Archive | Crecimiento

Personas libres

Libre

Es mucho más fácil dirigir al esclavo que dirigir personas libres. Pero menos eficaz.

Aristóteles lo tenía claro. Mejor trabajar con personas libres. Aunque no sea tan fácil.
Sé libre.
Deja que los de tu alrededor también lo sean.
¿Quién quiere trabajar con una persona que no ve su grandeza? ¿Quién quiere ser esclavo? Trata bien a tu equipo. Rendirá al máximo.
Ojo. Equipo = cualquier grupo de personas (trabajo, amigos, familia, etc.)

Elida Peñalver – Personas Libres

#tumejorversión
#libertad
#grandeza
#eficaz
#equipo
#familia
#ElidaPeñalverCoach
0

Crecimiento Personal, ¿vamos?

Crecimiento Personal

El crecimiento personal es un camino, que se recorre dando pasos concretos, dirigidos y conscientes, hacia donde quieres llegar.
 
El crecimiento personal a veces nos lleva a sitios que no conocemos y, como es lógico, eso a veces nos asusta.

Crecer y dar tu mejor versión.

El crecimiento personal al final siempre hace que crezcas y des tu mejor versión.

Felicidad

Y ese camino siempre reporta felicidad y satisfacción.
 
¿Estás caminando tu camino?
Crecimiento Personal Imagen Joanna Kosinska

Crecimiento Personal Imagen Joanna Kosinska

 
#crecimientopersonal
#ElidaPeñalverCoach
#dartumejorversión
 
Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo. Y si crees que puedo ayudarte en tu crecimiento personal, cuenta conmigo.
0

Propósitos de Septiembre

Propósitos de Septiembre

Septiembre es el mes de los buenos propósitos. Todos nos comprometemos este mes de inicio de curso a conseguir perder peso, o a mejorar nuestro inglés, o a ir al gimnasio, etc. Excelentes propósitos.

Si queremos conseguir “algo” qué ocurra con frecuencia en nuestra vida, tenemos que conseguir que ese “algo” se convierta en un hábito. Sólo así, sí es un hábito, podremos saber que lo repetiremos con frecuencia, diariamente.

Hábitos

Para generar un hábito tenemos que tener tres cosas:
– el conocimiento (qué hacer y por qué)
– la capacidad (cómo hacer)
– y el deseo (el querer hacer)

¿Por qué a veces no lo consigo?

En mi caso, soy consciente de que algunos hábitos que he pretendido instaurar a lo largo de mi vida y que en su momento no lo conseguí, a día de hoy, sé que fue o bien porque no sabía qué quería instaurar exactamente, o bien porque no sabía como tenía que ponerlo en marcha, o bien porque realmente no quería conseguir ese hábito.

Por eso es importante trabajar sobre el conocimiento (qué quiero hacer, por qué quiero hacerlo, para que quiero hacerlo), trabajar sobre la capacidad (cómo tengo que hacerlo, como quiero hacerlo) y sobre el deseo (querer hacerlo). Sólo así conseguiremos implementar un nuevo hábito y sólo así se puede romper ciertas formas de hacer las cosas, de pensar, de actuar, que han tenido hegemonía sobre nosotros durante años.

Nuevo propósito: conseguir felicidad

El proceso de instalar un nuevo hábito, puede necesitar a veces mucho esfuerzo. Por eso, para instaurar un nuevo hábito, hace tiempo que descubrí que es mejor que esté motivado por un propósito superior: que ese nuevo hábito me vaya a dar más felicidad.

Todos buscamos la felicidad. Si la felicidad es, al final, el propósito superior de nuestro nuevo hábito, sacaremos las fuerzas, la actitud, el esfuerzo, para conseguir sustituir lo que queremos ahora (lo que conseguimos con el antiguo hábito) por lo que queremos después (lo que un conseguiremos con el nuevo hábito).

Hábitos. Propósito mayor: la felicidad. Imagen Jeshoots Com (Unsplash)

Hábitos. Propósito mayor: la felicidad.
Imagen Jeshoots Com (Unsplash)

#felicidad
#hábitos
#ElidaPeñalverCoach
#dartumejorversión

Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo. Y si crees que puedo ayudarte en la creación de nuevos hábitos, cuenta conmigo.

0

Quisiera

Quisiera. A veces vivimos de los “quisiera”. Quisiera que mi empresa crezca, quisiera un ascenso, quisiera una relación buena con mi esposa, con mi marido, tener buena relación con mis hijos, mejorar mi saque en tenis, dar una conferencia, lanzar un curso, lanzar un nuevo producto, etc,…

¿Qué haces?

Pero no lo conseguimos. Hace tiempo oí una frase que me llamó la atención: “es bien fácil querer el resultado final, lo importante es querer los medios”. Por favor, léela de nuevo. Los fines todos los queremos: yo quisiera hablar en público, yo quisiera lanzar un nuevo producto, yo quisiera llevarme bien con mis hijos, yo quisiera tener una relación estupenda con mi esposo. ¡Todos queremos los fines! Si nos centramos en querer los resultados y no queremos los medios, los pasos, no lo vamos a conseguir.  Porque el resultado siempre es el fin y el fin siempre llega después de los pasos. Es imposible querer algo, sin querer dar ningún paso para conseguirlo. Imposible.

Haz algo

¿Pero qué haces? Si quieres tener una relación buena con tu esposa, haz cosas. Queda con ella, habla con ella, marca un día a la semana para salir con ella. Si quieres tener una buena relación con tus hijos, ponte a jugar con ellos, escúchales, dales abrazos, ríete con ellos. Si quieres dar una conferencia, busca una sala, anúnciala en la redes sociales, invita a gente. Si quieres algo, ¡¡HAZ ALGO!! En este artículo escribí más sobre el tema.

Sueños

Porque si no haces cosas, vas a ser una persona que vive de sueños, de “me gustaría”, de “quisiera”… pero si no haces nada, los sueños, sueños son (como decía el estupendo Calderón de la Barca en el monólogo de Segismundo).

Moneda: reflexión-acción

En mi trabajo como coach, me encanta ayudar a las personas a pasar de los “quisiera” a las acciones. El Coaching es como una moneda, con dos caras. La cara de la reflexión hace que la persona se dé cuenta de algo. La cara de la acción es la que, en base a esa toma de conciencia, de ponga en marcha para conseguirlo. Así, poco a poco, es como la persona pasa de los quisiera a ponerse manos  a la obra. ¡Y al final consigue su objetivo!
Y tú, ¿quieres ser Segismundo o quieres ser tu mejor versión?

     Imagen Andrew Neel.
  Pasar de los Quisiera a la Acción

0

Celebración

Celebración

Celebración. Aunque estos días estoy muy ocupada, como echo de menos el escribir en el blog, hoy he decidido que quiero poner en mi agenda un hueco para escribir. Porque ayer celebramos algo muy importante. ¡El segundo cumple de Alex!

Dos cumples

Como sabrás, Alex, al igual que yo, tiene dos cumples: el primero es el día que nació y el segundo es el día en que tuvo una segunda oportunidad para vivir. Y entre ambos días, solo hay 28 días entre medias. Y entre medias está mi ictus. Lo cierto es que cada vez que pienso en ese mes del 2012… ¡¡qué duro fue!! Sobre todo, no tengo la menor duda, para Ángel, mi marido. En 14 días estuvo a punto de perder a dos de las tres personas que más quiere en este mundo. ¡Y lo llevó siempre con una sonrisa!

Todos tenemos una misión

Sabes que creo firmemente que todos venimos a este mundo con una misión (si quieres leer más, pulsa aquí).  Alex tiene una misión. Y su misión no duraba sólo 28 días. No. Por eso estamos de celebración.

Alex tiene una misión. Aún no sabemos cuál es exactamente. Pero intuimos por dónde puede ir.

Azucar, levadura

Este niño, sonriente, simpático, tierno, viene a este mundo a mostrarle la grandeza de un SER tal y como viene. Su DIGNIDAD, a pesar de ser diferente. Su grandeza, no a pesar de tener un cromosoma más, sino su grandeza, entre otras cosas por tener un cromosoma de más. Alex viene con el  kit de la sonrisa, de la ternura, de la curiosidad, del cromosoma 21 triplicado, del amor a la lectura, de ser trasto, de ser bueno, de la empatía… ¡Todo unido sin poder separar una cosa de otra! Jamás me he imaginado a Alex de forma diferente. Jamás. Es más, si no tuviera todos sus ingredientes, no sería él. Es como una receta: echas azucar, echas levadura, echas harina, echas piel de naranja, echas huevos,… lo agitas bien, lo metes en el horno… ¡y el resultado es una preciosa tarta! de la que no puedes separar el azucar, ni la levadura.

Alegría

Por eso estoy convencida de que una de las facetas de mi misión es mostrar la alegría que siento, desde antes de conocer físicamente a Alex, por tener a mi hijo. Y más aún ahora que le conozco. Y no es una alegría añadida. No es una alegría tras superar un duelo. Es ALEGRÍA total desde el momento que supe que estaba embarazada. Esa ALEGRÍA total que se mantuvo exactamente igual cuando a la novena semana del embarazo nos dijeron que vendría con una anomalía cromosómica. Es ALEGRÍA profunda, en el alma, donde ningún problema le puede atacar.

Alex tiene una misión. Igual que tú, igual que yo. Él ya la está empezando a mostrar. ¿Y tú?

Celebración Alex. Alegría. Sonrisa, ternura

Celebración Alex. Alegría

0

Ser Holístico

Ser Holístico

Hoy estoy de celebración. ¡Cumplo cinco años! Si me has conocido hace poco, quizás no sabes que tengo dos cumpleaños. El primero, en Noviembre y el segundo, hoy. Con el primero tengo 45 años, con el segundo tengo 5 años. Soy una mujer con una niña dentro. ¡Cómo todos por otro lado! El hombre adulto sigue llevando en su interior al niño que es. Y debe cuidarlo. Y quererlo.

Yo tengo la enorme suerte de haber sufrido un Ictus grave, muy grave, que me pudo llevar a la tumba. ¿Suerte? Sí, así lo veo yo. Me considero bendecida por mi Ictus por distintos motivos.

Agradecimiento en el cielo

El primero porque mucha gente rezó por mí, gente conocida y gente desconocida. En España, en Europa y en América. Gente a la que jamás le pondré cara, pero que algún día, en el cielo, podré agradecerle tanto bien que me hizo su oración.

Somos un ser holístico

El segundo es porque mi cuerpo me ayudó. Con el Ictus, mi cuerpo me quiso transmitir algo, algo que yo no era capaz de ver. Sé que quizás te sonará extraño. Soy consciente que quizás te parezca una tontería. Pero yo lo creo así. Creo firmemente que el ser humano es un ser Holístico, en el que hay distintas partes (mente, corazón, cuerpo, alma), unidas como un todo holístico. Y al igual que cuando me duele una muela, mi humor se ve afectado, o cuando me siento triste no tengo la misma fuerza en mi cuerpo, yo creo que el cuerpo, a través de las enfermedades, está intentando decirnos algo. Yo tenía algo muy profundo, que no era capaz de ver. Y como no era consciente de ello, no me lo estaba trabajando. Hasta que mi cuerpo dijo “ya no puedo más, ¿cómo se lo puedo mostrar?” y me dio el Ictus. Estos 5 años he estado sanándome por fuera (fisio, logopeda, etc.) y por dentro. Aún no he terminado con ninguna de las dos, pero estoy en el camino. Cada vez más sana, cada vez más completa. Y eso es gracias al Ictus.

Aprender a escuchar al cuerpo

El tercer motivo es que he aprendido a escuchar a mi cuerpo. Porque cada día soy más consciente de que mi cuerpo está para ayudarme, para acompañarme en el camino de comprenderme como un Todo Holístico. Ya que no tiene sentido cultivar sólo la mente (como hacen en muchos colegios), sólo el corazón-emociones (como solemos hacer todos), dejando de lado al cuerpo, o al Alma. Mi cuerpo me ha enseñado que tenemos que alimentar a todas esas partes nuestras: mente, corazón, cuerpo, Alma. Y cuando todas estén alimentadas, entonces estaremos en plenitud.

Siempre hay algo que trabajar

El cuarto motivo es que, desde entonces nunca me aburro. Porque siempre encuentro algo que puedo trabajarme en algún área. Y eso, en lugar de apesadumbrarme, me llena de alegría. Porque soy más que consciente de que cada vez que me trabajo algo, después soy algo más libre, más feliz.

Proceso de Sanación

Así que, hoy en mi quinto cumpleaños, quiero decirte amigo, que sigo en proceso de sanación. La exterior avanza más que la interior. También es cierto que la sanación interior es menos fácil. Y al mismo tiempo, cuando algo por dentro sana, avanzo mucho más. Y también sé que cuento con la ayuda de Dios y de tantas personas que siguen echándome una mano.

No sé si he sido capaz de expresarme con claridad, ¡son terrenos tan difíciles! Pero lo que sí que tengo claro es que hoy soy algo mayor, más reflexiva, más transcendente, más hermana de todos, más feliz.

¡Hoy cumplo 5 años!

Gracias por tu amistad.

Imagen Gabby Orcutt. Ser holístico

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

0

Un jardín en el bolsillo

 

Libros, televisión y móvil

Uno de los mayores y más valiosos aprendizajes de la historia de la humanidad ha sido, sin ninguna duda, aprender a leer.

Recuerdo que, hace mucho tiempo, escribí un artículo acerca de cómo crear sinergias (puedes verlo aquí: https://www.elidapenalver.com/crear-sinergias-o-como-volar-mas-alto/ ). Comentaba en dicho artículo que “el hombre actual acumula la inteligencia y las investigaciones aportadas por muchas mentes a lo largo de la historia. Y aunando todo ese conocimiento puede obtener los resultados que obtiene hoy. Eso es Sinergia”. Hoy he recordado ese artículo. Porque el hombre ha ido acumulando toda su inteligencia, todas sus investigaciones, todos sus descubrimientos, con el habla y, sobre todo, con el libro. Cuando el hombre aprendió a escribir y a leer, fue cuando comenzó a propagar todos sus conocimientos.

Hoy es un día grande, hoy celebramos el día internacional del Libro. Supuestamente el 23 de Abril coincide con el fallecimiento de Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega en 1616. Hoy celebramos la existencia tantos escritores, que nos han dejado su obra.

Libros vs. televisión y móvil

Libros, televisión y móvil. Me da algo de pena observar como tantas personas no sacamos todo el tiempo que podríamos para leer porque estamos todo el rato con el móvil o con la televisión. Sin entrar muy profundo en datos, mira:

– el español medio dedicaba 354,1 minutos/día a ver televisión en 1997 (¡nada menos que 5,9 horas!)

– en 2006 dedicaba 388,1 minutos (6,4 horas). (Puedes ver más datos aquí: http://www.lavanguardia.com/vida/20160129/301760504937/espanoles-horas-minutos-consumo-medios.html)

– en 2016, los españoles mayores de 14 años dedicaron una media de 459,5 minutos al consumo de medios. Son 7 horas, 38 minutos y 30 segundos empleados sobre todo en ver la televisión, escuchar la radio y conectarse a internet

– en 2016 de nuevo, se hizo un estudio internacional que mostró que los internautas españoles dedicamos a diario unas 5,1 horas conectados a internet (puedes verlo aquí: http://www.lavanguardia.com/vida/20160127/301705242421/uso-del-movil-consumo-digital-penetracion-tabletas.html ).

Un buen libro…

Un buen libro te permite poner la mirada en el futuro usando lo que otro ha dejado para ti en el pasado. Leer te ayuda a ampliar tu mente. Leer te ayuda a aprender de otros.

Leer es palpitar al mismo ritmo que palpitaba el corazón del escritor cuando componía su obra. (lee más aquí)

Leer es poner en marcha la imaginación y, a partir de lo escrito, volar por mundos nuevos.

Leer es que tu alma se ensanche sin moverte físicamente, pero moviéndote con todo tu ser.

¿Sabes? Hay un dicho popular que dice: “El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”

Ojalá tu y yo, amigo, saquemos más tiempo de calidad para leer. Porque, como dice un proverbio árabe: “Un libro es como un jardín que se lleva en el bolsillo”.

¿Te animas?

Una petición: ¿qué libro me recomendarías para leer?

Libros vs televisión y movil. Ampliar el Alma. Poner en marcha la Imaginación.

Imagen Ben White – Libros Ampliar el Alma

 

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

0

Esfuerzo y motivación

Esfuerzo y motivación.

Hábitos

Seguramente conocerás esta frase: “siembra un pensamiento, cosecha una acción; siembra una acción, cosecha un hábito. Siembra un hábito, cosecha un carácter; siembra un carácter, cosecha un destino” (desconozco quién es su autor).

Nuestras acciones repetidas constantemente se conforman en hábitos. Normalmente pensamos en hábitos más de ser ordenado, hacer deporte, etc. Pero a mí me gustaría hablarte de hábitos más profundos, que tenemos más enraizados. Muchos de ellos son inconscientes, no nos damos cuenta, pero expresan nuestro carácter. Pero están ahí. Y el problema es que si quieres romper ciertas pautas que no te gustan, como malas formas de contestar, indecisión, egoísmo, crítica, impaciencia, no podrás lograrlo solo con la fuerza de voluntad.

Avión energía para el despegue

Hace años me llamó la atención una frase que leí de Bill Cosby que decía a uno de sus hijos, que quería adquirir el hábito de estudio: “Al principio te va a costar. No te desanimes. Piensa en los aviones: el momento en el que más energía necesitan no es cuando están en vuelo, ahí van prácticamente sin ningún gasto de energía. Donde más energía necesitan es en el despegue”. ¡Cuánto me hizo pensar ese ejemplo! ¡¡Es una gran verdad!!

Stephen Covey, pone otro ejemplo, similar. Para que una nave espacial llegue a la luna, para llegar allí, los astronautas han tenido, literalmente, que romper y desprenderse de la tremenda atracción gravitatoria de la Tierra. Los primeros minutos del despegue, los primeros kilómetros del viaje se gastan más energía que la utilizada para atravesar medio millón de kilómetros durante los días siguientes.

Romper la atracción gravitatoria

Pues con los hábitos pasa lo mismo, también tienen atracción gravitatoria. Para romper un hábito y cambiarlo por otro hábito más adecuado, necesitamos un esfuerzo tremendo en el despegue. Pero lo bueno es que, en cuanto nos despegamos, nuestra libertad adquiere una dimensión enorme.

Así que te recomiendo que, si quieres cambiar un hábito, te pongas en marcha, te pongas los cinturones y te prepares para un despegue de mucho esfuerzo. Y también te recuerdo que enseguida notarás los efectos del nuevo hábito, con lo que conlleva de motivación y de impulso. Al final llegarás a la Luna y tu felicidad habrá ido en aumento.

Este fin de semana ha comenzado el curso de Experto Superior en Coaching Profesional en Zaragoza. Mis nuevos alumnos han tomado conciencia de que van a tener que despegar, y que ahí es donde más energía tendrán que dedicar: en quitar sus propios pensamientos, para escuchar de verdad al Coachee; en dejar de intentar dar consejos, para ayudar al cliente a encontrar su propia respuesta; en mostrar lo que dice el cliente, cual espejo, sin meter nada de lo que el alumno piensa sobre ese tema, etc. Salieron sabiendo que les espera un trabajo intenso,… pero salieron super contentos. ¡Han empezado a vislumbrar la grandeza del Coaching! Han empezado a experimentar la motivación que les genera entrar a hacer limpieza interior y también saben que luego… ¡¡llegarán a la Luna!!

¿Y tú?

¿Cómo se cambia un hábito? Hablaré dentro de poco de este aspecto. Ahora simplemente quiero decirte una cosa: poniendo tus valores y principios a trabajar.

Y tú, ¿te animas a volar?

Imagen Mark-Asthoff. Esfuerzo y motivación. Cambiar Hábitos. Limpieza interior.

Imagen Mark-Asthoff. Esfuerzo y motivación

 

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

 

0

Personas Valientes

Personas valientes.

¿Quien es un valiente?

Las personas que quieren crecer hacen cosas. Las personas que quieren dar su mejor versión, hacen cosas valientes.

Un valiente es aquel capaz de detectar cuándo su zona de comodidad se ha vuelto zona “incómoda” de comodidad.

Un valiente es aquel capaz de tomar decisiones para salir de la zona “incómoda” de comodidad.

Un valiente es aquel capaz de detectar qué cosas tiene que trabajarse.

Un valiente es aquel capaz de ponerse manos a la obra para conseguir hacer esa limpieza interior, que luego conllevará, inevitablemente, a su crecimiento personal.

El Camino del Héroe

Un valiente es aquel capaz de mirar el camino que tiene delante, sabiendo que ese camino es el camino del Héroe (https://www.elidapenalver.com/el-desierto/), en el que pasará por la negación, por la duda, por el miedo, por el desierto (https://www.elidapenalver.com/el-desierto-el-cambio/), por la conexión con su Esencia y, al mismo tiempo, el valiente es el que sabe que cuando llegue el final, será una persona más plena, con más recursos, alineada con sus valores.

Valiente es aquel capaz de “coger el toro por los cuernos” y ponerse a caminar.

Todos tenemos miedo. Todos. Todos podemos ser valientes. Todos. Al final, como siempre, es una Elección.

Personas Valientes

Mañana voy a Zaragoza. El viernes comienza la octava edición del curso de Coaching que he diseñado. Ante mí tendré once valientes, que van a comenzar su propio camino de Héroe, que van a comenzar recorriendo por tierras, al principio inhóspitas, y que, al final, llegarán a una pradera verde, a un mar.

Mi trabajo me apasiona, bien lo sabes. Me apasiona ser testigo directo de cómo personas deciden ser Valientes, deciden crecer interiormente, deciden dar su mejor versión.

Desde el minuto uno, les miraré viendo su potencial, viendo la persona que quieren llegar a SER. No les voy a negar que quizás sufrirán en el camino. El desierto a veces es duro. (Siempre). Pero también veré y les manifestaré, la felicidad tan inmensa que lograrán al final del camino.

Me apasiona mi trabajo

Mañana comienzo nueva etapa. Voy feliz, muy feliz. Ojalá todo el mundo disfrutará tanto con su trabajo como yo con el mío.

Y tú, ¿te atreves a ser un VALIENTE?  Sal de tu zona de comodidad. Da tu mejor versión.

Imagen Elaine-Casap. Personas Valientes. Atravesar desierto. Dar tu mejor versión

Imagen Elaine-Casap. Personas Valientes.

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

Imagen Elaine Casap

2

¿Independencia?

Qué valor es más importante para ti

Valor importante para ti: independencia o interdependencia.Hace poco, en un taller que di estábamos viendo los valores. Un señor de unos 55 años me llamó y me comentó: “Élida, tengo un problema con mis valores. Uno de mis valores más fundamentales, es la familia: yo quiero querer a mi mujer y la quiero, quiero querer a mis hijos y les quiero, pero por otro lado uno de mis valores fundamentales es la independencia. ¿Qué puedo hacer, porque para mí están en lucha?
 
En ese momento recordé a Stephen Covey. En su libro “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva”, habla de la diferencia entre ser dependiente, independiente e interdependiente.

Diferencia entre ser dependiente, independiente e interdependiente.

Todos cuando nacemos somos dependientes, somos cuidados, alimentados, vestidos, por otros. Sin sus cuidados solo viviríamos unas horas. Luego conforme vamos creciendo nos vemos cada vez más independientes (física, mental, emocional y económicamente). Hasta que podemos cuidarnos a nosotros mismos. Cuando seguimos creciendo y madurando tomamos más conciencia de que toda la Naturaleza es interdependiente. ¿Podemos hacer las cosas solos? Sí, pero nos damos cuenta de que las relaciones con otras personas nos dan muchas cosas y que nuestros mayores logros han sido de la unión con otras personas.

Tú, Yo y Nosotros

La dependencia es el paradigma del tú: tú cuidas de mí , tú haces o no haces lo que debes hacer por mí, yo te culpo a ti por los resultados.
La independencia es el paradigma del yo: yo puedo hacerlo, yo soy responsable, yo me basto a mí mismo, yo puedo elegir.
La interdependencia es el paradigma de nosotros: nosotros podemos hacerlo, nosotros podemos cooperar, nosotros podemos combinar nuestros talentos y aptitudes para crear juntos algo más importante.
 
Las personas dependientes necesitan de los otros para conseguir lo que quieren. Las personas independientes consiguen lo que quieren gracias a su propio esfuerzo. Las personas interdependientes combinar sus esfuerzos con los esfuerzos de otros para lograr un éxito mayor.
 
El problema es que nuestra sociedad ha entronizado la independencia. Ha puesto sobre un pedestal este paradigma. Y no muestra la grandeza de la interdependencia y ha dejado la comunicación, el trabajo de equipo y la cooperación como si fueran valores inferiores.

Un buen líder

Pero una vida efectiva no puede tener como meta final el ser independiente. Un buen líder, un buen miembro de un equipo, un matrimonio con éxito, una familia con éxito, ópera a partir del paradigma de la interdependencia. Una persona interdependiente es capaz y puede conseguirlo por ella sola, porque el paso previo para ser interdependiente es la independencia, y al mismo tiempo, sabe que puede lograr mucho más de lo que puede lograr ella sola con la ayuda de otras personas, tanto a nivel físico, como a nivel emocional, como nivel intelectual.
 
Por eso le hice pensar a mi alumno: “¿Qué valor es más importante para ti hoy: la independencia o la interdependencia?
La cara de ese directivo cambio en un segundo para bien. Me sonrío y simplemente dijo: “Gracias Élida”. Y noté que en su interior había hecho un gran clic.

¿Qué valor es más importante para ti: la independencia o la interdependencia?

Y tú, ¿qué valor es más importante para ti: la independencia o la interdependencia? ¿Crees que aún eres dependiente en algo (a nivel físico, a nivel emocional, a nivel intelectual)? ¿Crees que tendrías que recorrer el camino de avanzar desde la dependencia, a la independencia, para llegar así a la interdependencia? ¿Crees que puedes recorrer tú solo ese camino o por el contrario piensas que una ayuda te vendría mejor? Rodeate de personas que te ayuden en ese camino. Si quieres puedes contar conmigo.
Imagen Felipe-Elioenay-Valor importante para ti: independencia o interdependencia.

Imagen Felipe-Elioenay-Valor importante: Interdependencia

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo
0

Powered by WordPress. Designed by WooThemes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies