Archive | SER

No somos islas

 

Crecimiento Personal

Sabes que yo soy una firme defensora del Crecimiento Personal. Creo firmemente en la necesidad que cualquier ser humano tiene de crecer por dentro, de buscar cada vez más su Esencia y de mostrar su mejor versión. Y ese crecimiento personal, luego irá hacia mi parte profesional, porque a mi trabajo va mi persona.

Todos queremos crecer, ser nuestra mejor versión.

¿Individualismo?

El problema viene cuando nos consideramos personas aisladas, separadas de los demás. Como si fuéramos islas. Como si yo fuera autosuficiente. Pensando que yo soy capaz de sostenerme yo sola. Ese es el gran peligro del individualismo, que se nos está metiendo hasta la médula de nuestra sociedad.

Nadie crece solo, y nadie es independiente. Nosotros no somos islas. Vivimos entrelazados, y cuanto somos lo somos para los demás y en los demás. Por eso es tan importante que, en nuestro proceso de crecimiento personal, tengamos conciencia de que los demás están para mostrarme cosas.

Nuestra vida es un escaparate. Fíjate que he dicho que nuestra vida es un escaparate. No un escenario. Así que no esperes aplausos. Los demás, especialmente los más cercanos, te mostrarán tus fallos, tus meteduras de pata. A veces te dirán cosas buenas, bastantes veces. Y también te dirán cosas no tan buenas.

Y tú puedes reaccionar (con mente reactiva) o puedes reflexionar lo que te han dicho y luego ELEGIR lo que te sirve para tu crecimiento interior (mente proactiva).

Ayúdales/déjate ayudar

Así que, mira a los demás. Ayúdales en su crecimiento y déjate ayudar por ellos. Así, y sólo así, crecerás.

Y luego, ten cuidado de cómo dices las cosas que tiene que mejorar el otro. Dilo con amor, como te gustaría que te lo dijeran a ti.

Así conseguirás sacar el agua que hay en tu interior. Hace años me impresionó un video de dibujos animados, en el que había distintos pozos. Cada uno estaba cerrado a los demás. No recibían agua. Y claro, al final se secaron. Hasta que se dieron cuenta de que, si se abrían por abajo, recibían el agua freática de la tierra,… ¡y todos volvieron a tener agua! ¡Se dieron cuenta de que cuando se abrían y compartían, ellos crecían y los demás también!

Ábrete al otro. Así crecerás. Así harás crecer al otro.

¿Quieres crecer? ¿O quieres ser una isla?

Imagen Troy Nikolic-Crecimiento Personal

Imagen Troy Nikolic-Crecimiento Personal

 

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

 

0

Valioso por ser humano

¿Qué me hace Valioso?  Valioso por ser humano

En este artículo te voy a hablar de que tú eres valioso por ser humano. Hace unos meses, escribí un artículo acerca del Cerebro y Emociones, en el que sostenía que nuestro cerebro está diseñado para ver las cosas que no hacemos bien, para mejorarlas y así ser capaces de sobrevivir. Y añadía que cuando detectemos tantas cosas que hacemos mal, nos tratemos bien. No entrar en la emoción negativa, sino aprender a gestionarla.

Una amiga, Carla, comentó: “Es estupendo ver con claridad… discurrir para entender que al contrario de que ciertos aspectos que hago negativos y me anulan… con luz de entendimiento veo que soy algo valioso por naturaleza. Gracias, muchisísimas gracias. Me hace mucho bien, ahora a trabajarlo

Reconozco que su comentario me llamó la atención. Le contesté: “¡Claro que eres algo valioso por naturaleza, Carla!”. Y desde entonces lo tengo en mi mente.

Todos, TODOS, somos valiosos por NATURALEZA. De hecho, la mayoría de las cosas las hacemos muy bien. MUY BIEN. Tu cuerpo funciona bien, tu mente funciona bien, tus emociones funcionan bien. Uno de los “problemas” que tenemos es que tu cerebro (al igual que el mío) se centra más en lo que hace mal, en los fallos. Y eso nos hace pensar que lo hacemos mal. Pero si nos observáramos fuera, descubriríamos muchísimas cosas que hacemos muy bien.

¿Dónde está mi Valía?

Es más, voy a ir más profundo. Aunque yo hiciera mal algo… eso no me quita mi VALIA. Lo he experimentado en mi propia vida. Mira, antes del ictus, mucho antes, yo consideraba que mi principal valía estaba en mi inteligencia, estaba en mi capacidad de hablar (en público y en privado), estaba en mi escritura, estaba en todo lo que sabía hacer muy bien. Afortunadamente, cuando me sumergí en el mundo del Coaching y la Inteligencia Emocional, hice un trabajo interior que me llevó a descubrir mi Esencia, mi Identidad plena, que está por encima de mi inteligencia, mis capacidades.

Gracias a Dios, ese trabajo, el descubrir mi Esencia, cuando me dio el Ictus, me ayudó mucho. De repente tu cerebro se inunda y pierdes muchas capacidades, mi inteligencia disminuyó (¡drásticamente!), mi memoria también (ni siquiera recordaba cómo se llamaba mi marido), era incapaz de hablar,… Si yo hubiera seguido pensando que mi Valía estaba ahí… ¡¡¡hubiera sido incapaz de superarlo!!!

Pero, gracias a Dios, yo sabía cuál era mi Esencia. Y mi Esencia (al igual que la tuya) es mucho más profunda que cosas a las que damos importancia: ser inteligentes, ser guapos, saber hablar con elocuencia, etc.

Mi Naturaleza está conectada con mi Esencia

Todos, TODOS, somos valiosos por NATURALEZA. Porque mi Naturaleza es la que está conectada con mi Esencia. Y la Esencia está en un nivel más profundo y mayor que todo lo que hago. Al mismo tiempo, cuando uno es capaz de descubrir cuál es su ESENCIA, puede ponerla de capitán del barco, porque será el mejor capitán.

Cuando hago sesiones de Coaching, en muchas ocasiones bajo al nivel de Identidad, si la agenda del Coachee lo permite. Y hay un cambio radical en las siguientes sesiones. Porque en ese momento el cliente descubre de veras su Valía. Cada vez vienen a mí más clientes que quieren descubrir su verdadera valía. Porque ella es la que ilumina todo lo demás.

Recuérdalo siempre. Todos, TODOS, somos valiosos por NATURALEZA. Tú eres valioso por NATURALEZA. No dejes que una parte de tu cerebro te engañe. ERES VALIOSO POR NATURALEZA.

¿Te acordarás?

Descubre dónde está tu valía. En tu esencia

Foto: Justin Luebke (www.unsplash.com) Descubre dónde está tu valía. En tu esencia

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

0

Limpieza interior

LIMPIEZA INTERIOR

Las personas que trabajamos con personas necesitamos poner en marcha ciertas “habilidades” para facilitar esta relación. Los coaches, los maestros, los líderes de equipos, los vendedores, los padres,… prácticamente todos trabajamos con personas o, por lo menos, nos relacionamos con personas. Tenemos que escuchar; que comunicarnos bien, estando atentos a lo que el otro nos dice, con su comunicación verbal y con su comunicación No Verbal; que tener más empatía, etc.

Sin embargo, me doy cuenta que la mayoría de las veces no nos fijamos en cómo estoy yo. Y es muy importante saber que, según cómo estés tú, así será tu relación con el otro. Por eso, cuando formo coaches siempre insisto en la necesidad de hacer “limpieza interior”. Si yo no estoy limpio por dentro, voy a meter mis juicios, mis prejuicios, mis etiquetas, mi manera de ver las cosas (con lo cual no escucharé al otro), etc.

Soy muy consciente que uno de los puntos más difíciles para mis alumnos siempre es el limpiarse interiormente. Al mismo tiempo, soy más que consciente de que cuando se limpian de algo (un juicio, una creencia limitante, una necesidad, etc.), son más libres para ir a la relación con el otro. Y son más grandes, porque la limpieza hace que mostremos un poco más nuestro potencial. Y cuando yo estoy limpia, soy capaz de ver el potencial del otro.

Testimonio de alumno

Hace un tiempo, un alumno del curso de Coaching que dirijo en Zaragoza me decía: “¿Sabes de qué me he dado cuenta? De que hasta que no he sentido que he estado “limpio” de lo que me tenía que trabajar, de alguna forma eso me ha “contaminado” y perjudicado en mis procesos, me ha limitado. Ahora, en los procesos que empecé después de “limpiarme”, noto que eso no me limita, y que me puedo equivocar como es normal aprendiendo, pero no tengo “eso ahí” limitándome. Ahora “soy yo”, ¡¡y me siento genial, feliz, y con energías para poder ser yo y ser ese supercoach que tanto me gustaría ser!! Y supongo que sin “ser yo” del todo, era imposible ser buen coach, ¿verdad?

Verdad, amigo. Si no eres tú, no puedes ser un buen coach. Como si no eres tú, limpio, no puedes ser un buen maestro. Como si no eres tú, limpio, no puedes dirigir bien a tu equipo.

Por eso es tan importante hacer un proceso de limpieza interna. Por eso es tan importante limpiarnos de aquello que nos impide mostrar nuestro brillo a los demás. Por eso es tan importante limpiarnos de nuestros juicios, nuestras creencias. Para conseguir ir limpio ante el otro y así poder ver, de verdad, todo su potencial.

Exigencia y grandeza del curso

El Martes, en la Escuela Superior de Competencias del Grupo Piquer, en Zaragoza, insistí mucho acerca de este punto. Y los alumnos que salieron a dar su testimonio también pusieron el foco en este punto. Uno de ellos llegó a decir que, en varias ocasiones, salió llorando del curso. Yo, cuando terminó la charla y me quedé con ellos, le dije en broma: “hombre, no digas eso, que no va a venir ninguno a hacer el curso”. Pero otra alumna dijo: “no Élida, es una gran verdad. Y eso es lo que le da exigencia al curso. Y eso es lo más grande del curso, que no te quedas simplemente dándonos habilidades del coach, sino que nos haces trabajarnos por dentro para SER Coach”.

En la charla-taller, les dije que este curso es para Valientes. Porque hay que ser valiente para atreverte a limpiarte por dentro. Valiente para mirar dentro y ver todo lo sucio y ponerte manos a la obra. Valiente para atrever a ver tu vulnerabilidad y acogerla. Valiente para descubrir todo tu potencial.

Limpieza interior del coach. Curso Experto en Coaching Profesional en Zaragoza

Limpieza interior del coach. Curso Experto en Coaching Profesional en Zaragoza

¿Quieres ser Valiente?

¿Y tú?
¿Quieres ser valiente para atreverte a limpiarte por dentro?
¿Quieres ser Valiente para mirar dentro y ver todo lo sucio y ponerte manos a la obra?
¿Quieres ser Valiente para atrever a ver tu vulnerabilidad y acogerla?
¿Quieres ser Valiente para descubrir todo tu potencial?

Este curso es para valientes. El mundo necesita muchos VALIENTES. Si te interesa, míralo aquí:

https://www.grupopiquer.com/programa-experto-coaching-prof…/

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

(Foto Jon Flobrant)

0

¿Te gustaría sacar lo mejor de ti?

¿Te gustaría sacar lo mejor de ti?

Como sabes bien, ayer estuve en Zaragoza para dar una conferencia-taller. A las 7 de la tarde, la Escuela Superior de Competencias del grupo Piquer estaba en plena ebullición de gente entrando y buscando la sala. En total vinieron más de 50 personas. Quiero transmitir mis más sinceras felicitaciones al grupo Piquer por su gran poder de convocatoria. ¡Qué grandes son!

Lo cierto es que disfruté como una niña pequeña. Antes de conocer el Coaching yo, como buena científica, era una mente lógica estructurada a tope. Cuando conocí el Coaching, me costó, pero al final he sido capaz de dejar a un lado la lógica estructurada y sacar mi parte más creativa, más de juego. Y fui al taller pensando en explicar qué es el Coaching y para qué les puede venir bien hacer el curso… y mezclarlo con juegos. Porque la neurociencia cada día nos repite más que lo que aprendemos jugando, es lo que de verdad recordamos.

El grupo se volcó totalmente. Y eso que les hice ponerse de pie, imitar a otras personas, imaginar, etc. ¡¡¡Me encantó!!!

¿Te gustaría sacar lo mejor de ti?

¿Te gustaría sacar lo mejor de ti? Curso Coaching Profesional Zaragoza

Nuestra mente Lógico Estructurada

Una antigua alumna que me acompañó, esta mañana me daba su feedback. Y entre otras cosas, me decía: “El contenido era rico y potente, me faltó algo de estructura para comprender qué íbamos a ver y en qué punto de la charla estábamos (habla mi mente lógica estructurada), no obstante, al final todo se iba comprendiendo, otras cosas eran pinceladas y otras se podían experimentar en el momento”. ¡Creo que tengo que encontrar el equilibrio entre dejar a un lado a la mente lógica estructurada para ser creativa, con el saber que la mayoría de las personas aún están en la mente lógica estructurada y necesitan más estructura!

Más allá de ese detalle, lo cierto es que todos disfrutamos y que, al final, los que se acercaron a mi me dijeron que les había llamado mucho la atención.

Feedback

Varios antiguos alumnos que estuvieron me han mandado su feedback:

“Cuanto amor desprendes y transmites. Genial tu presencia, el brillo de tu mirada y todo lo que se nota que sabes, porque se nota. Se te ve centrada, serena, segura. Eres maravillosa, cuidas a tus alumnos y les das lo mejor de ti incluido tu ejemplo. Que más se puede pedir?” (Ana)

“Me ha gustado el ambiente cálido que conseguiste y la expectativa que creaste a todos los que estaban que estaban con los “ojos pegados” a ti. Como presentación del programa me pareció profesional, con contenido, vivencial y sincero” (Natalia)

“En mi opinión el taller estaba orientado a explicar claramente en qué consiste el Coaching y como se aborda desde el curso que ofreces. Y lo has hecho muy bien. Has generado ganas de más. En una hora no se puede explicar más” (Fran)

¿Te gustaría sacar lo mejor de ti? Curso Coaching Profesional Zaragoza

¿Te gustaría sacar lo mejor de ti? Curso Coaching Profesional Zaragoza

De lo que rebosa el corazón habla la boca.

Lo cierto es que de lo que rebosa el corazón habla la boca. Y mi corazón, mi alma y todo mi ser sabe que este curso marca un antes y un después a las personas que han pasado por él.

¿Te gustaría sacar lo mejor de ti, ser tu mejor versión?

¿Te gustaría llegar a ver lo grande que eres?

¿Te gustaría ayudar a los que te rodean a sacar su mejor versión?

¿Te gustaría hacerlo desde el alma, abrazando tus valores, siendo fiel a ti mismo?

¿Te gustaría adquirir la formación necesaria para ello en un solo curso que además te otorga un titulo certificado, con grandes profesionales que también son grandes personas?

Pues sin dudarlo entonces esto es para ti.

 

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

0

Vivir

El Sábado pasado, por la tarde, fui invitada a Complu LifeTeen, un grupo de adolescentes de Alcalá y alrededores. Es un movimiento que salió de la mente de David Calahorra, para ayudar a los adolescentes en esta etapa tan crucial de su vida.

David me pidió que les diera una charla de la importancia de VIVIR.

En una sociedad que inculca que vales por lo que tienes (el mejor móvil, ropa y zapatillas de marca, etc.), o en esta sociedad que inculca que vales si a los demás consideran que vales, yo les hablé de dónde está su valía, su valor. En ellos mismos, en su vida, en lo que tienen dentro, sus talentos, sus valores.

Más de 50 adolescentes estaban allí. En esa ventana entró mucha luz para que contemplarán su VIDA con mayúsculas.

Creo que salieron tocados  😉

15

Juan Sin Miedo

Llevo una temporada afrontando varios retos. Eso hace que esté algo descolocada internamente. Cualquier cambio, cualquier reto, de primeras, siempre nos desestabiliza. Eso es normal, no hay que luchar contra ello. Lo que hay que conseguir es ser capaz de seguir avanzando en esos retos.

El otro día, hablaba por whastapp con una persona con la que colaboro en varios proyectos, José. Le conozco sólo desde hace un año y medio, pero le quiero mucho y con él me siento muy a gusto. La conversación en cierto momento fue esta:

José: “¿qué tal estás?”.

Yo: “Muy bien. Con muchos retos internos y externos. Pero estoy convencida de que al final los sacaré adelante”.

José: “Yo también estoy convencido. ¿Internos?”.

Yo: “Internos porque para sacar mis talentos, para sacar adelante los retos externos, necesito “luchar” con ciertos miedos”.

José: “¡Ánimo! Ya quedaremos y hablamos de esos miedos que no tienen por qué estar ahí!”

Yo: “¿Conoces a algún Juan Sin Miedo?” (con muchos emoticonos de risa)

José: “Si. Es el ser que eres”.

Su respuesta que desarmó completamente. Léela por favor: “es el SER que eres”. ¡Dio en el clavo totalmente! El SER que soy, mi ESENCIA, está totalmente por encima de mis miedos, de mis creencias limitantes. Mi esencia esta incluso por encima de mis principios, de mis valores… mi esencia es más, mucho más.

Te voy a contar un cuento, que le escuché a mi gran amiga y maestra Sara Ferreras.

“Había una gran mansión, de esas en donde hay todo un séquito de sirvientes. El Amo se había ido de viaje.

En su ausencia, cada uno de los sirvientes se siente en derecho de reemplazarlo: el jardinero comienza a dar órdenes, arrogándose la autoridad de hacerlo, hasta que es la cocinera quien “toma la batuta”, para luego ser desplazada por el mayordomo… y así sucesivamente: cada uno de ellos toma decisiones que luego serán revocadas o confirmadas por el siguiente, generándose un gran caos. Porque, lógicamente, el jardinero piensa en términos de jardinería, la cocinera como cocinera, y así sucesivamente…

Esto es así hasta que el Amo, desde lejos se entera. Entonces envía a un mayordomo interno para que lo sustituya, va tomando nota de lo que sucede e informa al Amo, comenzando a instituirse cierto orden en medio del caos, mientras que están a la espera del Amo.”

En muchas ocasiones, cuando observo a mis clientes, o cuando me observo a mí misma, descubro que están/estoy dejando que tome las riendas sus sirvientes: el que le encanta trabajar, el que busca descansar, el que busca dinero, el que quiere prestigio, el que busca ser querido,… Todos son necesarios: una gran mansión necesita del jardinero, de la cocinera, del chofer, de la persona que hace las habitaciones. Todos son necesarios. Y, al mismo tiempo, no son el AMO.

Tu esencia es mucho más. Mi esencia es mucho más.

Por eso, ante nuestros miedos, ante nuestros pensamientos limitantes, es necesario, (crucial diría yo) que nuestra ESENCIA tome las riendas. Desde nuestra esencia nuestros miedos pierden fuerza. Desde nuestra esencia nuestros pensamientos limitantes se desmontan. Nuestra esencia es la que tiene toda nuestra Fuerza, nuestro Poder.

Así que, gracias amigo José. Te doy gracias por lo que me recordaste. Quiero que mi esencia tome el volante. Quiero que mi esencia dirija mi pasos.

Y tú, ¿quién quieres ser: Juan Sin Miedo o tu Esencia?

 

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!
0

Dignidad

Esto de compartir mis reflexiones a través de internet cada día me gusta más. Sobre todo por las numerosas respuestas que tantos amigos (conocidos o no) comparten conmigo.

En mi anterior artículo acerca de “Autoestima y Dignidad”, una amiga comentó: “Buenas! Para entender completamente el post necesito un detalle. ¿Podrías definirme qué entiendes por dignidad? Gracias! Un besote! Carmen”. Y su pregunta me ha hecho pensar mucho. Hay cosas que es necesario sacarlas de dentro. Yo puedo tener claro qué significa Dignidad, pero otra persona que me está leyendo puede no tenerlo claro, o tener un concepto diferente en su interior. Por eso, su sencilla pregunta me parece tan grande.

Como a mí me gusta documentar mis opiniones, antes de contestar a su pregunta, busqué por internet qué significa DIGNIDAD.

El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, dice: “Dignidad (del lat. dignĭtas, -ātis), 1. f. Cualidad de digno. 2. f. Excelencia, realce. (e incluye más acepciones)”. Busque Digno: “Digno, na (del lat. Dignus),1. adj. Merecedor de algo. 2. adj. Correspondiente, proporcionado al mérito y condición de alguien o algo. 3. adj. Que tiene dignidad o se comporta con ella”. Pero no da información útil para explicar qué entiendo por dignidad.

En Wikipedia dice que la dignidad hace referencia al valor inherente al ser humano en cuanto ser racional, dotado de libertad y poder creador, pues las personas pueden modelar y mejorar sus vidas mediante la toma de decisiones y el ejercicio de sus libertades”. Lo de valor inherente al ser humano empieza a estar alineado con mi pensamiento de qué entiendo por dignidad. Lo que no me acaba de convencer es lo que sigue diciendo “en cuanto ser racional”, “pues las personas pueden modelar y mejorar sus vidas mediante la toma de decisiones y el ejercicio de sus libertades”. No me gusta nada el que asociemos la dignidad a ser racional del ser humano. Porque si es así, ¿qué pasa con un bebé recién nacido, que no es capaz de modelar su vida mediante la toma de decisiones?, ¿qué pasa con un anciano enfermo de Alzheimer, que ha perdido el uso de la razón? ¿Ya no tienen dignidad?

Encontré una definición que está más alineada con lo que entiendo por dignidad. La dignidad humana es el derecho que tiene cada ser humano de ser respetado y valorado como ser individual y social, con sus características y condiciones particulares, por el solo hecho de ser persona. Es decir, simplemente por ser persona, tenemos dignidad, que implica el ser respetado y valorado, como ser individual. De hecho, en el Preámbulo de la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948 habla de la “dignidad intrínseca (…) de todos los miembros de la familia humana”, y luego afirma en su artículo 1º que “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”. Y esta práctica de reconocimiento de la dignidad humana siguió plasmándose en tratados internacionales y Constituciones nacionales.

Para mí la Dignidad humana es algo que viene en el lote de ser persona. La tenemos desde el momento de la concepción. Y nos hace seres valiosos ante nuestros ojos y ante los ojos de los demás. El ser Humano es «siempre digno», porque puede decidir qué ser. El hombre no es sólo lo que es en la actualidad, sino también es sus aspiraciones y proyectos personales, sus cosas buenas y sus errores, lo que es capaz de hacer y lo que es incapaz de hacer. Así, la vida humana es respetable siempre porque puede ser algo más que vida, la vida humana es vida con sentido. Y por eso es valiosa. Todas las vidas son valiosas. Porque todas las vidas humanas son Dignas.

Espero haberte respondido, amiga Carmen. ¿Qué piensas tú, amigo lector? Me encantaría que compartas tus reflexiones.

 

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo! 
4

Agradecimiento

Un alumno del curso del año pasado me ha presentado el trabajo fin de curso, y al final del todo, en la última página, me encontrado con esto.

Agradecimiento.

Ya sé que no había que incluir este apartado ni nada parecido en el trabajo, pero no quiero acabar el trabajo simplemente con los ejercicios, como si para mí este curso hubiera sido sólo eso, cuando ha sido muchísimo más.

Tampoco querría que esto fuera considerado un acto de “peloteo” hacia los profes. Podría suspender eternamente, no aprobar nunca, y aún así estaría eternamente agradecido. Por eso no quiero acabar esta fase de trabajos de forma tan fría, como si para mí este curso hubiera sido “un curso más”, ni mucho menos.

Para mí este curso ha supuesto una revolución total. Me ha removido por dentro y he aprendido muchísimo. He aprendido un idioma nuevo, a ponerme unas gafas nuevas para ver el mundo, como te dije desde casi el primer momento, pero sobre todo he aprendido a ser yo mismo, a aceptarme, a asumir quien soy y a darme cuenta de mi riqueza interior. ¡Casi nada!
Y tengo que reconocer que me habría costado muchísimo (ya no digo “imposible” nunca más) conseguirlo sin la ayuda de este curso y de todo lo que el curso significó y significa. El curso es absolutamente maravilloso, cada módulo, cada profesor, cada compañera y compañero, de cada uno de ellos y de ellas y de cada momento he aprendido algo, fue un aprendizaje continuo y sobre todo una experiencia maravillosa, que me ayudó a dar pequeños pasos hacia mí mismo… y al llegar ha sido… ¡increíble! Y como ya te dije Élida, eres unas manos que acogen, que reciben a las personas, y les das amor y luz, y nos ayudas a brillar y a ser mejores… me siento feliz y afortunado de haberte conocido y ser ahora una de esas “estrellitas” a las que has dado luz para que brillen por el mundo. Ya, ya sé que suena cursi, pero me da igual, es la verdad J
Me he liberado de mis miedos y mis creencias, esas que me decían que “tenía que gustar a todo el mundo” y esas que me habían alejado tanto de mí mismo y de mis valores. Ahora siento que me tengo a mí en el centro, que por fin tengo como primordial un valor para mí fundamental y que había olvidado: la coherencia. Y que al fin soy feliz independientemente de la imagen que esté dando o lo que los demás opinen, soy feliz siendo yo, ¡soy yo!
GRACIAS
Me ha emocionado.
Gracias Jorge. Tus palabras dan sentido a mi Misión. He sido testigo privilegiado de tu camino hacia tu SER. Eres grande. Muy grande.
No me salen las palabras. Sólo una:
GRACIAS

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

18

Andando haces el camino

Hace unos días, una amiga muy especial para mí colgó en su facebook una foto que quiero compartir contigo.

Ella comentaba: “¡¡Eso espero!!”. Y es verdad, cuando uno mira su vida, con las cosas que nos pasan, con los momentos de avance y con los de retroceso, con los momentos de dudas y los de seguridad, cuando mira que tuerce su camino, o que tropieza, o la lucha que tiene que poner todos los días… a veces piensa que está fuera del camino que quiere caminar, pero esta foto nos recuerda que “al final… encontraremos nuestro camino” .

¡Qué bonitos estos mensajes que nos siguen alentando a seguir buscando nuestro camino! ¿No?

Pues no, yo no estoy de acuerdo con este mensaje. Es bonito, pero nos invita a caer en una trampa. Nos invita a ver las cosas que nos pasan como altercados que nos separan de nuestro camino. Y tenemos de dudar y retroceder, y nos desviaremos, y tropezaremos… ¡¡vaya, qué mal!!, pero al final conseguiremos encontrar nuestro camino. Y ese camino, ¡¿Cómo será?!! ¿No tendremos ya más dudas?, ¿no retrocederemos?, ¿no tendremos que continuar?

Eso es una gran trampa.

Porque la grandeza de nuestra vida es el camino que recorremos, con sus momentos positivos y con sus momentos negativos. Con sus momentos de avanzar y con sus momentos en que nos tropezamos. Con sus momentos de dudas y con sus momentos de saber bien lo que quieres. Todo forma parte del camino. Y de todo aprendemos.

Seguro que a ti te ha pasado como a mí: muchas veces, aquello que más duro ha sido para mí, ha sido lo que ha hecho que saliese lo mejor de mí misma. Lo fácil no saca lo mejor. En la dificultad, aunque cuando surge no nos gusta, es donde ponemos todo nuestro ser para superarnos dando todo de nosotros mismos. Y eso está en nuestro camino. Y ese camino es nuestra vida.

Así que no, amiga mía, no pienses que “eso esperas”. Tu vida es demasiado bonita con ese camino que llevas. Tu vida la estás caminando con toda tu dignidad, incluso cuando no sabes a dónde vas exactamente. O cuando parece que no lo estás haciendo del todo bien. Eres mucho más que eso. Y tu camino es el que estás recorriendo ahora. Otro sería otra vida diferente. No la tuya.

Como diría Machado:

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar.

0

¡Brilla!

Estas semanas estoy ya de lleno con mi trabajo. Como recordaréis, tuve un ictus hace no llega a 10 meses y he tenido que ir poco a poco avanzando: he tenido que aprender a moverme (me quedé paralizada de medio cuerpo) y he tenido que aprender a hablar, puesto que no era capaz de decir nada al principio.

He avanzado muy rápido y me siento orgullosa de lo que he logrado. Y en Noviembre me incorporé a dar clases, al principio con algo de miedo, porque no sabía cómo lo iba a hacer, aunque lo hice muy bien. Pero las sesiones de Coaching me parecían más difíciles, porque tienes que ser capaz de encontrar la palabra exacta algunas veces y no sabía si lo iba a conseguir.

Pero hace un mes, me dije a mí misma que ya estaba preparada para coger clientes de Coaching. Que ya podía intentarlo.

…Y estoy asombrada. Tan pronto como me dije a mí misma que ya podía cogerlos, sin decírselo a nadie,… me han llamado varias personas para tener un proceso conmigo. ¡Es como si estuvieran esperando a que yo me diera permiso, para llamarme y solicitármelo!!

Y la verdad es que soy la antítesis del marketing. No hago nada para ganar clientes (es más, a veces no cuido cosas que si las cuidara me lloverían los clientes, jejeje). Y aún así, me llama la gente, porque quieren hacer procesos conmigo. Gente que conoce a personas que han hecho, a su vez un proceso conmigo, o gente que me sigue por mi blog o en conferencias que he impartido.

Yo creo que la clave está en hacer bien tu trabajo. Así de sencillo y de simple. Hacer bien tu trabajo. Cuando haces bien lo que está en ti, cuando crees en ti y en tu profesión, eso irradia a los demás. Sea cual sea tu trabajo. Todos conocemos personas de cualquier profesión que brillan en su trabajo. Y todos queremos gente así a nuestro alrededor. Y esa gente no necesita venderse. Sus actos hablan por ella.

Hace poco leí una frase de Robin Sharma, que quiero compartirla contigo: “Preocúpate menos acerca del número de seguidores que tienes y más sobre el número de vidas que inspiras”. Eso es lo verdaderamente importante. Cuanto más brilles tú, cuanto más pongas tu corazón, tu mente y tu espíritu en todo lo que hagas, más influirás positivamente en las vidas de otras personas.

¿Qué haces tú para BRILLAR en tu trabajo y en tu vida? Míralo y ponte a brillar. Seguro que los demás te lo agradecerán.

5

Powered by WordPress. Designed by WooThemes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR