Archive | Actitud

Aceptarse y quererse

Fin de un proceso

Acabo de terminar un proceso con un coachee. Ha sido un camino glorioso. Sí, me sale la expresión GLORIOSO: ha aprendido a Aceptarse y a Quererse. Se estaba trabajando la relación con su jefe y sus pares… y la persona que hace unos meses me llamó estaba totalmente desbordada. No veía salida a esa relación. El trabajo le gustaba, pero la relación con su jefe y sus pares le desbordaba completamente.

Aceptarse y Quererse

Estos meses le han servido para aceptarse a sí mismo (había tantas cosas de su comportamiento de las que no era consciente) y para aceptar a los otros.

Tras esa ACEPTACIÓN a él mismo, ha venido el QUERERSE a sí mismo. Y ambas caras de la moneda (aceptación y quererse) han hecho que a día de hoy (palabras textuales suyas) “el mayor cambio es que ahora mando yo en mí, soy yo él que mando en mi vida. No son las circunstancias las que me dirigen, sino yo”. ¡¡Qué grande es mi coachee!! Y al mismo tiempo se ha dado cuenta del enorme cambio que ha producido en su interior: ahora no intenta dirigir, ni controlar a los demás. Ahora “pienso que lo importante es que cambie yo, y lo que yo hago. Y que no puedo cambiar a los demás”.

Recuperar el volante de su vida

¡¡Cuánto amo mi profesión!! ¡¡Cuanto me apasiona el ser compañera de camino a una persona que se atreve a mirar dentro de si misma para recuperar el volante de su vida!! Es glorioso cuando la persona recupera el poder y se pone a hacer lo que depende de ella. Exclusivamente lo que depende de ella, sin pretender cambiar al otro. Sabiendo que… ¡¡oh sorpresa!! una vez que sueltas al otro y te centras en tu cambio, ¡el otro empieza a cambiar!

Gracias

¡Sólo me sale decir GRACIAS a todos mis coachees! Es un verdadero honor que me permitan ser compañera de camino durante un tiempo. ¡¡Gracias!! Es apasionante acompañar a una persona que se atreve a dar su mejor versión.

Hoy creo que he crecido un centímetro. Me apasiona mi trabajo, ¿y a ti?

0

Frutos

Ver el fruto inmediato

Recuerdo un cliente que quería organizarse mejor. Sabía que para conseguirlo, necesitaba verle los frutos inmediatos y era consciente de que no era bueno, porque hay veces que las cosas son plantas que dan los frutos a la larga. Pero él perdía las ganas de hacer las cosas que se había propuesto cuando no veía el fruto inmediatamente.

Yo le hice una pregunta: ¿Qué cosas has hecho a lo largo de tu vida, que no veías frutos, pero que al final han sido buenas para ti? Se sorprendió de la cantidad de respuestas que dijo. Hubo muchas cosas que no las hizo queriendo, incluso algunas las hizo obligado o por rutina, o por cabezonería. Estudiar una carrera, conocer a gente, aprender inglés, dedicarle tiempo a su familia, ir a misa de adolescente,… Pero se dio cuenta de que, de todas esas cosas que había hecho a lo largo de su vida, al final había salido un fruto muy bueno para él. Y se dio cuenta de que se sentía muy bien por haber seguido haciendo las cosas, aunque no viera el fruto. De hecho, dijo una frase que a mí me encantó y que quiero compartirla contigo. “Me siento bien. El mundo está igual, pero yo no estoy igual. Ha sido mucho trabajo, pero si me hubiera parado a recoger antes el fruto, no hubiera sacado todo su brillo”. ¡¡Qué grande es mi cliente!!!

Crecimiento en el sufrimiento

Opino exactamente igual que él. Por lo menos en mi vida ha pasado eso. Cuando aparece la adversidad, cuando te van mal las cosas, en esos momentos puedes crecer. Ayer hizo seis años que #Alex_Up, con tan sólo 20 días ingresó medio muerto en el hospital. Se había ahogado y tuvieron que reanimarle. Estuvo 10 días en la UCI. Fueron días durísimos para nosotros, que encima salíamos de que me había dado el ictus a mí hacía 14 días. Pero más allá del dolor, del sufrimiento,… después lo miras y ves todo lo que cada uno de nosotros hemos crecido. Y no seríamos iguales si no nos hubieran pasado esas cosas.

Cambiando nuestra Actitud

En Coaching nunca trabajamos el pasado, es el que es y no podemos cambiarlo. El Pasado nos puede servir para sacar todas las cosas que hemos aprendido y lo que hemos crecido. Y cuando lo tengamos claro, nuestra actitud hacia el Presente cambiará. Y cambiando nuestra actitud, empezaremos a crear un nuevo Futuro. ¿Qué cosas has vivido en tu vida? ¿Cuánto has aprendido de ellas? ¿Cuánto has crecido gracias a ellas?

Aprendizaje y crecimiento en el dolor. Elida Peñalver

Aprendizaje y crecimiento en el dolor. Elida Peñalver

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

#mejorversión
#mejorversion
#organizarsemejor
#orden
#planning
#cuidarse
#Coaching
#pasado
#presente
#futuro
#UCI
#dolor
#sufrimiento
#adversidad
#muerte
#crecimiento
#ElidaPeñalverCoach
#ElidaPenalverCoach

0

Seis años

(Esta entrada la escribí el 25 de Abril)

Cumpleaños (segundo)

¡Hoy es mi cumpleaños! ¡¡Cumplo 6 años!! Los que me conocéis desde hace poco, quizás no sabréis que a mí me dio un ictus bastante grave y ¡¡gracias a Dios!! estoy viva.

Hace unos días un amigo, hablando de las secuelas que aún me quedaban del ictus (no sé escribir a mano bien del todo, tengo el pie en garra,…), me comentó “bueno, es que sólo han pasado 6 años”. A mí me llamó la atención, porque me parece que ha pasado mucho tiempo, pero la verdad es que es cierto: solo han pasado 6 años y me estoy recuperando muy bien. Esto me ha hecho pensar muchas ocasiones en las que las cosas no van todo lo rápido que nos gustaría y al mismo tiempo hay muchas ocasiones en las que las cosas van al ritmo adecuado y eso nos ayuda a ir avanzando poco a poco. Piano, piano.

Piano, piano.

Aunque nosotros no lo entendamos. 😉

Es cierto que me hubiera gustado muchísimo recuperar mi letra de antes, es cierto que hubiera gustado muchísimo ir avanzando con el pie, es cierto que me encantaría tener la memoria que tenía antes. Pero al mismo tiempo, todo este camino me ha servido de un aprendizaje inmenso: un aprendizaje externo y un aprendizaje interno. Y eso no lo quiero quitar para nada. Porque ahora gracias a mi ictus, gracias a sus secuelas, gracias a mi trabajo personal para recuperarme de las secuelas, soy más sabía, soy más comprensiva con los demás, tengo bastante más clara mi misión en la vida.

Así que ¡benditos estos 6 años de recuperación del ictus!

Pequeños detalles

Hoy varias personas me han sorprendido felicitándome por mi segundo nacimiento antes de que yo dijera nada. Con esos pequeños detalles, con esos pequeños trabajos para mejorar nuestras secuelas, con esa actitud de agradecimiento a los demás todos seremos más felices. Yo, tú, los demás…

Ser Agradecido, Elida Peñalver

Ser Agradecido, Elida Peñalver

¿Te apuntas a #seragradecido ? Si te apuntas pon el hashtag en tu comentario.

#mejorversión
#mejorversion
#ictus
#agradecimiento
#Dios
#gracias
#amor
#love
#pequeñosdetalles
#actitud
#ElidaPeñalverCoach
#ElidaPenalverCoach

0

Experiencia tras un Ictus

 

Dando mi mejor versión

Esta semana, tal y como te comenté, ha sido muy ajetreada. Dos días haciendo Coaching ejecutivo en una empresa de Zaragoza. Una charla para médicos del SUMMA acerca de mi experiencia con el ictus, testimonio en una oración por la vida en Alcalá, formación para monitores… ¡¡Lo he conseguido hacer dando mi mejor versión!! Iré contándote lo que he hecho en cada ocasión. Hoy quiero contarte la charla a los médicos. ¿Te parece?

Agradecimiento

Comencé AGRADECIENDO. No lo llevaba preparado. Pero tener a tantas personas que se dedican en las ambulancias de urgencias a salvar la vida a otras personas, que probablemente nunca más sabrán de esa persona (si estará viva, si quedó bien o en silla de ruedas,…), hizo que me saliera natural. Les agradecí, en mi nombre y en el de todas las personas a las que han atendido en la ambulancia que no han tenido ocasión de decirles GRACIAS.

A continuación les conté mi experiencia como paciente de un Ictus Grave.

Físico

A nivel físico es bastante duro. De repente te encuentras con que no sabes hacer nada, pero nada de nada. Ni andar, ni moverte, ni hablar, ni limpiarte los dientes, ni escribir,… Y tienes que volver a aprender. Algunas cosas me costó menos (por ejemplo, andar, a las dos semanas era capaz de andar despacito), otras me costó mucho más (por ejemplo, hablar, tuve que ir todos los días al logopeda durante un año y medio para ser capaz de hablar bien). Otras sigo aprendiendo (por ejemplo, escribir, que sigo mejorando).

Mental

A nivel mental de repente te das cuenta de que ha disminuido mucho tu Inteligencia Racional. Yo siempre he sido bastante inteligente y ahora reconozco que no lo soy. Que hay cosas que no soy capaz de entender el razonamiento lógico (y que son bastantes sencillas). También disminuye (¡¡radicalmente en mi caso!!) mi memoria. Es bastante duro. Sin embargo, he descubierto que, tras mi ictus, a pesar de que mi inteligencia ha disminuido, ha aumentado bastante mi Sabiduría.

Emocional

A nivel emocional, es frustrante, triste. Al principio, no recordaba cosas muy cercanas a mi corazón. Por ejemplo, a Ángel, mi esposo, en varias ocasiones le tuve que preguntar: “perdona, ¿cómo te llamabas tú?”. En los primeros días en la UCI del Clínico, no recuerdo haber sido consciente de que tenía dos hijos (¡¡qué duro es no recordar a tus hijos!!). Y también fue muy triste no recordar palabras de uso diario: reloj, vestido, sarten… Sin embargo, toda esa situación, hizo que yo sacara todos mis valores: Coherencia, Perseverancia, Luchadora, Fortaleza, Cariñosa, Auto-exigente, Valiente, Confianza… Y que luchara por seguir adelante, vivirlo con alegría, pensar en mis hijos, ¿qué pueden aprender de mí?

Espíritu

Y a nivel de Espíritu, esto fue lo que más me ayudó. Veía que ya no era la persona inteligente que había sido. Veía que no era capaz de hablar (nada al principio, algo más después), veía que necesitaba ayuda para cosas muy sencillas… eso me podría haber hundido. Pero yo, afortunadamente, en mi formación como coach, había descubierto mi Identidad. Y estaba conectada con mi ESENCIA. Soy un ser que AMA y que necesita Amor. Puedo no ser tan inteligente. Podré no saber comunicarme verbalmente. Puedo no saber hacer cosas sencillas. Pero puedo AMAR y puedo recibir amor. Y también tenía a mi lado a Dios, ¡que podía hacer milagros! (como de hecho hizo conmigo).

El equipo sanitario

¿Qué recibí de los médicos y del resto del equipo sanitario? Les dije varias cosas que pueden mejorar. Por ejemplo, ciertas frases que pueden hundir al paciente. ¡Cuántos neurólogos me han dicho “lo que no consigas los seis primeros meses, ya es difícil que lo consigas”! Menos mal que yo no les he hecho ni caso. Por eso sigo mejorando mi escritura. Por eso, sigo mejorando mi pie en garra. También tienen que mejorar la escucha al paciente, no sólo a la parte técnica.

También recibí muchas cosas buenas del equipo sanitario. Muchas sonrisas, muchísimos cuidados. Que gusto da cuando te encuentras con un médico, una enfermera, que ve a la Persona (no el cuadro clínico). ¡Cuanto necesitamos profesionales sanitarios Humanistas!

Y uno de los mejores regalos de mi Ictus (que me trajo muchísimos), fue conocer a Concha García Villanova al frente de todo su equipo.

Motivando a profesionales sanitarios

Me encantó motivar a todos los profesionales sanitarios. Me encantó animarles a que busquen la EXCELENCIA, que siempre pasa por hacer bien la parte técnica (para lo que necesitan seguir en formación continua) y también implica ver en todo momento a la persona que tienen delante.

Todos podemos sacar nuestra fortaleza interior. No es necesario que nos de un Ictus. Cuando una persona intenta todos los días dar su mejor versión, al final consigue sacar su fortaleza interior. ¿Te animas?

Charla SUMMA Ictus (Ángel Pérez, Nicolas Riera, Laura Izquierdo, Concha García-Villanova y Élida Peñalver)

Charla SUMMA Ictus (Ángel Pérez, Nicolas Riera, Laura Izquierdo, Concha García-Villanova y Élida Peñalver)

#mejorversión
#mejorversion
#fortalezainterior
#ictus
#SUMMA
#Amor
#agradecimiento
#medicos
#excelencia
#superación
#humanismo
#love
#ElidaPeñalverCoach
#ElidaPenalverCoach
0

Emociones

Emociones

Si te acuerdas, hace poco escribí acerca del miedo y de la necesidad que tenemos todos de aprender a gestionar el miedo desde un lugar diferente al de paralizarnos. Hoy voy a seguir hablando de este tema, pero voy a ir al inicio del todo. Voy a hablar de las emociones.

Las emociones básicas son 5: alegría, rabia (enfado), miedo, tristeza y asco. Salvo la alegría, que es una emoción que “interpretamos” como “buena”, todas las demás (enfado, miedo, tristeza y asco), las “interpretamos” como “malas”. Claro, todos queremos tener mucha alegría en nuestras vida y, ¡¡no, gracias!! ¡no queremos nada de enfado, ni de miedo, no de tristeza, ni de asco!!

Papel de las emociones

Me voy a dar permiso para hacerte pensar un momento. Que el ser humano lleva “arrastrando” estas emociones desde hace cientos de miles de años es verdad, ¿no? Cuando el ser humano comenzó a tener el “comportamiento humano” (que lo diferenció de los primates), eso hizo que la mente humana evolucionara bastante más rápido, lo que al final ha llevado al ser humano a ser quien es hoy. ¿Qué papel han tenido ahí nuestras emociones?

Aunque hoy no voy a entrar en ellas, me gustaría que pensaras esta pregunta. Porque si las emociones fueran “malas”, la evolución del ser humano hace siglos que se las habría cargado. Por tanto, ¿y si TODAS las emociones fueran buenas? ¿y si TODAS están para que tomemos consciencia de algo que nos puede servir? ¿Y si TODAS las emociones nos han servido, como especie, para llegar a donde hemos llegado?

Deja de juzgar las emociones

Creo que va siendo hora de que dejemos de juzgar a nuestras emociones. Creo que va siendo hora de que tomemos consciencia de que lo que hacemos mal no es la emoción. ¡¡Ella esta ahí para avisarnos de algo!! Lo que hacemos mal es el cómo la gestionamos: el enfado nos saca de nuestras casillas, el miedo nos paraliza, la tristeza nos lleva a la depresión. ¡Lo que tenemos que hacer es aprender a gestionar nuestras emociones de forma diferente a como hasta ahora hemos hecho! Es mejor quitarnos la venda de los ojos y ver las emociones como lo que son: compañeras nuestras de camino.

Las emociones disfuncionales, que surgen de las básicas: el resentimiento, rencor, impotencia, frustración, desesperanza, etc. tenemos que aprender a gestionarlas. Y eso pasa por aceptar que todas están para que tomemos consciencia de algo.

¿Cuál te parece más importante aprender a gestionar?

Voy a hablar de todas las emociones básicas, pero si quieres, dime qué emoción quieres que me centre más en ella.

¿Te apuntas a aprender a gestionar tus emociones de forma mejor para ti?

Emociones Elida Peñalver (Oscar Keys Unsplash)

Emociones Elida Peñalver (Oscar Keys Unsplash)

¡Si consideras que puede servirle a tus amigos, compártelo!

#mejorversion
#mejorversión
#emociones
#enfado
#rabia
#miedo
#alegría
#tristeza
#asco
#gestionemociones
#serhumano
#felicidad
#ElidaPeñalverCoach
#ElidaPenalverCoach

14

“Perdiendo” el tiempo

¿Un café?

Hace poco, una amiga se puso en contacto conmigo por messenger. Me dijo: “Me gustaría contarte algo y pedirte de tu generosidad en crear cadenas de oración!. Además de ayudarme con tu experiencia personal.” Yo quedé con ella a tomar un café. Allí me contó que le habían detectado un quiste en el medio del cerebro y que le tenían que operar… con el miedo que genera que te abran el cráneo para quitártelo.

Estuvimos hablando largo y tendido mucho rato. Me pregunto por mi experiencia tras mi ictus, el cómo fui capaz de llevar todo lo que me pasó. Me hizo todo tipo de preguntas. Cómo podría decírselo a sus hijos (que son pequeños), para qué lo sepan sin preocuparse. También me preguntó cómo llevé mi relación con Dios en esos momentos tan duros. Cómo mantener la serenidad en momentos así.

Individualismo Vs Social

Siempre he pensado que el hombre, más allá del individualismo tan enorme que nos quiere absorber, es un ser SOCIAL. Todos nos necesitamos. Necesitamos al otro. Todos, a veces necesitamos su experiencia, a veces necesitamos su consejo, a veces necesitamos su escucha… Todos necesitamos al otro.

“Perder el tiempo”

Es verdad que últimamente tengo mucho trabajo. Pero me alegro de haber “perdido” mi tiempo en tomarme un café con ella. Porque al final compartir un rato es compartir tu vida. Es mostrarte y dejar al otro que se muestre. Tal y como es, en su vulnerabilidad, en su miedo, en su desolación, en su alegría, en su fuerza. Cuando nos mostramos así, estamos agrandando el mundo. Frente al individualismo, que al final nos hace más pequeños. ¡Gracias Amiga!

Rezar

Ahh!! Si quieres, reza por ella, dentro de nada será la operación. Seguro que, aunque ella nunca sepa que tú has rezado por ella (igual que yo hay mucha gente que rezó por mi que nunca la conoceré), Dios lo sabe. Y Él es quién da el ciento por uno. Reza también por José María. Ya está en Barcelona para que le inyecten los linfocitos del ensayo CART. Van a ser días difíciles para él y para su familia. Seguro que nuestra oración les sostendrá. ¡Dios te lo premiará!

@ponundownentuvida
#mejorversion
#mejorversión
#ictus
#autoestima
#empatia
#individualismo
#Dios
#oración
#Amor
#sindromedown
#Diospremia
#Diosdevuelveelcientoporuno
#social
#nosnecesitamos
#trabajo
#ElidaPeñalverCoach

Seres Sociales, Elida Penalver (Imagen Josh Boot, Unsplash)

Seres Sociales, Elida Penalver (Imagen Josh Boot, Unsplash)

0

Cuida lo que quieres

¡Nos rodean!

En esta sociedad en la que vivimos, nos rodean miles de cosas: el móvil, el trabajo, el transporte, la televisión, el estar guapos, el gimnasio, el fútbol, los viajes, el ir a última moda, etc. Estamos rodeados de muchos estímulos externos.

También estamos rodeados de muchos estímulos internos: la casa, los hijos, la comida, las actividades extraescolares,…

Parar y recolocar

Al final todo eso nos absorbe, y nos quita muucchooo tiempo. Por eso es sumamente necesario parar de vez en cuando, para recolocar todo, cada cosa en el lugar que le corresponde. Porque, al final, lo que cuidas es lo que quieres. Si yo digo que mi familia es lo más importante para mí y luego me tiro horas con el móvil sin sacar tiempo para estar jugando con mis hijos… una cosa es lo que digo y otra cosa es lo que realmente hago. Si yo digo que mi trabajo es muy importante y luego pierdo el tiempo con revistas de motos o de decoración… una cosa es lo que digo y otra cosa es lo que realmente hago.

Dedicar tiempo a lo importante

Por eso, como para mí es tan importante la coherencia (el decir y hacer lo mismo), este fin de semana he estado yo sola con Ángel, mi esposo. Porque para mí, la relación con él es lo más importante de todo. Es lo que, además, da soporte a todo lo demás. Por eso, como lo quiero mucho, lo quiero cuidar.

¿Qué es difícil? (me parece estar escuchando una vocecita diciéndolo) ¡¡Sí, es verdad!! Sobre todo si tienes niños pequeños. Pero hay que sacar algo de tiempo. Porque mis niños pequeños aprenderán a amar si ven cómo nos amamos Ángel y yo. No de teoría, no con discursos. Aprenderán con lo que vean.

El día a día viene con muchos momentos de prisas, de enfados, de malas contestaciones, que hay que cuidar. Y, de vez en cuando, hay que sacar un tiempo de calidad para dar fuerza a lo verdaderamente importante. Y así luego cuidar las cosas del día a día.

Quédate con esa frase: lo que cuidas, es lo que quieres. ¿Qué quieres cuidar tú?

Cuida lo que quieres - Elida Peñalver

Cuida lo que quieres – Elida Peñalver

#mejorversion
#mejorversión
#matrimonio
#cuidar
#hijos
#amar
#amor
#pararyrecolocar
#esposos
#ElidaPeñalverCoach

0

Victima o responsable. Tú eliges

Actitud de Victima

Muchas veces, cuando pasa algo que nos desagrada, solemos buscar culpables fuera: es que mi compañero de trabajo tiene un carácter tal, o es que el ambiente es cual, o es que mi jefe es, o es que mi hijo me saca de los nervios, bla bla, bla,… Así estamos siendo reactivos. La culpa es de los demás y yo no puedo hacer nada. Tomamos la actitud de VICTIMA. ¡¡Ay pobrecita de mí!!

Pero vemos que ese mismo problema nos vuelve a pasar, en distintos ambientes, en distintos trabajos, con distintas personas… Y empezamos a darnos cuenta de que, quizás, el problema no esté fuera de mí, sino que el problema está dentro de mí. Y tomamos conciencia de que YO tengo que cambiar algo, tengo que mejorar algo.

Asumir mi responsabilidad

En ese momento es que yo tomo conciencia de ello, puedo asumir mi propia responsabilidad. Y en el momento en que asumo mi propia responsabilidad, dejo de ser victima, de buscar culpables y me pongo manos a la obra para mejorar yo.

Actitud Proactiva

¡¡Es un momento importantísimo!! Porque a los demás no puedo cambiarlos, ¡¡¡¡pero a mí mismo SÍ!!!!! En ese momento paso de estar en estado reactivo (victima: los demás son los culpables) a estado PROACTIVO (yo soy el responsable de mi vida y puedo cambiar).

En resumen, las personas muchas veces notamos que tenemos un problema. Es normal, todos tenemos problemas. La diferencia entonces, está es quedarnos en el punto de saber que tengo un problema y busco culpables fuera o en buscar cómo avanzar, porque soy consciente que yo, asumiendo las responsabilidad en mi vida, puedo cambiar algo y así me pongo manos a la obra.

Problemas hacen crecer

De hecho, tú y yo hemos sido capaces de conseguir que ciertos problemas que hemos tenido a lo largo de nuestra vida nos hagan crecer. Y ese crecimiento ha resultado grandioso (a pesar de que el problema nos hacía sufrir). La mayoría de las veces hemos conseguido crecer nosotros solos (o con la ayuda de libros, de información, de vídeos). Hay otras veces, en las que, cuando veo que yo sólo no puedo, puedo contratar a una persona que me ayude a adquirir técnicas y recursos para dejar de tener ese problema (la mayoría de mis clientes me contratan en ese punto). Pero al final, el paso más importante es tomar conciencia de que yo soy el responsable de mi vida y puedo cambiar.

Tú puedes elegir si quieres seguir siendo Victima o si quieres ser Responsable de tu propia vida. Te aseguro que si eliges la segunda opción, ¡serás más feliz! ¿Qué eliges?

Elida Peñalver Victima (Imagen Aimee Vogelsang)

Elida Peñalver Victima (Imagen Aimee Vogelsang)

¡Si consideras que puede servirle a tus amigos, compártelo!

#mejorversion
#problemas
#Felicidad
#MenteProactiva
#MenteReactiva
#responsabilidad
#asumirresposabilidad
#Cambio
#Victima
#responsable
#ElidaPeñalverCoach

0

Personas reactivas y Proactivas

Personas Reactivas y Proactivas

Existen personas reactivas y otras son Proactivas. Todos tenemos deseos, queremos conseguir algo. Todos. Sin embargo, en mis años estudiando al ser humano, he constatado como muchas personas encuentran la excusa perfecta para paralizar proyectos, o para desanimarse, cuando hace frío, o llueve (“es que estoy como el tiempo”, “no sé qué me pasa, debe ser el tiempo”, “estos días me generan melancolía”…), o cuando son tratados mal por otra persona.

Hace años me leí el fabuloso libro de Stephen R. Covey “Los 7 Hábitos de la Gente altamente Efectiva”. En él, Covey habla de la mente Reactiva y la Mente Proactiva.

Las personas reactivas son aquellas que están condicionadas, por lo externo, por la educación que han recibido, por los condicionantes de su vida (“es que mi jefe es…”, “si mi mujer fuera…”, “si tuviera…”). Tanto que hasta el propio clima las condiciona: si hace sol están alegres y pueden hacer sus planes. Si llueve o hace frío… ya no puedo hacer mis planes, o me pongo de mal humor.

Personas Proactivas

Las personas Proactivas, por el contrario, no están condicionadas por factores externos. Les afectan (claro que si) pero no les condicionan. Su conducta, sus acciones, sus comportamientos, sus respuestas ante las cosas que les van pasando en la vida no dependen de las cosas de fuera (climatología, suerte, defectos de los demás, ambiente, educación recibida, etc.). Su conducta está basada en una respuesta elegida. Y esta respuesta está basada en los principios que gobiernan su vida: sus VALORES.

Por ejemplo: ante una persona que me está tratando mal, si soy una persona reactiva mostraré un comportamiento bien de hundirme (con tristeza o yéndome a un rincón) o bien de atacar (respondiendo con malos modales). En cambio, si soy una persona Proactiva, si uno de mis valores es tratar bien a los demás, responderé con un comportamiento sereno, de respuesta equilibrada. No dejaré que el mal humor o los defectos del otro, me lleven a mostrar un comportamiento (reacción) que yo no deseo, porque no está alineado con mi VALOR.

Tú eliges al final de qué color quieres que sea tu paraguas: ¿negro o de color?

Personas Reactivas y Proactivas

Personas Reactivas y Proactivas

Si te interesa este tema, dímelo y mañana sigo escribiendo acerca de él.

#mejorversion
#Deseos
#Felicidad
#MenteProactiva
#MenteReactiva
#PlandeAcción
#Proyectos
#Valores
#ElidaPeñalverCoach

0

Gimnasio para ser fuerte

Al gimnasio

A todos nos cuesta perdonar. Porque somos débiles. Las personas que consiguen perdonar son aquellas que van al gimnasio. Y son fuertes porque han entrenado mucho. Como decía Gandhi: “El débil nunca puede perdonar. El perdón es el atributo del fuerte”.

Todos tenemos temas, o personas que nos cuesta perdonar. Hay cosas y personas que nos cuesta menos. Y hay cosas y personas que nos cuesta más. ¿Verdad que te sientes identificado con eso? Es normal. Hay cosas que nos duelen más, bien porque la herida que han causado es mayor, bien porque la herida ha caído encima de otra herida previa (en la mayoría de los casos pasa esto último). Hay personas que nos hacen más daño, normalmente porque habíamos depositado nuestra confianza en ellos.

Ve al gimnasio del perdón

Te invito a que vayas al gimnasio del PERDÓN. Y como cualquier novato en el gimnasio, no vayas a lo más difícil. Te invito a que comiences perdonando a las cosas o personas que menos daño te han hecho. Así vas “haciendo músculo”. Y así, poco a poco, tendrás más fuerza interior para avanzar por los distintos entrenamientos (es decir, tendrás más fuerza interior para conseguir perdonar a cosas o personas que te dañaron más).

Contrata un buen entrenador

Obviamente hay entrenamientos en el gimnasio que puedes hacerlo tú solo. Aún así, yo siempre recomiendo buscar a un buen entrenador. El mejor entrenador para el perdón puede ser tu propia conciencia (que siempre buscará que tú seas feliz, y entre tú y yo, nunca serás feliz del todo si guardar rencor a alguien o algo). Y, si eres creyente, el MEJOR entrenador de todos es Jesús. Así que contrátalo tan pronto como puedas (encima está deseando ser contratado).
Un aviso, hay ciertas cosas y personas que tú sólo no puedes conseguir perdonar. Ahí sí o sí, tienes que contratar al mejor entrenador. Si quieres rendir tanto como Rafa Nadal, tienes que tener un entrenador buenísimo.
¿Te animas a ir al gimnasio? Seguro que te irá genial. Y si contratas al MEJOR entrenador, conseguirás ser fuerte y… ¡¡serás más libre y más feliz!!
Perdón fuertes - Elida Peñalver

Perdón fuertes – Elida Peñalver

2

Powered by WordPress. Designed by WooThemes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies