Archive | Potencial

Personas reactivas y Proactivas

Personas Reactivas y Proactivas

Existen personas reactivas y otras son Proactivas. Todos tenemos deseos, queremos conseguir algo. Todos. Sin embargo, en mis años estudiando al ser humano, he constatado como muchas personas encuentran la excusa perfecta para paralizar proyectos, o para desanimarse, cuando hace frío, o llueve (“es que estoy como el tiempo”, “no sé qué me pasa, debe ser el tiempo”, “estos días me generan melancolía”…), o cuando son tratados mal por otra persona.

Hace años me leí el fabuloso libro de Stephen R. Covey “Los 7 Hábitos de la Gente altamente Efectiva”. En él, Covey habla de la mente Reactiva y la Mente Proactiva.

Las personas reactivas son aquellas que están condicionadas, por lo externo, por la educación que han recibido, por los condicionantes de su vida (“es que mi jefe es…”, “si mi mujer fuera…”, “si tuviera…”). Tanto que hasta el propio clima las condiciona: si hace sol están alegres y pueden hacer sus planes. Si llueve o hace frío… ya no puedo hacer mis planes, o me pongo de mal humor.

Personas Proactivas

Las personas Proactivas, por el contrario, no están condicionadas por factores externos. Les afectan (claro que si) pero no les condicionan. Su conducta, sus acciones, sus comportamientos, sus respuestas ante las cosas que les van pasando en la vida no dependen de las cosas de fuera (climatología, suerte, defectos de los demás, ambiente, educación recibida, etc.). Su conducta está basada en una respuesta elegida. Y esta respuesta está basada en los principios que gobiernan su vida: sus VALORES.

Por ejemplo: ante una persona que me está tratando mal, si soy una persona reactiva mostraré un comportamiento bien de hundirme (con tristeza o yéndome a un rincón) o bien de atacar (respondiendo con malos modales). En cambio, si soy una persona Proactiva, si uno de mis valores es tratar bien a los demás, responderé con un comportamiento sereno, de respuesta equilibrada. No dejaré que el mal humor o los defectos del otro, me lleven a mostrar un comportamiento (reacción) que yo no deseo, porque no está alineado con mi VALOR.

Tú eliges al final de qué color quieres que sea tu paraguas: ¿negro o de color?

Personas Reactivas y Proactivas

Personas Reactivas y Proactivas

Si te interesa este tema, dímelo y mañana sigo escribiendo acerca de él.

#mejorversion
#Deseos
#Felicidad
#MenteProactiva
#MenteReactiva
#PlandeAcción
#Proyectos
#Valores
#ElidaPeñalverCoach

0

No les creas. Sé proactivo

Proactivo y reactivo

Como bien sabes (y si no, te lo cuento yo), las personas podemos tener dos enfoques distintos. El enfoque reactivo y el enfoque proactivo. Las personas reactivas, piensan que todos estamos determinados por algo que condiciona nuestra vida, sobre lo que no tenemos ningún control. Puede ser la genética: “es que esto está en mi ADN, es que no puedo cambiar”; puede ser psíquico: “esto es por culpa de la educación de mis padres, es que no me han educado bien, es que siento un sentido de culpabilidad enorme y no puedo hacer otra cosa”; o puede ser por culpa del ambiente: “la culpa es de la sociedad, de mi jefe, de mi esposa, de la situación económica”. Las personas proactivas, por el contrario, piensan que ellas son las únicas responsables de su vida, independientemente de las circunstancias que tienen que vivir.

Muchos médicos, investigadores, psicólogos, tienen en su interior ese enfoque. El problema es que los criterios de estos investigadores y médicos han salido principalmente del estudio de animales (ratas, monos, perros) y de personas neuróticas y psicóticas, no de personas normales, personas que generan su vida todos los días… a pesar de sus problemas.

Enorme capacidad del ser humano

Así estos criterios de ciertos investigadores le sirven para medir ciertas cosas predecir ciertas cosas pero no describen del todo la capacidad del ser humano.

Yo soy un fiel reflejo de lo que estoy diciendo: cuando me dio el ictus, los médicos me dijeron que lo que consiguiera los seis primeros meses era lo que iba a conseguir y que pasados esos seis meses era más difícil conseguir cualquier logro. Yo, simplemente, no les creí. Y seis meses después del ictus seguí poniendo el foco en mi mejora. Hoy han pasado más de cinco años y sigo mejorando. Poco a poco, piano piano.

¿Te sientes capaz?

Hace poco que tenido una conversación con un cliente. Hace muchos años paso por una época de salud bastante delicada, a nivel sobre todo psicológico, le costó salir pero poco a poco consiguió salir y llevar una vida completamente normal. Hoy se siente capaz de seguir adelante respecto a ese tema sin ningún problema de salud. Fíjate bien lo que he puesto: se siente completamente capaz de seguir adelante. Pero también me dice: “pero es que los médicos me dijeron que tengo que tener cuidado porque en cualquier momento podía caer de nuevo”.

Me da rabia, lo reconozco. Me da rabia que un médico que no conoce el interior de la persona, que no conoce la fuerza de voluntad que ha tenido esa persona para salir adelante, que no conoce el trabajo interior de la persona, tenga tanto poder sobre la mente de esa persona.

No les creas

Amigo, los médicos saben hasta cierto punto. Tengo muchos amigos médicos, espero que no se ofendan por mis palabras. Pienso que saben mucho de determinadas cosas, de otras a lo mejor no saben tanto. La gran mayoría de los médicos no saben tanto del crecimiento personal, no saben tanto de la fuerza del espíritu de una persona que quiere dar su mejor versión. Esa persona que quiere dar su mejor versión tiene mucho más de lo que los médicos, que han estudiado patologías, pueden saber.

Confía en ti

Así que a ti, amigo que estás leyendo esto que escribo, te digo: tú eres mucho más de lo que una persona externa puede pensar de ti, tú tienes dentro mucho más de lo que crees. Confía en ti. Escucha la opinión del otro siempre y que no te determine.

Tú eres mucho más grande de lo que te puedes atrever a creer.

Confía en tus propias fuerzas si salen de un espíritu trabajado, de una mente trabajada, de un cuerpo trabajado.

Proactivo. Cree en ti. Élida Peñalver . Imagen Kristina Flour

Proactivo. Cree en ti. Élida Peñalver . Imagen Kristina Flour

#mejorversión
#fuerzadevoluntad

#crecimientopersonal
#Confiaenti
#proactivo
#reactivo

#ÉlidaPeñalverCoach

Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo. Y si crees que puedo ayudarte para dar tu mejor versión, cuenta conmigo.

 

 

0

Personas libres

Libre

Es mucho más fácil dirigir al esclavo que dirigir personas libres. Pero menos eficaz.

Aristóteles lo tenía claro. Mejor trabajar con personas libres. Aunque no sea tan fácil.
Sé libre.
Deja que los de tu alrededor también lo sean.
¿Quién quiere trabajar con una persona que no ve su grandeza? ¿Quién quiere ser esclavo? Trata bien a tu equipo. Rendirá al máximo.
Ojo. Equipo = cualquier grupo de personas (trabajo, amigos, familia, etc.)

Elida Peñalver – Personas Libres

#tumejorversión
#libertad
#grandeza
#eficaz
#equipo
#familia
#ElidaPeñalverCoach
0

Tu Faro Interior: Valores

Tus Valores

Si me sigues desde hace tiempo, sabrás la enorme importancia que doy a los valores.

El próximo fin de semana, estaré en Zaragoza, en el curso “Experto Superior en Coaching Profesional”, explicando la enorme importancia de nuestros valores a mis alumnos.

Los valores son nuestra guía. Son el faro que nos indica si vamos bien o si vamos perdidos. Los valores son los que nos marcan qué cosas que hacemos están bien y qué cosas que hacemos no están bien.

Te indican si lo que haces te hace feliz o no

Los valores son básicos. De hecho, en más de una ocasión, he tenido clientes que han dejado trabajos en los que ganaban mucho dinero, que tenían una posición de cierto renombre, que tenían cierto estatus, que la gente les envidiaban… pero que no se sentían a gusto por dentro, que no dormían bien por la noche, que sentían que estaban yendo en contra de algo que estaba dentro de él.

Muchas personas están ahora mismo en esa situación. Trabajando en algo en lo que, al final, en el fondo de su corazón, si se miran con honestidad no están siendo felices. A pesar del sueldo que cobran, a pesar de la envidia de otros, a pesar del estatus que tienen, no están siendo felices.

¿Qué puedes hacer en ese caso?

En esa situación hay dos opciones. Sólo dos. Engañarte a ti mismo, ser como la avestruz que se mete la cabeza bajo la tierra y no ve lo que hay fuera. O ser honesto contigo mismo, preguntarte: “¿qué está pasando dentro de mí?, ¿qué valor importante para mí no estoy viviendo?”.

Engañarte a ti mismo es fácil, aunque resultado no sea bueno. Hacerte la pregunta cuesta (¡lo sé! ¡cuesta!), pero el resultado al final será bueno para ti.

Sé valiente

Con una persona se atreve a ser valiente, se atreve a plantearse la pregunta, se atreve a buscar el valor que no está viviendo y se atreve a poner a lucir, a brillar ese valor… te aseguro que cambia completamente.

Y quizás irá a un trabajo que le paguen menos, que no tenga cierto estatus, que no sienta la envidia de otros, pero será feliz, dormirá como un bebé, porque no hay nada más grande que vivir acorde a nuestros valores.

Y tú, ¿te atreves a hacerte la gran pregunta?

Vive tus valores. No te engañes. Pon a brillar tus valores. Imagen Joshua Hibbert

Vive tus valores. No te engañes. Pon a brillar tus valores. Imagen Joshua Hibbert

#valores
#ElidaPeñalverCoach
#dartumejorversión

Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo. Y si crees que puedo ayudarte en la búsqueda de tus valores, cuenta conmigo

0

Quisiera

Quisiera. A veces vivimos de los “quisiera”. Quisiera que mi empresa crezca, quisiera un ascenso, quisiera una relación buena con mi esposa, con mi marido, tener buena relación con mis hijos, mejorar mi saque en tenis, dar una conferencia, lanzar un curso, lanzar un nuevo producto, etc,…

¿Qué haces?

Pero no lo conseguimos. Hace tiempo oí una frase que me llamó la atención: “es bien fácil querer el resultado final, lo importante es querer los medios”. Por favor, léela de nuevo. Los fines todos los queremos: yo quisiera hablar en público, yo quisiera lanzar un nuevo producto, yo quisiera llevarme bien con mis hijos, yo quisiera tener una relación estupenda con mi esposo. ¡Todos queremos los fines! Si nos centramos en querer los resultados y no queremos los medios, los pasos, no lo vamos a conseguir.  Porque el resultado siempre es el fin y el fin siempre llega después de los pasos. Es imposible querer algo, sin querer dar ningún paso para conseguirlo. Imposible.

Haz algo

¿Pero qué haces? Si quieres tener una relación buena con tu esposa, haz cosas. Queda con ella, habla con ella, marca un día a la semana para salir con ella. Si quieres tener una buena relación con tus hijos, ponte a jugar con ellos, escúchales, dales abrazos, ríete con ellos. Si quieres dar una conferencia, busca una sala, anúnciala en la redes sociales, invita a gente. Si quieres algo, ¡¡HAZ ALGO!! En este artículo escribí más sobre el tema.

Sueños

Porque si no haces cosas, vas a ser una persona que vive de sueños, de “me gustaría”, de “quisiera”… pero si no haces nada, los sueños, sueños son (como decía el estupendo Calderón de la Barca en el monólogo de Segismundo).

Moneda: reflexión-acción

En mi trabajo como coach, me encanta ayudar a las personas a pasar de los “quisiera” a las acciones. El Coaching es como una moneda, con dos caras. La cara de la reflexión hace que la persona se dé cuenta de algo. La cara de la acción es la que, en base a esa toma de conciencia, de ponga en marcha para conseguirlo. Así, poco a poco, es como la persona pasa de los quisiera a ponerse manos  a la obra. ¡Y al final consigue su objetivo!
Y tú, ¿quieres ser Segismundo o quieres ser tu mejor versión?

     Imagen Andrew Neel.
  Pasar de los Quisiera a la Acción

0

Ser Holístico

Ser Holístico

Hoy estoy de celebración. ¡Cumplo cinco años! Si me has conocido hace poco, quizás no sabes que tengo dos cumpleaños. El primero, en Noviembre y el segundo, hoy. Con el primero tengo 45 años, con el segundo tengo 5 años. Soy una mujer con una niña dentro. ¡Cómo todos por otro lado! El hombre adulto sigue llevando en su interior al niño que es. Y debe cuidarlo. Y quererlo.

Yo tengo la enorme suerte de haber sufrido un Ictus grave, muy grave, que me pudo llevar a la tumba. ¿Suerte? Sí, así lo veo yo. Me considero bendecida por mi Ictus por distintos motivos.

Agradecimiento en el cielo

El primero porque mucha gente rezó por mí, gente conocida y gente desconocida. En España, en Europa y en América. Gente a la que jamás le pondré cara, pero que algún día, en el cielo, podré agradecerle tanto bien que me hizo su oración.

Somos un ser holístico

El segundo es porque mi cuerpo me ayudó. Con el Ictus, mi cuerpo me quiso transmitir algo, algo que yo no era capaz de ver. Sé que quizás te sonará extraño. Soy consciente que quizás te parezca una tontería. Pero yo lo creo así. Creo firmemente que el ser humano es un ser Holístico, en el que hay distintas partes (mente, corazón, cuerpo, alma), unidas como un todo holístico. Y al igual que cuando me duele una muela, mi humor se ve afectado, o cuando me siento triste no tengo la misma fuerza en mi cuerpo, yo creo que el cuerpo, a través de las enfermedades, está intentando decirnos algo. Yo tenía algo muy profundo, que no era capaz de ver. Y como no era consciente de ello, no me lo estaba trabajando. Hasta que mi cuerpo dijo “ya no puedo más, ¿cómo se lo puedo mostrar?” y me dio el Ictus. Estos 5 años he estado sanándome por fuera (fisio, logopeda, etc.) y por dentro. Aún no he terminado con ninguna de las dos, pero estoy en el camino. Cada vez más sana, cada vez más completa. Y eso es gracias al Ictus.

Aprender a escuchar al cuerpo

El tercer motivo es que he aprendido a escuchar a mi cuerpo. Porque cada día soy más consciente de que mi cuerpo está para ayudarme, para acompañarme en el camino de comprenderme como un Todo Holístico. Ya que no tiene sentido cultivar sólo la mente (como hacen en muchos colegios), sólo el corazón-emociones (como solemos hacer todos), dejando de lado al cuerpo, o al Alma. Mi cuerpo me ha enseñado que tenemos que alimentar a todas esas partes nuestras: mente, corazón, cuerpo, Alma. Y cuando todas estén alimentadas, entonces estaremos en plenitud.

Siempre hay algo que trabajar

El cuarto motivo es que, desde entonces nunca me aburro. Porque siempre encuentro algo que puedo trabajarme en algún área. Y eso, en lugar de apesadumbrarme, me llena de alegría. Porque soy más que consciente de que cada vez que me trabajo algo, después soy algo más libre, más feliz.

Proceso de Sanación

Así que, hoy en mi quinto cumpleaños, quiero decirte amigo, que sigo en proceso de sanación. La exterior avanza más que la interior. También es cierto que la sanación interior es menos fácil. Y al mismo tiempo, cuando algo por dentro sana, avanzo mucho más. Y también sé que cuento con la ayuda de Dios y de tantas personas que siguen echándome una mano.

No sé si he sido capaz de expresarme con claridad, ¡son terrenos tan difíciles! Pero lo que sí que tengo claro es que hoy soy algo mayor, más reflexiva, más transcendente, más hermana de todos, más feliz.

¡Hoy cumplo 5 años!

Gracias por tu amistad.

Imagen Gabby Orcutt. Ser holístico

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

0

Cambio

El cambio.

Probablemente te habrás dado cuenta que muchas personas de tu alrededor (quizás tú a veces, yo en ciertas ocasiones), intentamos que las cosas cambien: que mi jefe confíe más en mí, que mi matrimonio vaya bien, que en mi trabajo tenga más libertad, que mi hijo adolescente sea más agradable… quizás te habrás dado cuenta que muchas veces, la mayoría de las veces, intentamos que ese cambio sea de fuera hacia adentro. Es decir, la mayoría de las veces intentamos que sea mi jefe el que cambie, en mi matrimonio intento que sea mi cónyuge el que cambie, que en mi trabajo sean mis pares los que cambien, que sea mi hijo adolescente el que cambie. Y claro en la mayoría de las ocasiones el otro no cambia. Porque o no sabe, o… ¡porque no le da la gana!

Cambio de “adentro hacia fuera”

Sabes que soy una firme defensora del cambio de “adentro hacia fuera”. Eso implica empezar a cambiar yo. Sí yo quiero que mi jefe confíe en mí, primero debo de mostrar ser digno de confianza. Sí yo quiero que matrimonio sea feliz, primero debo de ser yo el que muestre alegría y cordialidad. Sí yo quiero que mi trabajo me den más libertad, primero debo de ser yo un empleado más responsable y más colaborador. Sí yo quiero que mi hijo sea más agradable, primero debo de ser yo un padre más comprensivo y cariñoso.

Es difícil, no imposible

Sé que esto te puede parecer una ardua tarea. Puede serlo, no te lo niego. Lo es, seguro. A mí hay  cosas que me cuestan mucho. Pero el que sea difícil no significa que pueda ser imposible. Significa simplemente qué tienes que poner más el foco en eso. Poner más tus valores y tus virtudes a trabajar. Poner más comprensión en ti mismo, perdonarte cuando fallas y animarte a seguir intentándolo.
Cambio. De dentro hacia Fuera. Foco en ti. Capacidades, Fortalezas y Valores.

Imagen Alexandru-Zdrobau-Cambio

Pon el foco en tu cambio

Porque estoy convencida de que al final, si tú pones el foco en tu propio cambio, si tú sigues intentándolo, vas a ser más feliz y estoy convencida de que al final generarás más felicidad en los que te rodean. Y entonces ¡oh milagro! el otro cambiará.
¿Te ánimas a cambiar de adentro hacia fuera?, ¿te animas a ser tú el primero en generar ese cambio?, ¿te animas a centrarte en ti, mirándote con amor y con paciencia, para generar ese cambio?, ¿te animas a dar tu mejor versión?
0

Misión

Misión

Todos hemos nacido con una Misión (si quieres leer más, da aquí). Sabes que soy una firme defensora de la dignidad del Ser Humano, “simplemente” por ser Humano. Sabes, también, que soy una firme defensora de que, junto con nuestra Dignidad, fuimos creados para cumplir una MISIÓN. Muchos no sabrán nunca su misión, algunas personas ni siquiera creen que tengan una misión, muchos no la buscan. Pero el que no la encontremos no significa que no esté ahí. Todos hemos nacido con una misión.

Hoy una persona adorable para mí, cumple años. Es joven, pero desde el principio fue consciente de su misión. ¡Afortunado él! Desde el principio supo que vino a este mundo para desmontar prejuicios, para mostrar la Belleza Real, la de verdad, no la que nos hemos creado los humanos. Este ser, desde el momento de su nacimiento ha hecho pensar a muchas personas. Muchos nos han dicho que, desde que le conocen, han cambiado radicalmente lo que pensaban acerca de gente como él,… ¡¡para bien!!

Sencillez

Este ser muestra con tenuidad (algo tenue, delicado, delgado y débil, de poca entidad, valor o estimación), con sencillez, la grandeza de la sonrisa, la grandeza del esfuerzo. Muestra la grandeza de la SENCILLEZ, de la empatía enorme a los sentimientos de los demás. Ha traído mucha alegría, ternura. Nos ha enseñado a todos una gran virtud: la paciencia. El disfrutar de las pequeñas cosas, el aprendizaje diario.

También, creo yo, ha venido para mostrar la DIGNIDAD que tiene él y cuantos tienen un cromosoma más. Me produce una gran desolación ver que hay tantos a los que no les permiten nacer, a los que le niegan el principal derecho: el derecho a la VIDA. Pero este ser me mira con sus ojos picarones y me dice: “tranquila, poco a poco se irán dando cuenta de la alegría que traemos a este mundo”.

Todos venimos con una misión

Hoy una persona adorable para mí, cumple años. Cinco años. Cinco preciosos años en los que ha desbordado de amor nuestra familia y todos nuestros círculos.

Alex, mi hijo pequeño, el que tiene “deficiencia intelectual”, ha sobrepasado la capacidad intelectual y/o emocional de tantas personas.

Todos venimos a la tierra con una misión. Algunos nunca la conocerán, porque ni siquiera la buscan. Alex conoce desde el principio su misión. Mostrar su grandeza. Esa grandeza que va acompañada del cromosoma extra 21. Esa grandeza que le hace sonreír desde un lugar diferente, más profundo, más desde lo profundo del corazón, desde el alma. Esa misión que le hace ir por la vida, cual bombero, apagando los fuegos de la separación entre humanos, por orgullo, soberbia. Él viene a unir corazones. Y ya ha empezado a cumplirla.

¡Feliz cumpleaños, hijo! ¡Que Dios te siga bendiciendo!

Todos hemos venido con una Misión

Todos hemos venido con una Misión

 

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

0

Personas Valientes

Personas valientes.

¿Quien es un valiente?

Las personas que quieren crecer hacen cosas. Las personas que quieren dar su mejor versión, hacen cosas valientes.

Un valiente es aquel capaz de detectar cuándo su zona de comodidad se ha vuelto zona “incómoda” de comodidad.

Un valiente es aquel capaz de tomar decisiones para salir de la zona “incómoda” de comodidad.

Un valiente es aquel capaz de detectar qué cosas tiene que trabajarse.

Un valiente es aquel capaz de ponerse manos a la obra para conseguir hacer esa limpieza interior, que luego conllevará, inevitablemente, a su crecimiento personal.

El Camino del Héroe

Un valiente es aquel capaz de mirar el camino que tiene delante, sabiendo que ese camino es el camino del Héroe (https://www.elidapenalver.com/el-desierto/), en el que pasará por la negación, por la duda, por el miedo, por el desierto (https://www.elidapenalver.com/el-desierto-el-cambio/), por la conexión con su Esencia y, al mismo tiempo, el valiente es el que sabe que cuando llegue el final, será una persona más plena, con más recursos, alineada con sus valores.

Valiente es aquel capaz de “coger el toro por los cuernos” y ponerse a caminar.

Todos tenemos miedo. Todos. Todos podemos ser valientes. Todos. Al final, como siempre, es una Elección.

Personas Valientes

Mañana voy a Zaragoza. El viernes comienza la octava edición del curso de Coaching que he diseñado. Ante mí tendré once valientes, que van a comenzar su propio camino de Héroe, que van a comenzar recorriendo por tierras, al principio inhóspitas, y que, al final, llegarán a una pradera verde, a un mar.

Mi trabajo me apasiona, bien lo sabes. Me apasiona ser testigo directo de cómo personas deciden ser Valientes, deciden crecer interiormente, deciden dar su mejor versión.

Desde el minuto uno, les miraré viendo su potencial, viendo la persona que quieren llegar a SER. No les voy a negar que quizás sufrirán en el camino. El desierto a veces es duro. (Siempre). Pero también veré y les manifestaré, la felicidad tan inmensa que lograrán al final del camino.

Me apasiona mi trabajo

Mañana comienzo nueva etapa. Voy feliz, muy feliz. Ojalá todo el mundo disfrutará tanto con su trabajo como yo con el mío.

Y tú, ¿te atreves a ser un VALIENTE?  Sal de tu zona de comodidad. Da tu mejor versión.

Imagen Elaine-Casap. Personas Valientes. Atravesar desierto. Dar tu mejor versión

Imagen Elaine-Casap. Personas Valientes.

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

Imagen Elaine Casap

2

El Coaching, ¿para quién?

 

 

 

¿Para quién es el Coaching?

Recuerdo que hace tiempo, en el espacio de una semana, se pusieron en contacto conmigo para iniciar un proceso de Coaching dos personas muy dispares: un Director General de una multinacional y una adolescente de 17 años. Edades distintas, inquietudes distintas, forma de afrontar muchas cosas distintas, necesidades distintas. Cualquiera que los observase desde fuera podría pensar que nada tenían en común ambos.

Y, sin embargo, (y esa es la grandeza del Coaching) ambos compartían algo: las ganas de mejorar algo en su vida, la sensación de que algo lo pueden hacer mucho mejor. Y, sobre todo, compartían la aceptación de un principio básico: “si yo no tomo mi vida y me pongo a hacer algo en ella… quizás otros la lleven por caminos que yo no deseo”. Y en “otros” pon personas, situaciones, hábitos, circunstancias, dinero…. lo que quieras.

Ambos, el D.G. y la adolescente, empezaron un proceso conmigo. Y en ambos obtuvieron muy buenos resultados de sus planes de acción. Ambos asumieron que el cambio y la mejora empieza por ellos… y no esperaron que otras cosas cambien.

Dos requisitos

Desde que conozco el Coaching me ha fascinado esta característica de esta profesión. Sirve igual para un DG que para una ama de casa, una persona de 60 años o una persona de 17. Alguien que tenga un objetivo profesional o alguien que tenga un objetivo personal. Acoge a todos. Todos pueden ser coachees (clientes). Todos pueden beneficiarse de la “magia” del Coaching. Sólo hay dos requisitos: ser inconformistas (no conformarse con lo que ya tengo, querer mejorar algo) y estar dispuesto a hacer algo para cambiarlo (asumir acciones para, haciendo cosas distintas, obtener resultados distintos).

Desmontando ideas del Coaching

Y creo necesario que los coaches demos a conocer nuestra maravillosa profesión.

Recuerdo hace tiempo, en una conferencia que di en la Politécnica, conocí a una persona encantadora, el catedrático de Hidráulica e Hidrología, Tasio Fernández. Comimos juntos, con Leticia de Salas, la subdirectora de Extensión Universitaria, otra persona encantadora, (¡¡qué maravilla que en el mundo haya tanta gente preciosa!!). Y en la comida Tasio me estuvo comentando lo que le había gustado la conferencia y cómo echaba de menos que las habilidades de Inteligencia Emocional se enseñasen desde pequeños en las aulas. Y dijo una cosa que me llamó la atención: dijo que le había desmontado la idea que él tenía del Coaching. Que se había dado cuenta de que realmente el Coaching consistía en que la persona se descubriese a sí misma, encontrase sus valores, sus recursos, sus capacidades y buscase su propio camino y sus propias soluciones. Y había comprendido que el Coach es realmente un espejo. Nada que ver con la idea de Coaching que él tenía: una especie de “Operación Triunfo” (palabras que él usó) en la que al final todos salen como un cliché: con musculitos aquí, cantando así, etc.

Cuando uno comprende de verdad lo que es el Coaching… empieza a entender por qué es tan eficaz.

Aprendiendo a ser la Mejor Versión de Sí Mismo

Y entonces da igual que se sea un DG o una adolescente… es simplemente una persona que está tomando su vida y aprendiendo a ser LA MEJOR VERSIÓN DE SI MISMO.

¿Qué idea tienes tú del Coaching? ¿Crees que hay algún ámbito de tu vida que podría merecerse que le dedicases tu atención para mejorarlo? ¿Crees que puedes conseguirlo tú solo? O ¿crees que te vendría bien la ayuda de un coach? ¿Crees que te mereces ser tu mejor versión?

¿Para quién es el Coaching?

Imagen de Freddy Castro ¿Para quién es el Coaching?

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

0

Powered by WordPress. Designed by WooThemes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies