)

Leer es poner en marcha la imaginación y, a partir de lo escrito, volar por mundos nuevos.

Leer es que tu alma se ensanche sin moverte físicamente, pero moviéndote con todo tu ser.

¿Sabes? Hay un dicho popular que dice: “El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”

Ojalá tu y yo, amigo, saquemos más tiempo de calidad para leer. Porque, como dice un proverbio árabe: “Un libro es como un jardín que se lleva en el bolsillo”.

¿Te animas?

Una petición: ¿qué libro me recomendarías para leer?

Libros vs televisión y movil. Ampliar el Alma. Poner en marcha la Imaginación.

Imagen Ben White – Libros Ampliar el Alma

 

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

0

Cambio

El cambio.

Probablemente te habrás dado cuenta que muchas personas de tu alrededor (quizás tú a veces, yo en ciertas ocasiones), intentamos que las cosas cambien: que mi jefe confíe más en mí, que mi matrimonio vaya bien, que en mi trabajo tenga más libertad, que mi hijo adolescente sea más agradable… quizás te habrás dado cuenta que muchas veces, la mayoría de las veces, intentamos que ese cambio sea de fuera hacia adentro. Es decir, la mayoría de las veces intentamos que sea mi jefe el que cambie, en mi matrimonio intento que sea mi cónyuge el que cambie, que en mi trabajo sean mis pares los que cambien, que sea mi hijo adolescente el que cambie. Y claro en la mayoría de las ocasiones el otro no cambia. Porque o no sabe, o… ¡porque no le da la gana!

Cambio de “adentro hacia fuera”

Sabes que soy una firme defensora del cambio de “adentro hacia fuera”. Eso implica empezar a cambiar yo. Sí yo quiero que mi jefe confíe en mí, primero debo de mostrar ser digno de confianza. Sí yo quiero que matrimonio sea feliz, primero debo de ser yo el que muestre alegría y cordialidad. Sí yo quiero que mi trabajo me den más libertad, primero debo de ser yo un empleado más responsable y más colaborador. Sí yo quiero que mi hijo sea más agradable, primero debo de ser yo un padre más comprensivo y cariñoso.

Es difícil, no imposible

Sé que esto te puede parecer una ardua tarea. Puede serlo, no te lo niego. Lo es, seguro. A mí hay  cosas que me cuestan mucho. Pero el que sea difícil no significa que pueda ser imposible. Significa simplemente qué tienes que poner más el foco en eso. Poner más tus valores y tus virtudes a trabajar. Poner más comprensión en ti mismo, perdonarte cuando fallas y animarte a seguir intentándolo.
Cambio. De dentro hacia Fuera. Foco en ti. Capacidades, Fortalezas y Valores.

Imagen Alexandru-Zdrobau-Cambio

Pon el foco en tu cambio

Porque estoy convencida de que al final, si tú pones el foco en tu propio cambio, si tú sigues intentándolo, vas a ser más feliz y estoy convencida de que al final generarás más felicidad en los que te rodean. Y entonces ¡oh milagro! el otro cambiará.
¿Te ánimas a cambiar de adentro hacia fuera?, ¿te animas a ser tú el primero en generar ese cambio?, ¿te animas a centrarte en ti, mirándote con amor y con paciencia, para generar ese cambio?, ¿te animas a dar tu mejor versión?
0

Misión

Misión

Todos hemos nacido con una Misión (si quieres leer más, da aquí). Sabes que soy una firme defensora de la dignidad del Ser Humano, “simplemente” por ser Humano. Sabes, también, que soy una firme defensora de que, junto con nuestra Dignidad, fuimos creados para cumplir una MISIÓN. Muchos no sabrán nunca su misión, algunas personas ni siquiera creen que tengan una misión, muchos no la buscan. Pero el que no la encontremos no significa que no esté ahí. Todos hemos nacido con una misión.

Hoy una persona adorable para mí, cumple años. Es joven, pero desde el principio fue consciente de su misión. ¡Afortunado él! Desde el principio supo que vino a este mundo para desmontar prejuicios, para mostrar la Belleza Real, la de verdad, no la que nos hemos creado los humanos. Este ser, desde el momento de su nacimiento ha hecho pensar a muchas personas. Muchos nos han dicho que, desde que le conocen, han cambiado radicalmente lo que pensaban acerca de gente como él,… ¡¡para bien!!

Sencillez

Este ser muestra con tenuidad (algo tenue, delicado, delgado y débil, de poca entidad, valor o estimación), con sencillez, la grandeza de la sonrisa, la grandeza del esfuerzo. Muestra la grandeza de la SENCILLEZ, de la empatía enorme a los sentimientos de los demás. Ha traído mucha alegría, ternura. Nos ha enseñado a todos una gran virtud: la paciencia. El disfrutar de las pequeñas cosas, el aprendizaje diario.

También, creo yo, ha venido para mostrar la DIGNIDAD que tiene él y cuantos tienen un cromosoma más. Me produce una gran desolación ver que hay tantos a los que no les permiten nacer, a los que le niegan el principal derecho: el derecho a la VIDA. Pero este ser me mira con sus ojos picarones y me dice: “tranquila, poco a poco se irán dando cuenta de la alegría que traemos a este mundo”.

Todos venimos con una misión

Hoy una persona adorable para mí, cumple años. Cinco años. Cinco preciosos años en los que ha desbordado de amor nuestra familia y todos nuestros círculos.

Alex, mi hijo pequeño, el que tiene “deficiencia intelectual”, ha sobrepasado la capacidad intelectual y/o emocional de tantas personas.

Todos venimos a la tierra con una misión. Algunos nunca la conocerán, porque ni siquiera la buscan. Alex conoce desde el principio su misión. Mostrar su grandeza. Esa grandeza que va acompañada del cromosoma extra 21. Esa grandeza que le hace sonreír desde un lugar diferente, más profundo, más desde lo profundo del corazón, desde el alma. Esa misión que le hace ir por la vida, cual bombero, apagando los fuegos de la separación entre humanos, por orgullo, soberbia. Él viene a unir corazones. Y ya ha empezado a cumplirla.

¡Feliz cumpleaños, hijo! ¡Que Dios te siga bendiciendo!

Todos hemos venido con una Misión

Todos hemos venido con una Misión

 

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

0

Powered by WordPress. Designed by WooThemes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies