Un poco de Historia

Historia: Universidad de Alcalá

Te voy a contar un poco de historia, ¿te parece?

El 2 de diciembre de 1998, en Kyoto (Japón) Alcalá de Henares fue nombrada Ciudad Patrimonio Mundial de la Humanidad. La UNESCO la nombró por tres criterios: por ser la primera ciudad diseñada y construida como sede de una universidad (luego este diseño sirvió como modelo a otras universidades en América); por implementar el modelo de Ciudad de Dios (Civitas Dei), la ciudad ideal según S. Agustín; y por lo que aportó la ciudad al desarrollo intelectual de la humanidad (Lengua Española, Miguel de Cervantes, El Quijote de la Mancha).

Como puedes ver, fue alrededor de la Universidad donde surgió todo lo que ha hecho que Alcalá sea nombrada Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Y todo esto lo comenzó a diseñar Francisco de Cisneros, un monje franciscano. La construcción se hizo de manera rápida y se utilizaron el ladrillo, el yeso y la madera. Cisneros se centró principalmente en dar forma a los estudios, las cátedras, la biblioteca, la Capilla. Cuenta la historia que en 1513, el Rey Fernando el Católico fue a Alcalá y se reunió con el Cardenal Cisneros. Había oído hablar maravillas de los estudios que había preparado este monje, y quería comprobar él mismo si era cierto. Cuando el cardenal le enseñó al rey su universidad, el rey le manifestó su asombro y sus felicitaciones por lo que había creado. Y también le recriminó que una obra tan grande y con esas miras estuviera construida con arcilla y yeso, y no con mármol. Sin embargo, Cisneros les contestó: “otros harán en mármol y piedra lo que yo construyo en barro” (EN LUTEAM OLIM CELEBRA A MARMOREAM).

Cisneros en aquellos momentos tenía 77 años y lo que quería es tener la universidad en marcha y que fuera buena. El material de los edificios no era importante para él en esos momentos.

Conseguir objetivos

¿Por qué te cuento esta historia? Porque a principios de año todos queremos conseguir objetivos. Y nos ponemos a ello. Y en Febrero muchas personas dejan algunos objetivos. Y en Marzo, la mayoría de las personas dejan sus objetivos.

Céntrate en lo importante

No intentes conseguir tu objetivo en mármol. Si lo haces te procrastinaras y no lo conseguirás. Comienza en barro, da importancia a lo verdaderamente importante. Lo demás ya vendrá.

Comienza, ya lo mejorarás

Tampoco pretendas tener todo conseguido a la primera. Sea el tema que sea lo que estás pensando, puedes empezarlo y después lo irás mejorando. Tanto tu primer informe, como tu primera cita, como tus primeras lentejas… seguro que pudiste hacerlas mejor, ¡¡pero lo hiciste!! Después lo has ido mejorando.

Mucho ánimo. Comienza ya y construye en barro. Ya llegará el momento de fortalecer en mármol.

Universidad Alcalá, construye en barro - Elida Peñalver

Universidad Alcalá, construye en barro – Elida Peñalver

#mejorversion
#mejorversión
#alcaládehenares
#ciudadpatrimoniohumanidad
#cisneros
#universidad
#objetivos
#procrastinación
#importante
#mejorar
#ElidaPeñalverCoach

Comentarios de Facebook
0

Jugar con la imaginación

Vamos a jugar un rato

Te voy a pedir que, durante un ratito, hagas un juego de imaginación. ¿Quieres?

Imagínate que tienes un hijo, precioso, simpático, que está comenzando a hablar, a comerse el mundo. Tiene una sonrisa que te hace enloquecer. Y no es para menos, ¡es la niña de tus ojos!

Un día, empieza a encontrarse mal. En el hospital te dicen que tiene leucemia. Comienzan los ciclos de quimioterapia. Tu hijo sufre (¡y tú más que él!), aunque nunca pierde su sonrisa. Los meses pasan y la leucemia se hace resistente a la quimio. Los médicos te proponen un ensayo nuevo, muy esperanzador. Tú aceptas de buen grado. ¡Cualquier cosa que sirva para salvar la vida de tu hijo! Pero, de repente, una bacteria nueva ataca a tu hijo (que cada vez tiene menos defensas). El tiempo corre en tu contra. Hay que atacar a esa bacteria, si no, no podrá entrar en el nuevo ensayo.

Sé que es difícil

Soy consciente de que es difícil imaginar algo así. Tus hijos siguen jugando, hablando, sonriendo, enfadándose,… Pero, por un momento, imagínate esa situación. ¿Qué harías? Estoy segura que harías todo lo que estuviera en tus manos. Y que pedirías ayuda a Dios. Independientemente de si crees en Él o no, en momentos así, una súplica saldría de tu corazón. Y agradecerías que otras personas clamen por tu hijo.

Imaginate que es mi hijo

Ahora te voy a pedir que imagines que ese niño no es tu hijo, sino que es el mío (sé que habrás sentido algo de alivio, tranquilo, es normal). Si fuera mi hijo, estoy segura que los lazos que nos unen harían que rezaras por mi hijo. Porque la empatía te permite sufrir en mi sufrimiento, ¿verdad?

La realidad

Vamos a dejar de jugar con la imaginación. Ni tu hijo ni el mio tienen, gracias a Dios, leucemia. Pero hay un niño de 5 años, que sí: José María. Y está luchando, con las pocas fuerzas que le quedan contra una nueva infección bacteriana. Y el 12 de Febrero comienza el nuevo ensayo clínico… pero tiene que ir limpio de bacterias. EL TIEMPO CORRE EN SU CONTRA. Yo no le conozco, pero lo siento como de la familia. Y mi empatía me hace rezar por él continuamente. Y me hace pedirte que reces por él.

Es un niño que necesita de nuestra oración. Si te hubiera dicho que Alex necesita de tu oración, ¿habría cambiado algo? Espero que no. Es un niño que necesita de nuestra oración. Y eso es lo más importante de todo.

La oración sirve… y mucho

Quizás pienses que tu oración no sirve de nada. Simplemente te recuerdo esta frase de Sta. Teresa de Calcuta: “A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltará una gota”. Por favor, que todos pongamos nuestra gota para crear este mar de AMOR.

¡GRACIAS!

Imaginación oración. Imagen Jeremy Perkins

Imaginación oración. Imagen Jeremy Perkins

Si puedes, compártelo, para que la petición llegue a más gente.

Comentarios de Facebook
1

Victima o responsable. Tú eliges

Actitud de Victima

Muchas veces, cuando pasa algo que nos desagrada, solemos buscar culpables fuera: es que mi compañero de trabajo tiene un carácter tal, o es que el ambiente es cual, o es que mi jefe es, o es que mi hijo me saca de los nervios, bla bla, bla,… Así estamos siendo reactivos. La culpa es de los demás y yo no puedo hacer nada. Tomamos la actitud de VICTIMA. ¡¡Ay pobrecita de mí!!

Pero vemos que ese mismo problema nos vuelve a pasar, en distintos ambientes, en distintos trabajos, con distintas personas… Y empezamos a darnos cuenta de que, quizás, el problema no esté fuera de mí, sino que el problema está dentro de mí. Y tomamos conciencia de que YO tengo que cambiar algo, tengo que mejorar algo.

Asumir mi responsabilidad

En ese momento es que yo tomo conciencia de ello, puedo asumir mi propia responsabilidad. Y en el momento en que asumo mi propia responsabilidad, dejo de ser victima, de buscar culpables y me pongo manos a la obra para mejorar yo.

Actitud Proactiva

¡¡Es un momento importantísimo!! Porque a los demás no puedo cambiarlos, ¡¡¡¡pero a mí mismo SÍ!!!!! En ese momento paso de estar en estado reactivo (victima: los demás son los culpables) a estado PROACTIVO (yo soy el responsable de mi vida y puedo cambiar).

En resumen, las personas muchas veces notamos que tenemos un problema. Es normal, todos tenemos problemas. La diferencia entonces, está es quedarnos en el punto de saber que tengo un problema y busco culpables fuera o en buscar cómo avanzar, porque soy consciente que yo, asumiendo las responsabilidad en mi vida, puedo cambiar algo y así me pongo manos a la obra.

Problemas hacen crecer

De hecho, tú y yo hemos sido capaces de conseguir que ciertos problemas que hemos tenido a lo largo de nuestra vida nos hagan crecer. Y ese crecimiento ha resultado grandioso (a pesar de que el problema nos hacía sufrir). La mayoría de las veces hemos conseguido crecer nosotros solos (o con la ayuda de libros, de información, de vídeos). Hay otras veces, en las que, cuando veo que yo sólo no puedo, puedo contratar a una persona que me ayude a adquirir técnicas y recursos para dejar de tener ese problema (la mayoría de mis clientes me contratan en ese punto). Pero al final, el paso más importante es tomar conciencia de que yo soy el responsable de mi vida y puedo cambiar.

Tú puedes elegir si quieres seguir siendo Victima o si quieres ser Responsable de tu propia vida. Te aseguro que si eliges la segunda opción, ¡serás más feliz! ¿Qué eliges?

Elida Peñalver Victima (Imagen Aimee Vogelsang)

Elida Peñalver Victima (Imagen Aimee Vogelsang)

¡Si consideras que puede servirle a tus amigos, compártelo!

#mejorversion
#problemas
#Felicidad
#MenteProactiva
#MenteReactiva
#responsabilidad
#asumirresposabilidad
#Cambio
#Victima
#responsable
#ElidaPeñalverCoach

Comentarios de Facebook
0

Tus valores. Faro que te guia

Última libertad

Hace muy poco he hablado de la mente reactiva y la mente Proactiva. También sabes que soy experta en trabajar los valores. Viktor Frankl, el psiquiatra austriaco del que te he hablado en varias ocasiones, expresa muy bien en esta frase la capacidad de elección propia de la mente Proactiva: “A un hombre le pueden robar todo, menos una cosa, la última de las libertades del ser humano, la elección de su propia actitud ante cualquier tipo de circunstancias, la elección del propio camino”. (Frankl, 1946). La última de las libertades que tengo es elegir mi respuesta. Fíjate bien en esa frase. Si es necesario, vuelve a leerla: “La última de las libertades que tengo es elegir mi respuesta”.

Haga frío, lluvia o un día gris (dentro o fuera de mi corazón), yo puedo ELEGIR mi respuesta. Yo puedo hacer que en mi interior brille el sol de mis Valores.

Tus valores

Todos sabemos que los valores son el faro que nos va guiando. Los valores son lo que es bueno siempre, no depende de mi estado de ánimo. Es más, si no sigo ese faro de mis valores, no seré feliz y no descansaré bien.

Ejercicio

Así que te invito a hacer el siguiente ejercicio: (hazlo por escrito, escribir ayuda a concretar mejor los pensamientos)

1.+ ¿Qué valores son los verdaderamente importantes para ti?

2.+ ¿Con qué acciones demuestras que estás viviendo esos valores? (recuerda que un valor en sí no es nada, necesita actos que lo hagan vida)

3.+ ¿qué situaciones o personas hacen que reacciones con mente reactiva?

4.+ ¿qué valor puedes no estar viviendo en esa situación?

5.+ ¿qué acciones puedes implementar para fortalecer y vivir ese valor en esa situación?

Tú y yo sabemos una cosa: la persona es feliz de verdad cuando está viviendo de forma coherente con sus valores, cuando está alineada con ellos. Y sabemos otra cosa: el movimiento se demuestra andando. Por tanto, con las respuestas que hayas obtenido a estas preguntas, ponte un plan de acción y… ¡¡a vivir tus valores!!

Recuerda: al poner en acción tus valores estás haciendo que en tu interior el sol brille de verdad. ¿Quieres?

¿Compartes conmigo tus valores?

Valores para Mente Proactiva

Valores para Mente Proactiva


¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

#mejorversion
#Deseos
#Felicidad
#MenteProactiva
#MenteReactiva
#PlandeAcción
#Proyectos
#Valores
#ViktorFrankl
#ElidaPeñalverCoach

Comentarios de Facebook
0

Personas reactivas y Proactivas

Personas Reactivas y Proactivas

Existen personas reactivas y otras son Proactivas. Todos tenemos deseos, queremos conseguir algo. Todos. Sin embargo, en mis años estudiando al ser humano, he constatado como muchas personas encuentran la excusa perfecta para paralizar proyectos, o para desanimarse, cuando hace frío, o llueve (“es que estoy como el tiempo”, “no sé qué me pasa, debe ser el tiempo”, “estos días me generan melancolía”…), o cuando son tratados mal por otra persona.

Hace años me leí el fabuloso libro de Stephen R. Covey “Los 7 Hábitos de la Gente altamente Efectiva”. En él, Covey habla de la mente Reactiva y la Mente Proactiva.

Las personas reactivas son aquellas que están condicionadas, por lo externo, por la educación que han recibido, por los condicionantes de su vida (“es que mi jefe es…”, “si mi mujer fuera…”, “si tuviera…”). Tanto que hasta el propio clima las condiciona: si hace sol están alegres y pueden hacer sus planes. Si llueve o hace frío… ya no puedo hacer mis planes, o me pongo de mal humor.

Personas Proactivas

Las personas Proactivas, por el contrario, no están condicionadas por factores externos. Les afectan (claro que si) pero no les condicionan. Su conducta, sus acciones, sus comportamientos, sus respuestas ante las cosas que les van pasando en la vida no dependen de las cosas de fuera (climatología, suerte, defectos de los demás, ambiente, educación recibida, etc.). Su conducta está basada en una respuesta elegida. Y esta respuesta está basada en los principios que gobiernan su vida: sus VALORES.

Por ejemplo: ante una persona que me está tratando mal, si soy una persona reactiva mostraré un comportamiento bien de hundirme (con tristeza o yéndome a un rincón) o bien de atacar (respondiendo con malos modales). En cambio, si soy una persona Proactiva, si uno de mis valores es tratar bien a los demás, responderé con un comportamiento sereno, de respuesta equilibrada. No dejaré que el mal humor o los defectos del otro, me lleven a mostrar un comportamiento (reacción) que yo no deseo, porque no está alineado con mi VALOR.

Tú eliges al final de qué color quieres que sea tu paraguas: ¿negro o de color?

Personas Reactivas y Proactivas

Personas Reactivas y Proactivas

Si te interesa este tema, dímelo y mañana sigo escribiendo acerca de él.

#mejorversion
#Deseos
#Felicidad
#MenteProactiva
#MenteReactiva
#PlandeAcción
#Proyectos
#Valores
#ElidaPeñalverCoach

Comentarios de Facebook
0

Poder

Navidades especiales

¿Qué poder tienes? Quizás pienses que ninguno… te invito entonces a seguir leyendo. Muchos amigos me habéis preguntado qué tal está Ángel, mi esposo, y qué tal hemos vivido las Navidades. Ángel se encuentra muy bien. El oftalmólogo ya le quitó los puntos del ojo y ya puede hacer vida normal, es decir, se puede incorporar y mirar el mundo y no solo el suelo. Han sido unas navidades diferentes. Ángel ha estado 16 días sentado en una silla mirando el suelo. Yo me he tenido que encargar de todo, todo y todo. Y los niños han estado TODAS sus vacaciones encerrados en casa. Navidades totalmente diferentes.

Y sin embargo, Ángel no se ha quejado nada. Yo lo he vivido con alegría y fuerza. Y los peques se han portado divinamente. Estoy francamente sorprendida. Porque Ángel suele quejarse; yo me quedo sin fuerza y me enfado; y los niños, cuando se pasan un día sin salir a la calle, se ponen insoportables. Así que, como humanamente no puedo entenderlo, sólo lo puedo explicar desde lo trascendente: tengo clarísimo que mi oración (te lo comenté antes de la operación de Ángel: “pido a Dios que nos conceda alegría, paciencia y serenidad”) ha sido escuchada. Es más, sé que la oración de tantas personas que habéis rezado por nosotros, nos ha dado fuerzas que nosotros no teníamos.

Poder de la oración

Cada día tengo más claro el poder de la oración. San Pablo dice: “que sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración” en la carta a los Filipenses 4:6. Por eso, quiero agradecerte a ti tus oraciones por mí y mi familia. Quizás tú pensabas que no iba a servir de mucho. Pero yo he experimentado su gran fuerza en estos días.

La eterna sonrisa

Y porque creo en el poder de la oración, quiero pedirte por José María, el niño de la eterna sonrisa (también muchos me habéis preguntado por él). Teresa, su madre, comento a finales de Noviembre que sus células tumorales se habían hecho resistentes a la quimioterapia. Con lo que, algo que parecía una mala noticia, hizo que les ofrecieran participar en un ensayo clínico en el Hospital Sant Joan de Déu (CART). Muy básicamente, ese tratamiento recoge los linfocitos T y los modifica genéticamente , transformándolos en células que liquiden las células cancerígenas.

Dificultad

Todo marcha bien y la familia se ve sostenida por la oración de muuuchhaaas personas. La enfermedad sigue avanzando, pero despacito. Pero ha surgido una gran dificultad. Una bacteria ha colonizado el portacat, por el que colocan la quimio y por dónde le pondrían las celulas CART. Tendrían que retirarle el portacat, y eso en José María es complicado, porque tiene las venas muy débiles y encima las tiene anátomicamente mal colocadas por nacimiento, unas funcionan y otras no. Así que su madre nos ha pedido rezos EXTRAORDINARIOS. Para que el tratamiento que le han puesto para combatir la bacteria sea efectivo… y la enfermedad no siga adelante en este tiempo. Teresa, José María y toda su familia, “necesita nuestra fuerza, oraciones, energías y alegría verdadera que nos tiene en pié. ???” (palabras textuales de Teresa).

Misión de todos

¿Te unes a este ejercito de personas que mandan sortilegios a José María? ¡Para que mi rubiales favorito siga sonriendo! La Comunión de los Santos sigue haciendo su Misión. El es un guerrero de Dios. Y Dios le quiere aquí, para que con su sonrisa muestre Su GRANDEZA. ¡Cuento contigo!

 

Poder Oracion (imagen Robert Nyman)

Poder Oracion (imagen Robert Nyman)

#Mejor Versión

#Superación

#Síndrome de Down

#Sonrisa

#Sonreir

#José María

#Comunión de los Santos

#Oración

#Dios

#Grandeza

Comentarios de Facebook
0

Gimnasio para ser fuerte

Al gimnasio

A todos nos cuesta perdonar. Porque somos débiles. Las personas que consiguen perdonar son aquellas que van al gimnasio. Y son fuertes porque han entrenado mucho. Como decía Gandhi: “El débil nunca puede perdonar. El perdón es el atributo del fuerte”.

Todos tenemos temas, o personas que nos cuesta perdonar. Hay cosas y personas que nos cuesta menos. Y hay cosas y personas que nos cuesta más. ¿Verdad que te sientes identificado con eso? Es normal. Hay cosas que nos duelen más, bien porque la herida que han causado es mayor, bien porque la herida ha caído encima de otra herida previa (en la mayoría de los casos pasa esto último). Hay personas que nos hacen más daño, normalmente porque habíamos depositado nuestra confianza en ellos.

Ve al gimnasio del perdón

Te invito a que vayas al gimnasio del PERDÓN. Y como cualquier novato en el gimnasio, no vayas a lo más difícil. Te invito a que comiences perdonando a las cosas o personas que menos daño te han hecho. Así vas “haciendo músculo”. Y así, poco a poco, tendrás más fuerza interior para avanzar por los distintos entrenamientos (es decir, tendrás más fuerza interior para conseguir perdonar a cosas o personas que te dañaron más).

Contrata un buen entrenador

Obviamente hay entrenamientos en el gimnasio que puedes hacerlo tú solo. Aún así, yo siempre recomiendo buscar a un buen entrenador. El mejor entrenador para el perdón puede ser tu propia conciencia (que siempre buscará que tú seas feliz, y entre tú y yo, nunca serás feliz del todo si guardar rencor a alguien o algo). Y, si eres creyente, el MEJOR entrenador de todos es Jesús. Así que contrátalo tan pronto como puedas (encima está deseando ser contratado).
Un aviso, hay ciertas cosas y personas que tú sólo no puedes conseguir perdonar. Ahí sí o sí, tienes que contratar al mejor entrenador. Si quieres rendir tanto como Rafa Nadal, tienes que tener un entrenador buenísimo.
¿Te animas a ir al gimnasio? Seguro que te irá genial. Y si contratas al MEJOR entrenador, conseguirás ser fuerte y… ¡¡serás más libre y más feliz!!
Perdón fuertes - Elida Peñalver

Perdón fuertes – Elida Peñalver

Comentarios de Facebook
2

Feliz Año Nuevo

Feliz año, perdonando

Feliz Año Nuevo. Antes de que acabe el año, sana las heridas del alma. ¿Cómo? Perdonando. ¿A quién? El primero, a ti. Perdónate de las muchas veces que has metido la pata. Porque seguro que han sido muchas. Pero perdónate. Perdona también al otro. A tu esposo o esposa, a tu hijo, a tu padre, a tu madre, a tu amigo, a tu compañero de trabajo, a tu vecino, a quien sea. Da igual que esté vivo o muerto. Hasta que no le perdones no te liberarás tú.

Mete a Dios

Sé que piensas que perdonar es difícil. Te doy la razón. Por eso te invito a que pongas a Dios como tu aliado y amigo. Él ha venido a la tierra para salvarte. Y está deseando ayudarte. No dejes que el rencor, el orgullo, hagan mella en ti. Pídele fuerzas para perdonarte y perdonar al otro. De corazón. Así la ternura, el amor, la paciencia, tendrán hueco en tu corazón.

Ámate a ti mismo y ama a los demás como si fuera el último día. Hoy es el último día del año. Pero… ¿y si fuera el ultimo día de tu vida? Ojalá los 365 días que mañana se presentan por delante los vivas con el amor que vivirías si supieras que es tu último día.

Elige

Al final del año 2017 elige recordar las cosas buenas que te han pasado: la gente que te ha amado, lo que has aprendido, las cosas que te han retado y has logrado,…

Y en el Nuevo Año que comienza, elige buscar en todo momento aquello que sabes que te dará alimento a tu alma y a tu corazón.

¡Feliz año nuevo! ¡Feliz año para amar!

Perdona (te y al otro). Imagen Gareth Harper

Perdona (te y al otro). Imagen Gareth Harper

#felizaño
#mejorversion
#perdon
#Dios
#Amor
#ElidaPeñalverCoach

Comentarios de Facebook
0

Estrellas en el mar, historia de un para qué mayor

Estrellas de mar

Seguramente conoces la historia de un hombre que paseaba por la playa, es la historia de un Para Qué Mayor.  A este hombre le llamó la atención que, al contrario de otros días, esa mañana la orilla estaba llena de cientos, miles de estrellas de mar, que se extendían a lo largo de toda la costa.

“¡Qué pena!”, pensó por dentro, ya que sabía que las estrellas de mar sólo viven unos minutos fuera del agua. Entristecido, continuó caminando, absorto en sus pensamientos.

Un niño corriendo

De repente se encontró con un niño pequeño que corría de un lado a otro de la arena. Tenía la cara sudorosa y los pantalones remangados. “¿Qué estás haciendo?”, le preguntó el hombre. “Estoy devolviendo las estrellas al mar”, contestó el niño, con una sonrisa. “Tomo todas las que puedo y las lanzo más allá de la rompiente para que no vuelvan de nuevo a la arena”.

“Ohh!, qué pena que tu esfuerzo no tenga sentido. La playa está con miles de estrellas ancladas en la arena. Podrás salvar a unas pocas, pero la inmensa mayoría morirá y todo tu esfuerzo no habrá servido para nada. ¡¡No tiene sentido lo que haces!!”

El niño se mostró sorprendido. Entonces, le enseñó una pequeña estrella que tenía en la palma de su mano y, antes de lanzarla al océano, le dijo al hombre: “Para ésta sí que tiene sentido”.

Penúltimo día del año: balance

Hoy es el penúltimo día del año. Hoy es día de hacer balance. ¿Cómo ha ido el año para ti? Muchos están haciendo balance de sus objetivos: cuántos proyectos nuevos he puesto en marcha, cuántos kg. menos peso, he disminuido la cantidad de gritos en casa,… Eso está bien, como buena coach te confirmo que cada objetivo que consigues, es algo grande para ti. ¡Y para tu autoestima!

Para qué mayor

Sin embargo, no es lo más importante. Lo verdaderamente importante no es los objetivos que has conseguido. Lo importante es el PARA QUÉ mayor de cada uno de los objetivos. Es decir, la dirección a la que te llevan esos objetivos. El PARA QUÉ mayor es ese “salvar una estrella”. Si el niño hubiera medido el éxito de su objetivo en la cantidad de estrellas salvadas, hubiera sido un fracaso. Pero él tenía claro que, con una sola que salvara, su cometido ya tenía éxito.

Te invito a que, esta tarde, saques un rato para hacer el balance del año. Mira los objetivos que te marcaste. Y luego, mira el PARA QUÉ mayor de ellos. El para qué es lo que te dará de verdad la felicidad.

Final del cuento

Porque no te he terminado de contar el cuento: el hombre se marchó desconcertado, no podía explicarse una conducta así. Por la noche no durmió bien, soñaba con el niño y las estrellas de mar por encima de las olas. A la mañana siguiente corrió a la playa, buscó al niño y le ayudó a salvar estrellas.

Estrella Objetivos- un Para qué mayor. Imagen fireskystudios-com (Unsplash)

Estrella Objetivos- un Para qué mayor. Imagen fireskystudios-com (Unsplash)

#mejorversión
#objetivos
#2017
#2018
#paraquémayor
#autoestima
#ElidaPeñalverCoach

Comentarios de Facebook
0

Serenidad: roca frente a ola

Mi marido tiene desprendimiento de retina. Y le operan este Miércoles. Lleva desde la semana pasada en reposo para evitar que el desprendimiento vaya a más. La operación es, más o menos sencilla. El post-operatorio es duro: 10 días (como mínimo) en reposo boca abajo.

Yo estoy tranquila, aunque conforme se va acercando la fecha los nervios comienzan a aflorar. Intento, y así se lo estoy pidiendo a Dios, tener Alegría, Paciencia y Serenidad para sobrellevar esta situación: la operación, el riesgo de quedarse ciego, los niños de vacaciones, etc.

¿Qué es la serenidad?

Lo he mirado en la R.A.E., dice que sereno es “apacible, sosegado, sin turbación física o moral”. Lo cierto es que se me queda algo pequeño. He mirado en Wikipedia: “es aquella actitud de las personas de responder ante cualquier imprevisto o situación sin dejarse arrebatar por sentimientos o emociones desestabilizadores. Una persona serena es una persona pacífica, y en paz con su entorno, con los demás y consigo mismo. La serenidad nos permite aceptarnos a nosotros mismos y a nuestros propios sentimientos. La serenidad es un valor personal.” ¡Esto va más en la línea de lo que yo estoy necesitando!

 Necesito estar en paz, para así tener paciencia (la ciencia de la paz). Necesito ser capaz de responder a este imprevisto con las emociones y los sentimientos bien firmes, para que no se desestabilicen.

¿Qué más implica la serenidad?

Para mí, en mi propia definición de serenidad, falta una cosa. La serenidad es una virtud que Dios me concede, especialmente en momentos difíciles. Esa virtud me permite vivir desde la CONFIANZA total en Él. Estamos en sus manos (“Te llevo tatuada en la palma de mis manos”, dice Dios en Isaías 49,16) y Todo es para bien, como nos recuerda San Pablo en la carta a los Romanos 8, 28. Confianza en que en las Manos de Dios todo es para nuestro bien. Aunque sea difícil de comprender. Los planes de Dios son diferentes.

Así que estoy pidiendo Alegría, Paciencia y Serenidad. Te pido, por favor, que nos incluyas en tus oraciones (a Ángel y a mi). Pido ser como esa roca que recibe continuamente el golpeteo de las olas del mar. Poco a poco, las olas le van “atacando”. Pero, al final, esa roca pasa de tener una forma brusca a tener una forma más delicada y agradable. Poco a poco, ola a ola, Dios va moldeando nuestra forma.

Serenidad, Confianza. Todo es para bien - Elida Peñalver

Serenidad, Confianza. Todo es para bien – Elida Peñalver

#mejorversión

#operacionretina

#serenidad

#alegría

#paciencia

#Confianza

#Dios

#tatuadaenmismanos

#oración

#ElidaPeñalverCoach

 

Si crees que puede servirle a alguien para que de su mejor versión, sé generoso y compártelo.

 

 

 

Comentarios de Facebook
0

Powered by WordPress. Designed by WooThemes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies