Archive | Potencial

El Coaching, ¿para quién?

 

 

 

¿Para quién es el Coaching?

Recuerdo que hace tiempo, en el espacio de una semana, se pusieron en contacto conmigo para iniciar un proceso de Coaching dos personas muy dispares: un Director General de una multinacional y una adolescente de 17 años. Edades distintas, inquietudes distintas, forma de afrontar muchas cosas distintas, necesidades distintas. Cualquiera que los observase desde fuera podría pensar que nada tenían en común ambos.

Y, sin embargo, (y esa es la grandeza del Coaching) ambos compartían algo: las ganas de mejorar algo en su vida, la sensación de que algo lo pueden hacer mucho mejor. Y, sobre todo, compartían la aceptación de un principio básico: “si yo no tomo mi vida y me pongo a hacer algo en ella… quizás otros la lleven por caminos que yo no deseo”. Y en “otros” pon personas, situaciones, hábitos, circunstancias, dinero…. lo que quieras.

Ambos, el D.G. y la adolescente, empezaron un proceso conmigo. Y en ambos obtuvieron muy buenos resultados de sus planes de acción. Ambos asumieron que el cambio y la mejora empieza por ellos… y no esperaron que otras cosas cambien.

Dos requisitos

Desde que conozco el Coaching me ha fascinado esta característica de esta profesión. Sirve igual para un DG que para una ama de casa, una persona de 60 años o una persona de 17. Alguien que tenga un objetivo profesional o alguien que tenga un objetivo personal. Acoge a todos. Todos pueden ser coachees (clientes). Todos pueden beneficiarse de la “magia” del Coaching. Sólo hay dos requisitos: ser inconformistas (no conformarse con lo que ya tengo, querer mejorar algo) y estar dispuesto a hacer algo para cambiarlo (asumir acciones para, haciendo cosas distintas, obtener resultados distintos).

Desmontando ideas del Coaching

Y creo necesario que los coaches demos a conocer nuestra maravillosa profesión.

Recuerdo hace tiempo, en una conferencia que di en la Politécnica, conocí a una persona encantadora, el catedrático de Hidráulica e Hidrología, Tasio Fernández. Comimos juntos, con Leticia de Salas, la subdirectora de Extensión Universitaria, otra persona encantadora, (¡¡qué maravilla que en el mundo haya tanta gente preciosa!!). Y en la comida Tasio me estuvo comentando lo que le había gustado la conferencia y cómo echaba de menos que las habilidades de Inteligencia Emocional se enseñasen desde pequeños en las aulas. Y dijo una cosa que me llamó la atención: dijo que le había desmontado la idea que él tenía del Coaching. Que se había dado cuenta de que realmente el Coaching consistía en que la persona se descubriese a sí misma, encontrase sus valores, sus recursos, sus capacidades y buscase su propio camino y sus propias soluciones. Y había comprendido que el Coach es realmente un espejo. Nada que ver con la idea de Coaching que él tenía: una especie de “Operación Triunfo” (palabras que él usó) en la que al final todos salen como un cliché: con musculitos aquí, cantando así, etc.

Cuando uno comprende de verdad lo que es el Coaching… empieza a entender por qué es tan eficaz.

Aprendiendo a ser la Mejor Versión de Sí Mismo

Y entonces da igual que se sea un DG o una adolescente… es simplemente una persona que está tomando su vida y aprendiendo a ser LA MEJOR VERSIÓN DE SI MISMO.

¿Qué idea tienes tú del Coaching? ¿Crees que hay algún ámbito de tu vida que podría merecerse que le dedicases tu atención para mejorarlo? ¿Crees que puedes conseguirlo tú solo? O ¿crees que te vendría bien la ayuda de un coach? ¿Crees que te mereces ser tu mejor versión?

¿Para quién es el Coaching?

Imagen de Freddy Castro ¿Para quién es el Coaching?

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

0

Nueva conferencia en Zaragoza

NUEVA CONFERENCIA DE COACHING NO DIRECTIVO EN ZARAGOZA

El Viernes 17 de Marzo, enmarcado dentro del Programa Experto en Coaching Profesional, la Escuela Superior de Competencias presentará una apasionante conferencia de la mano de Élida Peñalver que impartirá el taller “Coaching para ser tu mejor versión”.

Elida Peñalver es Doctora en Ciencias y Coach CPS desde 2007 y Experta en Inteligencia Emocional por la Universidad de Alcalá. Se ha especializado en el coaching humanista de esencia no directiva.

Mostrará la grandeza del Coaching y para qué nos puede servir en nuestro Dar Nuestra Mejor Versión. Aunque hay muchas disciplinas en el mercado, y todas buenas para ciertos campos, el Coaching no es una moda, sino que ha demostrado ser una gran disciplina para que los clientes consigan su objetivo de dentro a fuera, es decir, sacando su Potencial.

En esta conferencia descubriremos conceptos como el coaching o la mente reactiva y mente proactiva. Además, definiremos nuestros objetivos (Yo versión 7.0), y descubriremos cómo funciona nuestro cerebro. Esta acción formativa nos ayudará a saber cómo cambiar los pensamientos y ponernos en acción partiendo desde las propias fortalezas.

¿A quién se dirige la conferencia?

  • a Personas que quieran formase como coach para trabajar en la profesión del Coaching.
  • también a Profesionales que ocupen puestos de responsabilidad en sus empresas y quieran adquirir habilidades del coach para lograr el incremento del rendimiento de los directivos, mejorar su liderazgo, gestión del cambio, la gestión del equipo, mejorar la comunicación y retener el talento en la empresa.
  • finalmente, aunque no menos importante, a Personas en búsqueda de un crecimiento personal para mejorar sus relaciones profesionales y personales con el objetivo de dar lo mejor de sí mismos dando su mejor versión.

Tendrá lugar el próximo Viernes 17 de marzo, de 19.00 a 20.30 horas, en las instalaciones de la Escuela Superior de Competencias en Fernando el Católico, 47 (Zaragoza).

Conferencia Coaching No Directivo en Zaragoza

Conferencia Coaching No Directivo en Zaragoza

¡Os esperamos! Inscríbete aquí: https://www.grupopiquer.com/emails/2017/formacion/ie-coaching-2/

¿Necesitas más información?

Si quieres más información, mira aquí y aquí.

Curso: Experto en Coaching Profesional
ESCUELA: Escuela Superior de Competencias
DURACIÓN: (24 de Marzo al 30 de Setiembre 2017)
ESTILO EUROPEO: Coaching Humanista, de esencia no directiva
Programa: http://grupopiquer.com/emails/2017/formacion/ie-coaching/elida-coaching.pdf
FORMADORES: Élida Peñalver CPS- 10124, Pedro Zuazo CPC- 10000, Leo Ravier CPS- 10006, Miriam Bieger CPC- 10215, Sara Ferreras CPC-10003
HORAS DE FORMACIÓN: 150 horas presenciales (10 Módulos) + 100 h aprendizaje
TIEMPO DE FORMACIÓN: 9 meses
NÚMERO DE PROMOCIONES: 8
¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

 

 

0

¿Qué es esto del Coaching?

Muchas personas me preguntan con frecuencia qué es esto del Coaching. Aunque es una pregunta que necesita algo de tiempo, voy a intentar explicarte qué es esto del Coaching.

¿Qué es esto del Coaching?

El Coaching es una disciplina que sostiene que el cliente tiene todo el conocimiento y/o los recursos necesarios para resolver su objetivo por sí mismo. Por ese motivo, el coach no le da, no le traspasa ni le transfiere nada, sino que con las competencias del coach, ayuda a que el cliente saque su propio conocimiento. Es siempre un proceso de Dentro a Fuera (puedes profundizar más aquí).

Según Leo Ravier, en su libro Coaching No Directivo, el Coaching es la única disciplina que ha creado un proceso de ayuda de dentro hacia fuera sistematizado y especializado, donde el ayudador (coach) no transfiere juicios, información, conocimientos ni experiencias sobre el contenido de los asuntos tratados por la persona que solicita la ayuda, sino que consigue, en un proceso que denominamos No Directivo, que el ayudado asocie y/o combine sus propios recursos o medios (psicológicos y físicos) creando sus propias respuestas o soluciones a sus problemas y/u objetivos.

¿Para qué sirve?

El Coaching sirve para conseguir cualquier tipo de objetivos y para el desarrollo de competencias. Es útil tanto a nivel personal (quiero dar mi mejor versión, quiero adelgazar, quiero tener una mejor relación con mis hijos, etc.), como a nivel laboral (quiero mejorar mi liderazgo, quiero aumentar mis ventas, quiero gestionar mejor el correo electrónico, etc.)

¿Qué competencias tiene un buen Coach?

Tiene tres metacompetencias: Escucha, Espejo y Preguntar. Hay coaches que dicen que, en lugar de Espejo, el coach tiene que “saber dar el ‘feedback’ adecuado”, pero realmente el feedback implica meter mi propia opinión. Y en el momento que el coach mete su opinión, deja de hacer Coaching NO Directivo. Por eso, el Coaching usa la metacompetencia del Espejo (profundiza aquí), en la que, cual Espejo, devuelve al cliente lo que está diciendo y el cliente se ve en esa devolución.

Otras competencias

Un buen coach tiene que tener, entre otras, las siguientes competencias:

+ Respeto, un coach debe ir libre de juicios. En el momento en que el coach entra en juicios (los verbalice o no) deja de escuchar. Y si no escucha, no podrá hacer de espejo, ni podrá luego hacer preguntas poderosas.

+ clarifica, hace preguntas abiertas, para ayudar al Coachee a ahondar en el tema tratado. El coach nunca interpreta la respuesta, pues, de nuevo, estaría metiendo un juicio.

+ indaga, nunca presupone, pregunta de forma abierta para que el Coachee busque la respuesta.

+ se centra en conductas. Este punto es sumamente importante en Coaching. Las conductas se pueden evaluar, la persona no. El coach nunca se centra en la persona. Es más, ve a la persona en su totalidad y la ve en todo su potencial.

+ confía en el potencial del cliente, por lo que no etiqueta. Todas las personas somos mucho más que las etiquetas que nos ponemos/ponen.

+ ayuda a encontrar el plan de acción, nunca lo impone. Si un “coach” te dice alguna vez lo que tienes que hacer, estas ante un pseudocoach, no un buen coach.

+ reta para que el Coachee se ponga en marcha y/o en acción. Jamás acapara el protagonismo del proceso.

+ y promueve la autonomía. Un buen coach es el que está “deseando” quedarse sin ese cliente, porque eso significa que el cliente ha encontrado sus respuestas y no tiene dependencia de nadie, ¡ni siquiera del coach!

¿Y los pseudocoach?

Si me sigues desde hace tiempo, sabes que hace mucho que dejé de luchar contra tantos pseudocoachs que hay en el mercado. Es una pérdida de energía que no quiero tener. Prefiero mostrar la grandeza del Coaching. Mis clientes hablan por sí mismos. Han recuperado el control sobre su vida, ahora ellos llevan el volante. Y están dando su mejor versión.

Ayer mismo una Coachee que comenzó un proceso conmigo, al final de la sesión le pregunte: “¿De qué te has dado cuenta en esta sesión?”Y contestó: “Me ha llamado la atención que todo ha salido de mí. Qué tú no has puesto nada de ti, que con tus preguntas has conseguido que yo me obligase a pensar en la respuesta que tengo en mi interior”.

Hazme caso, no caigas en las manos de un pseudocoach. Si necesitas ayuda para conseguir algo, porque tú solo no puedes, busca un buen coach. Tú eres el único que puede dirigir tu propia vida.

¡Nunca lo olvides! El Coaching es siempre de dentro a fuera.

¿Qué es esto del Coaching? Aprendizaje de Dentro a Fuera. Metacompetencias.

Foto de Thought-catalog

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

0

Limpieza interior

LIMPIEZA INTERIOR

Las personas que trabajamos con personas necesitamos poner en marcha ciertas “habilidades” para facilitar esta relación. Los coaches, los maestros, los líderes de equipos, los vendedores, los padres,… prácticamente todos trabajamos con personas o, por lo menos, nos relacionamos con personas. Tenemos que escuchar; que comunicarnos bien, estando atentos a lo que el otro nos dice, con su comunicación verbal y con su comunicación No Verbal; que tener más empatía, etc.

Sin embargo, me doy cuenta que la mayoría de las veces no nos fijamos en cómo estoy yo. Y es muy importante saber que, según cómo estés tú, así será tu relación con el otro. Por eso, cuando formo coaches siempre insisto en la necesidad de hacer “limpieza interior”. Si yo no estoy limpio por dentro, voy a meter mis juicios, mis prejuicios, mis etiquetas, mi manera de ver las cosas (con lo cual no escucharé al otro), etc.

Soy muy consciente que uno de los puntos más difíciles para mis alumnos siempre es el limpiarse interiormente. Al mismo tiempo, soy más que consciente de que cuando se limpian de algo (un juicio, una creencia limitante, una necesidad, etc.), son más libres para ir a la relación con el otro. Y son más grandes, porque la limpieza hace que mostremos un poco más nuestro potencial. Y cuando yo estoy limpia, soy capaz de ver el potencial del otro.

Testimonio de alumno

Hace un tiempo, un alumno del curso de Coaching que dirijo en Zaragoza me decía: “¿Sabes de qué me he dado cuenta? De que hasta que no he sentido que he estado “limpio” de lo que me tenía que trabajar, de alguna forma eso me ha “contaminado” y perjudicado en mis procesos, me ha limitado. Ahora, en los procesos que empecé después de “limpiarme”, noto que eso no me limita, y que me puedo equivocar como es normal aprendiendo, pero no tengo “eso ahí” limitándome. Ahora “soy yo”, ¡¡y me siento genial, feliz, y con energías para poder ser yo y ser ese supercoach que tanto me gustaría ser!! Y supongo que sin “ser yo” del todo, era imposible ser buen coach, ¿verdad?

Verdad, amigo. Si no eres tú, no puedes ser un buen coach. Como si no eres tú, limpio, no puedes ser un buen maestro. Como si no eres tú, limpio, no puedes dirigir bien a tu equipo.

Por eso es tan importante hacer un proceso de limpieza interna. Por eso es tan importante limpiarnos de aquello que nos impide mostrar nuestro brillo a los demás. Por eso es tan importante limpiarnos de nuestros juicios, nuestras creencias. Para conseguir ir limpio ante el otro y así poder ver, de verdad, todo su potencial.

Exigencia y grandeza del curso

El Martes, en la Escuela Superior de Competencias del Grupo Piquer, en Zaragoza, insistí mucho acerca de este punto. Y los alumnos que salieron a dar su testimonio también pusieron el foco en este punto. Uno de ellos llegó a decir que, en varias ocasiones, salió llorando del curso. Yo, cuando terminó la charla y me quedé con ellos, le dije en broma: “hombre, no digas eso, que no va a venir ninguno a hacer el curso”. Pero otra alumna dijo: “no Élida, es una gran verdad. Y eso es lo que le da exigencia al curso. Y eso es lo más grande del curso, que no te quedas simplemente dándonos habilidades del coach, sino que nos haces trabajarnos por dentro para SER Coach”.

En la charla-taller, les dije que este curso es para Valientes. Porque hay que ser valiente para atreverte a limpiarte por dentro. Valiente para mirar dentro y ver todo lo sucio y ponerte manos a la obra. Valiente para atrever a ver tu vulnerabilidad y acogerla. Valiente para descubrir todo tu potencial.

Limpieza interior del coach. Curso Experto en Coaching Profesional en Zaragoza

Limpieza interior del coach. Curso Experto en Coaching Profesional en Zaragoza

¿Quieres ser Valiente?

¿Y tú?
¿Quieres ser valiente para atreverte a limpiarte por dentro?
¿Quieres ser Valiente para mirar dentro y ver todo lo sucio y ponerte manos a la obra?
¿Quieres ser Valiente para atrever a ver tu vulnerabilidad y acogerla?
¿Quieres ser Valiente para descubrir todo tu potencial?

Este curso es para valientes. El mundo necesita muchos VALIENTES. Si te interesa, míralo aquí:

https://www.grupopiquer.com/programa-experto-coaching-prof…/

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

(Foto Jon Flobrant)

0

Charla-taller “COACHING PARA DAR TU MEJOR VERSIÓN”

DAR TU MEJOR VERSIÓN.

Dar tu mejor versión. El próximo Martes 28, iré a Zaragoza a impartir una charla-taller: “Coaching para dar tu mejor versión” (ha cambiado el día)

Muchos de mis clientes, en los diversos objetivos que se ponen, buscan, al final, dar su mejor versión. Por eso quiero explicar de qué manera el Coaching te puede ayudar para que consigas dar tu mejor versión. Y también te explicaré el enfoque No Directivo que seguimos en el curso Experto en Coaching Profesional todos los profesores (Sara Ferreras Somolinos, Leonardo Ravier, Miriam Bieger y Pedro Zuazo) junto conmigo, la directora del programa.

Será un taller, no quiero una charla académica. Todos las personas que vayan se llevarán algo. Porque cada día tengo más claro que las cosas se entienden mejor si nos ponemos a practicar.

¿Para quién es este taller?

Así que si eres:

+ una persona que quieras formate como coach para trabajar en la profesión del Coaching.

+ un Profesional que ocupas puestos de responsabilidad en tu empresa y quieres adquirir habilidades del coach para lograr el incremento del rendimiento de los directivos, mejorar su liderazgo, gestión del cambio, la gestión del equipo, mejorar la comunicación y retener el talento en la empresa.

+ una persona en búsqueda de un crecimiento personal para mejorar tus relaciones profesionales y personales con el objetivo de dar lo mejor de ti mismo dando tu mejor versión.

…te invito a venir.

Si quieres dar tu mejor versión y aprender a ayudar a otros.

Será el 28 de febrero, de 19.00 a 20.30 horas, en las instalaciones de la Escuela Superior de Competencias en Fernando el Católico, 47 (Zaragoza). Si vas a asistir, por favor, inscribete en la web de Piquer. Aprenderás a Dar tu mejor versión.

Me encantará verte por allí.

Coaching para dar tu mejor versión

Coaching para dar tu mejor version. Curso Experto en Coaching Profesional Zaragoza

0

Meter primera

Ayer tuve una sesión con una clienta. Quiere hacer un cambio en su carrera profesional. Ella es buena en su trabajo, es ingeniera informática, y en su empresa cada vez la valoran más, e incluso le llegan ofertas de otras empresas para que se vaya con ellas. El problema es que mi cliente nota que otro tema (totalmente distinto de la informática) cada vez le apasiona más. Es el trabajar para ONGs que desarrollan actividades dirigidas a proporcionar servicios de salud, en los países del tercer mundo. Lleva mucho tiempo con esa idea en su cabeza, más de cinco años, pero hace unos meses se dijo que no podía tenerla en la cabeza todos los días y no intentarlo por lo menos.

Es obvio que el tema económico, de estabilidad, de estatus, está sobrevolando por encima. Al igual que el tema de la inseguridad. En su trabajo es muy buena, en el futuro trabajo tendría que aprender muchas cosas. Todo eso está ahí. Pero por encima de todo está el pensamiento “quiero haberlo intentado por lo menos”. Así que me llamó y estamos haciendo, desde hace tres meses un proceso de Coaching vía Skype.

Desde el principio a tomado conciencia de muchas cosas que le han puesto en movimiento. Y tras las sesiones ha salido siempre con planes de acción muy poderosos.

En la última gran sesión (la sesión que ocurre entre nuestra sesión y la siguiente), me escribió un correo diciéndome que se había tenido que tomar una baja de toda una semana por una contractura bastante fuerte en la zona de las cervicales. También me dijo, más adelante, que había leído algunos artículos que relacionaban el dolor del cuello y las cervicales con la parte emocional y con el exceso de responsabilidad que a veces nos cargamos sobre nosotros mismos, sobre nuestros hombros. Y se había dado cuenta que, el plan de acción que se había puesto en la anterior sesión, bloquear diariamente 90 minutos para sus proyectos personales, se lo había tomado demasiado en serio los primeros días lo. Me decía: “Creo que me obcequé un poco y trabajé al principio más de lo necesario en ello, tensándome más. Parecía como si quisiera cambiar las cosas de la noche a la mañana. Aprendizaje: todo toma su tiempo

Eso me hizo pensar una cosa que quiero compartir contigo. Tú sabes que pienso y defiendo que todos tenemos dentro un Ferrari. Creemos que tenemos un Seat Panda de los antiguos, y vivimos pensando que ya sólo nos sirve para viajes cortos. Y nos olvidamos que tenemos un Ferrari, aparcado, deseando que sus motores ronroneen y pueda desplazarse a cualquier lugar al que queramos ir. Todos tenemos un Ferrari dentro, una potencia inmensa en nuestro interior… y no lo vemos… o no nos atrevemos a verlo.

Sin embargo, un Ferrari, como cualquier otro vehículo, tiene un momento de los más críticos cuando lo arrancamos y lo ponemos en marcha. Es una máquina que pesa muchísimos kilos, una maquina que está parada y que, en el caso de algunos coches, puede alcanzar los 100 km en segundos. Ponerlo en marcha. Para ello, el coche tiene una marcha, la primera. Al poner la primera marcha sabemos que estamos pidiendo al coche que ponga TODA su potencia en marcha, todo su motor en movimiento para conseguir el “milagro”: que una maquina potentísima se ponga en movimiento y comience a desplazarse. Con la primera marcha no le pedimos la máxima velocidad. Le pedimos que saque su potencia. Y ahí está su grandeza. Luego, cuando hayamos conseguido ponerlo en marcha y moverlo un poco, comenzaremos a meter marchas, a darle velocidad y el coche llegará a ir a 120 km/h (velocidad legal) o más. Pero, ¿a quién se le ocurriría arrancar un coche en Quinta? El coche no tendría potencia ninguna… esa marcha sirve para velocidad, pero cuando el coche ya está en marcha.

Por eso, me encanta ver a muchas personas, mis clientes, que empiezan a creer que tienen un vehículo que les puede llevar más lejos de lo que hasta ahora están conformándose. Conozco muchas personas que están empezando a creer en su potencial y a decidir diseñar su propia vida, a dónde quieren ir. ¡Eso es muy grande! Sin embargo, algunas de estas personas quieren poner en marcha su vehículo metiendo directamente la Quinta marcha. Es decir, les gustaría sacar el Ferrari del garaje en el que ha dormido durante años, directamente a la máxima velocidad. Y se olvidan que todo coche necesita comenzar con la primera marcha: máxima potencia, menor velocidad. Y que una vez que sus motores ya se han puesto en marcha, una vez que ha adquirido la potencia… entonces sí que le podremos ir pidiendo velocidad, subiendo marchas. Y nuestra máquina funcionará al 100% de sus posibilidades… de su potencial.

Por eso me parece tan importante el aprendizaje que tuvo mi cliente entre sesión y sesión: “todo toma su tiempo”. Poco a poco, lo importante es poner el motor en marcha. Más adelante ya podrás poner velocidad. Ahora toca meter primera.

Veo cada día en mis clientes como su potencial va aflorando, de una manera exponencial. Y veo también que disfrutan más del camino aquellos que son buenos conductores. Aquellos que saben que primero se mete la Primera marcha… y el coche empieza a responder.

Te invito a que observes las expectativas y las opciones que pones en marcha cuando quieres conseguir un objetivo. Las metas son maravillosas… y el meter primera también.

¿Te atreves a disfrutar de tu Ferrari?

 

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo! 
2

El desierto, el cambio

Fases para atravesar el cambio: el Desierto

El artículo que escribí el 2 de Febrero “El Desierto”, ha generado muchos correos de amigos que me preguntaban diversas cosas. Un amigo me preguntaba cómo nos podremos dar cuenta de que estamos en el desierto. Otra amiga me preguntaba si tengo alguna “receta” de cómo conseguir salir del desierto.

Por eso, me he decidido a escribir este post, para profundizar en el Desierto.

Lo primero que es importante saber es que el desierto aparece en cualquier cambio, es decir, cuando salimos de la zona (“incómoda”) de comodidad. Y todo cambio conlleva varias fases, que es inevitable pasar por ellas. Todos los héroes pasan por cada una de ellas.

Las fases son:

– la primera es la Llamada a la aventura. Algo pasa que me cuestiona (una nueva relación, una frustración, un despido, una muerte, una enfermedad,…). Ojo, no tienen que ser cosas grandes. A veces serán cosas grandes (mi ictus fue una de ellas), a veces será una cosa pequeña (por ejemplo, yo ahora mismo estoy sin la señora que me ayuda en la casa desde hace una semana). Pero la primera fase de cualquier cambio es una llamada, algo que me cuestiona, algo que me “invita” a salir de mi zona de comodidad. Y la pregunta que tenemos que hacernos en ese momento es: ¿qué invitación trae a mi vida esta llamada?

– la segunda fase, siempre, es la Negación. Dudamos, los héroes también dudan. No asumimos que esto nos está pasando. Las emociones van más despacio que el cerebro, para protegernos. Aquí solemos coger el papel de Victimas. Pero si queremos pasar a la siguiente fase, necesitamos coger el papel de Protagonistas. ¿Qué estoy sintiendo? ¿Qué podría ver si abro más el marco de mi mirada? Asumir mi propia responsabilidad.

– la tercera fase, el Miedo. Todos tenemos miedo. Nacemos con miedo. La buena noticia es que sólo del 8 al 12% de nuestros miedos se cumplen. Pilar Jérico siempre dice que hay dos tipos de miedo (como Dr. Jekyll and Mr. Hyde, de Robert Louis Stevenson): uno es el miedo sano, que nos lleva a la prudencia (es el que nos hace echar a correr cuando estamos cruzando la calle y de repente viene un coche super rápido) y el miedo tóxico, el que nos paraliza. En esta fase siempre tendremos que intentar que no nos bloquee el miedo. Pensar serenamente.

– la cuarta fase, el desierto. El desierto es la noche oscura de los místicos. A todos nos asusta, pero es necesario pasar por esta fase. Porque el desierto es el que nos quita cosas, es el que nos permite morir, para luego renacer. Es decir, en el desierto, de repente notamos que nos han quitado cosas que antes teníamos. En el caso de mi Coachee se dio cuenta de que el anterior camino tenía muchos árboles, mucha agua (aunque fueran árboles que le impedían ver la luz y el agua fuera estancada. Pero el desierto nos obliga a dejar atrás ciertas cosas, porque nos va a dar otras, más necesarias. La pregunta aquí sería: “¿Qué tengo que aprender yo aquí?”. Si nos hacemos honestamente esa pregunta, nuestro ser nos dará la respuesta. Mi Coachee lo tuvo muy claro: “Darle sentido a mi vida. Estar satisfecho de mi vida”.

La fase del desierto comienza cuando empezamos con la aceptación racional y termina cuando conseguimos la aceptación emocional (no luchamos contra él, sino que buscamos qué nos da).

– La siguiente fase, es la creación de nueva realidad y nuevos hábitos. Para instaurar algo nuevo en nuestro interior, tenemos que desarrollar un hábito. No basta con saber lo nuevo que me ha enseñado el desierto, ahora queda implementarlo en mi interior. ¿Cómo? Con una mezcla de imaginación (imaginamos lo que queremos lograr), con elección (me hago responsable de mis elecciones, voy a por ellas y no permito que nadie, ni nada, me separe de mi elección), sacando a mis valores a darme fuerza y con el aprendizaje, poco a poco, piano, piano.

El fin de la aventura

Y finalmente, llega el fin de la aventura. En el que la persona ya no está en el mismo lugar que antes. Ha crecido, está más arriba. Su zona de comodidad es más amplia. Sus valores brillan más.

Sé que no he dado ninguna “receta mágica”, porque no existe. Es un camino que cada uno de nosotros lo tenemos que recorrer. Solos, aunque nos ayuden otras personas. Sin embargo, tengo clarísimo que cada vez que me he atrevido a pasar por todas las fases del cambio, luego he salido más fortalecida, más grande, mostrando un poco más mi mejor versión.

Y tú, ¿en qué desiertos estás?, cuando has pasado por estas fases del cambio, ¿cómo has salido cuando ha terminado la aventura?

 

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!
9

Juego Interior

En su origen, el Coaching fue mamando de distintas disciplinas. Desde la Mayéutica de Sócrates (el arte de la matrona, para sacar el conocimiento de dentro del Coachee), pasando por Platón, Aristóteles, la Psicología Humanista, hasta llegar al deporte “The Inner Game”. Del deporte, el Coaching ha sacado grandes cosas. Sobre todo la conciencia de la importancia del  juego interior.

Siempre me ha llamado mucho la atención el ver deportistas que son buenos, que sus cifras lo dicen, y que, sin embargo cuando está frente a un rival que él considera con más nivel que él no muestra todo su potencial. Fíjate que he puesto “que él considera” que tiene más nivel que él. Porque hay veces en las que si sabemos el nivel de la persona que tenemos enfrente (por ejemplo, si yo me pusiera a jugar a tenis con Rafa Nadal, soy totalmente consciente de quién tiene más nivel J), pero muchas veces no lo sabemos realmente, y nos lo imaginamos.

He puesto de ejemplo a un deportista, pero todos nosotros podemos encontrar ejemplos en nosotros mismos. Yo, por ejemplo, ante ciertos profesionales, ante ciertos padres, ante ciertos coaches, considero en mi interior que tienen más nivel que yo. Y en ese momento comienza una lucha en nuestro interior. Comienza el Juego Interior. Porque, en ese momento, mis pensamientos me dicen: “es mejor que tú”, “no vas a ser capaz de hacerlo bien delante de él”, o cualquier otro tipo de pensamiento.

Pero realmente no se cual es su nivel. Me lo IMAGINO. Y en ese momento, aparece la importancia de nuestro Juego Interior, que desarrollo Tim Gallwey (en el libro “El juego interior del Tenis”). En cualquier actividad humana hay dos ámbitos de actuación: el externo y el interno. Un deportista, por ejemplo, puede estar jugando un partido de tenis. Lo que vemos los demás es su juego exterior. Y es obvio que si el juego exterior es bueno, ganará el partido. Pero lo que no vemos nunca es el Juego interior, el juego que se lleva a cabo dentro de la mente del jugador. Ahí está jugando contra el miedo, la duda, los pensamientos limitantes, las suposiciones, etc. El juego interior se juega para superar los obstáculos auto-impuestos que impiden a la persona o equipo acceder a todo su potencial. El gran juego se produce en la mente y marca la diferencia entre el éxito y el fracaso en el juego exterior. El “Enemigo” somos nosotros mismos. Si yo soy capaz de jugar bien mi juego interior, es decir, si soy capaz de vencer mis miedos, mis dudas de si lo haré bien, etc., entonces lograré acceder a mi potencial y entonces, mi juego exterior será bastante mejor.

Por eso me encanta ver jugar a Nadal. O a Indurain, cuando era ciclista profesional. Porque ellos han sido GRANDES en su juego exterior, porque han venció a su enemigo interno. Han vencido sus miedos, sus dudas, sus pensamientos que les estaban limitando, y se han centrado en observar (¡¡sin ningún tipo de prejuicios!!!) las variables críticas de su juego, para mejorar esas observaciones. Así el cuerpo lo ajusta y corrige de forma automática las variables para lograr el mejor rendimiento. O dicho en otras palabras. Si Nadal observa su saque, sin ningún prejuicio, simplemente lo observa, y se da cuenta de que lo ha hecho demasiado flojo (no tengo ni idea de tenis), inmediatamente su cuerpo sabrá que tiene que darle un poco más de fuerza a ese saque. Y así, poco a poco, irá mejorando su juego.

Te animo a que seas un gran jugador dentro de tu mente, en tu juego interior. Seas deportista, seas directivo, seas estudiante, seas lo que seas, el juego interior está siempre dentro de la mente de la persona. Y si lo juegas bien, y vences a tu enemigo interno, tu juego exterior mejorará sin ninguna duda.

¿Te atreves?

 

 ¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!
2

Creo en tu potencial

Una de las condiciones que, sine qua non, tiene que tener un Coach es creer que el Coachee (el Cliente) tiene todo el potencial en su interior.

He usado la expresión “Sine qua non”, que significa “condición sin la cual no”. Es decir, Creer que el Cliente tiene todo el potencial en su interior, es una condición necesaria y esencial, para que el Coaching sea posible y funcione correctamente. Es más, a veces el Coach cree más en el potencial del Coachee… más que el propio Coachee (sobre todo al comienzo del proceso, cuando el cliente acaba de empezar a ver su potencial).

Cuando me formé como Coach, esta idea me atrajo y me sedujo inmediatamente. Y caí en sus redes. Desde hacia tiempo, yo ya pensaba que el ser humano tiene en su interior todo el potencial. Y ver una disciplina que lo tiene como eje principal,… me enamoré de ella inmediatamente.

Todos estos años en los que estoy ejerciendo de Coach, siempre, SIEMPRE, he creído en el Potencial de cada cliente que he tenido. Y eso es la condición básica para conseguir impulsar al Coachee en la consecución de su objetivo. Sea el que sea, yo veo, yo creo, que tiene en su interior todo el potencial para conseguirlo.

Creo en el potencial de cada persona.

Y desde hace dos años, tengo en mi casa, una personita que me dice, a susurros, pues no sabe hablar todavía: “cree también en mi potencial”. Realmente me dice: “cree también en mi potencial, mamá”. Es mi hijo Alex. Alex, lo sabes, tiene Síndrome de Down. Y a veces, oigo cosas, veo cosas, observo a ciertas personas, que me gritan: “¡No va a conseguirlo!”, o me dicen: “es retrasado, da gracias a Dios si consigues algo, porque no va a ser capaz de hablar, ni de otras cosas”, o yo misma veo a personas que tienen Síndrome de Down de 40 años, que prácticamente van siempre de la mano de sus padres.

Ellos me gritan. Alex sigue susurrándome: “mamá, cree en mi potencial”.

Te he de confesar, que a veces creo a esas voces. Son milésimas de segundo, pero no diría la verdad si no te lo confesara. A veces me dan ganas de no dar lo mejor de mí para seguir viendo su potencial, para seguir creyendo que va a aprender a hacer de todo.

Pero enseguida, sale mi parte Coach que me dice: “Todas las personas tienen todo el potencial en su interior”. TODAS. No algunas. Todas. No las “normales”. Todas. Eso que me enamoró cuando conocí el Coaching, eso que ya sabía yo de antes, sigue vigente en mi interior.

Todos tenemos en nuestro interior todo el potencial. A veces nos costará más encontrarlo. A veces nos costará más aprender a hacer las cosas que necesitamos aprender para poder sacarlo. Pero, ¿quién no ha pasado por esos momentos de dureza en el aprendizaje?, ¿quién no ha sudado tinta para conseguir sacar su potencial en ciertos momentos?

Alex no es diferente a mí. No es diferente a ti. Ni siquiera es Discapacitado. Sólo tiene Capacidades Distintas. Alex va a conseguir aprender todo lo que se proponga. Aunque aprenda más despacio. Porque tiene en su interior todo el potencial. Y porque su madre cree firmemente en él.

Gracias Alex, por seguir susurrándome: “Mamá, cree en mi potencial”. Tu mamá Coach va a ser la mejor Coach que pueda para ti.

Y para muestra, un botón. Ayer mismo, se subió (sin saber andar) en el monopatín de un amigo de Juan Pablo y se puso a caminar ¡el sólo!

6

Sueña… y ponte en marcha

Objetivos grandes, planes de Acción pequeños

Hace unos días, en una sesión de Coaching con una ejecutiva, salió una cosa muy importante, que quiero compartirla contigo. Está ejecutiva estaba trabajando su marca personal, y encontraba cosas que la frenaban para conseguir sus objetivos, así que las fuimos trabajando poco a poco.
Pero, al final de la última sesión que hemos tenido, dijo: “me estoy dando cuenta que el poder está dentro de mí. Quiero decir, creo que tengo más consciencia de que tú influyes en tu carrera y que tú la vas diseñando. Antes pensaba que todo dependía de fuera, pero ahora soy consciente de que depende en gran medida de mi actitud y mis comportamientos. Sabiendo fluir. Aceptando las cosas que te van pasando. Pero yo soy la que está al volante de mi carrera profesional. Y que hay herramientas para hacerlo, con cosas más concretas. Pasar de “voy a ser más visible” (que es tan grande que me bloquea)  a “voy a comer 2 días a la semana con alguien”. Y así, poco a poco puedo ir construyendo mi propio camino”.
¡¡Me encantó cuándo me dijo eso!!
 
Todas las personas… si, TODAS, somos al final las responsables de nuestro camino. TODAS. Habrá dificultades que vengan de fuera, vale. Habrán cosas que nos hagan más difícil el conseguirlo, vale. Pero al final, el último y único conductor de tu vida eres tú. Eres el que está al volante de tu carrera profesional. Tú eres el que está al volante de tu vida personal. TÚ. Y sólo tú.
Y lo que añadió al final también es importante. Hay que saber ponerse los objetivos grandes y los planes de acción concretos. Es decir, los objetivos tienen que ser grandes, tenemos que aprender a SOÑAR. Luego, para conseguirlo, vamos a ponernos planes de acción concretos: “voy a comer 2 días a la semana con alguien”. Así, con muchos planes de acción concretos, conseguirás tu objetivo grande.
¿Te atreves a soñar? ¿Qué puedes hacer hoy, concreto, para ir hacia la meta de tus objetivos?
 .
 .
2

Powered by WordPress. Designed by WooThemes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR