Coaches en Coaching

Desde que comencé a ejercer como Coach Profesional he tenido la inmensa suerte de caminar al lado de muchas personas que me han mostrado la belleza de la persona, su fuerza, su empuje, lo impresionante que el ser humano es cuando aspira a lograr un objetivo y pone todo su empeño en conseguirlo. Han sido personas de todo tipo: jóvenes, mayores, algún que otro adolescente; Directores Generales de multinacionales, amas de casa, amos de casa, empresarios, estudiantes, profesores, administrativos, jubilados, etc. De todas ellas he aprendido mucho, con todas ellas ha sido un privilegio caminar a su lado.

Pero, de entre los clientes que he tenido y tengo, hoy quiero hacer una pequeña mención especial a un grupo que cada vez va siendo más numeroso: los Coaches. Cada vez son más los compañeros de profesión que me llaman para hacer un proceso de Coaching. ¡¡Y reconozco que me encanta!! Para mí no hay nada más valiente que esas personas que deciden no hacer suyo ese refrán de «En casa de herrero, cuchara de palo». Y mirad que a veces impone un poco, porque al ser profesionales del Coaching como yo, da más respeto, pues ellos saben mejor que nadie cuando no lo estás haciendo bien o cuando metes la pata. Da respeto, pero son unos Coachees preciosos.

Hace tiempo oí a una compañera de profesión decir que los Coaches le parecían malos clientes, porque no se solían dejar llevar. Confieso que no solo no pienso así (de hecho, creo que el problema viene cuando el Coach intenta «llevar» al Coachee a donde el Coach quiere y no donde el Coachee quiere ir), sino que he tenido la inmensa suerte de hacer procesos de Coaching espectaculares a muchos coaches. Bueno, corrijo la expresión: yo no he hecho los procesos de Coaching, han sido ellos, y sólo ellos. Yo he tenido la suerte de presenciar procesos de Coaching espectaculares y de ser un facilitador de todo el potencial que tienen ellos.

En mi caso, los clientes Coach que he tenido, han hecho procesos preciosos, en los que han puesto toda la carne en el asador, han sabido explorar en aquellos terrenos que luego ellos con frecuencia llevan a sus propios clientes. Han sabido asumir el rol de explorador y han buscado en su interior sus propios tesoros. Sin entrar en analizar desde el rol de experto, sino buscando el «ahora estoy en mi propio proceso, ahora soy coachee… y ¡¡disfruto de mi propio camino!!»

¡¡Como cualquiera de los demás clientes que he tenido!!

Al final, en Coaching, lo que importa es lo comprometido que esté el Coachee con su cambio. Lo comprometido que esté con su propio compromiso para hacer algo respecto a lo que quiere conseguir. Ya sabéis: el Coaching es siempre toma de Conciencia (gracias a las sesiones la persona va siendo consciente de cosas que antes no veía, y aprende cosas acerca de ella, de la situación, etc.), Auto-creencia (en las sesiones la persona, gracias a esa toma de conciencia, va viendo sus capacidades, y gracias a las acciones que va ejecutando, va viendose cada vez más cerca de su meta, lo cual aumenta la creencia en ella misma) y Responsabilidad (el coachee asume que si quiere cambios, es él y sólo él el responsable de hacerlos, si quiere vivir cosas de modo diferente, él es quien debe asumir la responsabilidad de su propia vida). Conciencia (C), Auto-Creencia (A) y Responsabilidad (R). Si os fijáis se forma el acrónimo CAR… con este coche la persona se desplaza a través del proceso para lograr su objetivo.

¿Dónde quieres estar? ¿hay algún aspecto de tu vida que quieras vivir de otra manera? ¿tienes algún sueño… y quieres que se convierta en realidad?

Seas Coach o no lo seas… si estás dispuesto a dar lo mejor de ti, a poner de tu parte para hacer que las cosas sucedan, a emprender acciones para llegar a tu meta… ¡¡el Coaching es para ti!!

Últimas entradas

Trabajo en equipo

Un Cuento: BUEN EQUIPO "Cierto día dos leñadores fueron a ver al juez: "Venimos de vender…
Ver entrada

Inténtalo. Sigue intentándolo.

Ánimo. El pasado Martes, Facebook me recordó un mensaje que recibí el 11 de Junio de…
Ver entrada

Crecimiento Bambú: Objetivos

Comenzamos con un cuento. Hace mucho, mucho tiempo, dos agricultores iban caminando por un mercado cuando…
Ver entrada

Alegría en la búsqueda de sentido

Buscando el sentido: Alegría Alegría en la búsqueda de sentido. Vivimos con sentido. Buscando sentido. Encontrando…
Ver entrada
1 Comment
  1. Responder

    Genial Elida,gracias por impregnarnos con tu ilusión y compartir tu espíritu con nosotros.
    ¡¡GRANDE ELIDA !!

Deja un comentario