Baños de Bosque

He recibido varios correos de varios seguidores del blog comentándome que se sentían muy identificados con el articulo “¡Pasea!” que colgué la semana pasada. Ellos me dicen que cuando pasean se les aclaran bastante las ideas y sobre todo si pasean por un parque o por un bosque(además de hacer deporte, añade con humor uno de ellos).

La verdad es que no me sorprende. No solo porque creo firmemente en que todos tenemos distintos tipos de inteligencia y algunos tienen más desarrollada la inteligencia corporal. No sólo por eso.

No me sorprende porque el ser humano lleva miles de siglos insertado en un bosque, evolucionando dentro de la naturaleza. Realmente, lleva poco tiempo viviendo en ciudades. Por eso, todos, TODOS, nos sentimos mucho más a gusto cuando estamos en un bosque. Así, nuestras funciones fisiológicas y psicológicas son el resultado de un largo proceso de adaptación a las condiciones naturales, al bosque, a la naturaleza. No llevamos casi tiempo (a nivel de evolución) viviendo fuera de la naturaleza. Por eso no es de extrañar que la vida artificial moderna nos produzca estrés y ansiedad. Simplemente no estamos adaptados a ella. Porque llevamos miles de siglos adaptándonos a vivir en el medio natural.

Hace tiempo leí que en Japón, país que tiene un término (karoshi, muerte por exceso de trabajo), país con mucha competitividad, con tasas más altas de suicidios, este país está empezando a tener a sus ejecutivos en “Baños de Bosque” (si te interesa leer más te invito a leerlo aquí). ¿En qué consiste? En que grandes empresas invitan cada vez más a sus ejecutivos a ir a dar paseos por el bosque. Pero no cualquier paseo. No sirve ir con el móvil, no sirve ir hablando con un compañero del proyecto en el que están metidos, no sirve ir con la cámara de fotos haciendo fotos a tutiplén. No. Es un paseo por el bosque, para llenarse del bosque. Llenarse de la visión del bosque, llenarse del sonido del bosque (o, a veces, de la ausencia de sonido del bosque), llenarse del olor del bosque, llenarse de las sensaciones en la piel que te da el bosque,… en un paseo para bañarte en el bosque. Sin nadie más. El ejecutivo y el bosque, solos.

Y cada vez más ejecutivos están pidiendo participar en esos programas. Porque notan que les vienen bastante bien. Y además, está científicamente demostrado que tras un paseo de un par de horas por el bosque se reduce la presión sanguínea, decrece la concentración de cortisol en la saliva (biomarcador del estrés), bajan los niveles de glucosa en la sangre, se reduce la actividad cerebral prefrontal y se estabiliza la actividad nerviosa autónoma en los humanos.

Así que te invito a pensar cuánto tiempo pasas a la semana dando un paseo por la naturaleza. Lo idóneo sería pasear por un bosque, aunque a veces no lo tenemos cerca. Pero sí solemos tener cerca un parque. ¿Cuánto tiempo paseas por él? Y tu respuesta, sea cuál sea, te va a dar un indicador de cuánto te estás cuidando.

Y te invito a pensar si te quieres cuidar más. Porque las grandes empresas no es que se hayan vuelto buenas, no es que se hayan vuelto ONGs. No, simplemente se han dado cuenta que cuando sus ejecutivos han pasado tiempo en un bosque, están más centrados, están sin corticol, es decir, han reducido su estrés, sus constantes vitales están mejor.

Y no pienses que si no estás pensando en nada concreto estás perdiendo tu valioso tiempo. Porque la neurociencia cada vez dice más claramente que cuando el cerebro deja de pensar con el lóbulo izquierdo, recoloca bastantes cosas y es capaz de hacer mejor su función.

¿Te quieres cuidar?

 

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

Últimas entradas

Trabajo en equipo

Un Cuento: BUEN EQUIPO "Cierto día dos leñadores fueron a ver al juez: "Venimos de vender…
Ver entrada

Inténtalo. Sigue intentándolo.

Ánimo. El pasado Martes, Facebook me recordó un mensaje que recibí el 11 de Junio de…
Ver entrada

Crecimiento Bambú: Objetivos

Comenzamos con un cuento. Hace mucho, mucho tiempo, dos agricultores iban caminando por un mercado cuando…
Ver entrada

Alegría en la búsqueda de sentido

Buscando el sentido: Alegría Alegría en la búsqueda de sentido. Vivimos con sentido. Buscando sentido. Encontrando…
Ver entrada
2 Comments
    • Teo
    • 16 noviembre, 2014
    Responder

    Gracias por el enlace a nuestro blog Los Árboles Invisibles y al artículo sobre "Shinrin-yoku, la medicina del bosque". Un saludo, Teo.

  1. Responder

    De nada, Teo. Me gusta compartir aquellas cosas que me han gustado y que pueden ayudar a otras personas.

    Un beso, Élida

Deja un comentario