Deberes ¿si o no?

¡¡Aysss!!

Completamente de acuerdo con este artículo:

http://www.elobservador.com.uy/noticia/301121/hay-que-terminar-con-los-deberes-escolares/

Señalo, especialmente, varias frases que me han llamado poderosamente la atención:

La inutilidad de los deberes pone nerviosos a maestros y padres por igual. Es duro aceptar que seguimos haciendo algo solo por inercia. Cuando nos enfrentamos a la evidencia científica, nuestra primera reacción es justificarnos: “¡Pero, pero…, pero los deberes ayudan a la disciplina del niño!”

Quizá piense que los deberes no sirvan pero que tampoco hacen daño, ¿no? Lamentablemente hacen mucho daño, aumentando innecesariamente el estrés cotidiano de los niños. Si usted tiene hijos, no tengo que explicarle nada más.

 “¡Pero –dicen las maestras– los deberes son una oportunidad única para que los padres se involucren en la educación de sus hijos!”. Cualquier padre sabe que en la práctica no es así. Los adultos llegan cansados del trabajo y, en vez de poder disfrutar de su niño, una de las primeras frases que le dicen, todos los días, es “¿Hiciste los deberes?”. O sea, malgastamos nuestro poco tiempo en familia haciendo de carceleros, peleando, gritando y angustiándonos por una actividad que, insisto, no sirve para nada.

En fin, al final, si seguimos con estos criterios educativos, pasará lo que el autor (Gonzalo Frasca) dice al final: “Mientras los adultos sigamos haciendo como que enseñamos, los niños no tendrán más remedio que seguir haciendo como que aprenden“.


¡Comparte!

30 Comments
    • Anónimo
    • 23 abril, 2015
    Responder

    Pues yo creo que con el tiempo de horario escolar a veces no es suficiente

    Rubén

  1. Suficiente. … ¿para qué, Rubén?

    Élida

    • Anónimo
    • 23 abril, 2015
    Responder

    Hombre si un niño le cuesta determinada área necesita reforzarlo, eso no quiere decir que esté una tarde entera en casa haciendo deberes.

    Rubén

    • Anónimo
    • 23 abril, 2015
    Responder

    FASCINANTE!! �� Pienso T O T A L M E N T E Igual ! ! ! !

    Elida! Nunca debí haberlo leído!! �� Ahora no me podré quedar callada!! �� No sabes lo que acabas de hacer!! Ya lo reenvié al Colegio de Sara!! Jajaja �� Que ganas de dejar todo lo que tengo ahorita, y ponerme simplemente a escribir!!

    Pero no esperemos que muchos compartan nuestra sabia (sí! sabia! Jajajaj ) manera de pensar, mi querida Elida!

    Porque tanto para el que la Vida es una carrera; como para el que no quiere batallar en hacer otras cosas con sus hijos . . . . . Ni aunque se los pongas con DIBUJITOS lo entenderán!!

    ¡¡Tú siempre tan atinada para escoger lo que realmente es VALIOSO en la Vida!! Gracias

    Isabell

    • Anónimo
    • 23 abril, 2015
    Responder

    Yo estoy un poco de acuerdo con Ruben.

    No estoy de acuerdo con que se les mate a deberes toda la tarde, pero sí creo que los niños, a partir de una cierta edad, tienen que dedicar un tiempo de estudio en sus casas por las tardes, y saber que tienen que esforzarse y sacrificar su tiempo de ocio muchas veces por lograr el objetivo de aprender.

    El tiempo dedicado a explicar las cosas en clase es un tiempo que efectivamente, en mi opinión, muchas veces no es suficiente para retener los contenidos y es necesario luego reforzarlo en casa, hacer resúmenes, esquemas… dedicar tiempo al estudio personal en casa creo que es algo que debe fomentarse para que los niños aprendan el valor del esfuerzo y el sacrificio, y también de la recompensa por el trabajo hecho.

    Laura M.

    • Anónimo
    • 23 abril, 2015
    Responder

    Aunque evidentemente, no es lo mismo si estamos hablando de un niño de cinco o seis años, que si hablamos de uno de diez o doce…

    Laura M.

  2. Rubén, en mi humilde opinión, si a un niño le cuesta determinada área, lo primero que el profe debería hacer es intentar que lo comprenda de otra manera. Se que es más difícil, pero el profe es el adulto y es quien tiene que poner su imaginación a trabajar.

    Lo que pasa, sin embargo, es que los profes suelen tener la costumbre de mandar deberes (esté reforzada o sin reforzar el área que han explicado).

    Y así nos va en este país.

    ¡¡Besos!!

    Élida

  3. Ayssss!! Isabell Pazos, ¿no me digas que en el cole de Sara también le mandan deberes? Uffff, que yo pensaba que el colegio Montessory eso no se hace!!!

    Y, sí, coincido contigo que no puedo esperar a que otros compartan nuestra manera de pensar. ¡¡Qué pena me da!!!

    Y lo malo es que los padres que no queremos deberes, estamos cual Quijotes, luchando contra los molinos del sistema Educativo Español (en mi caso)

    Élida

  4. Laura yo opino como tú. A los niños les tienes que ayudar a valorar el esfuerzo, el sacrificio, etc. Y los niños NACEN queriendo APRENDER, ¡¡está en sus genes!!

    Pero la pregunta que me hago es ¿les enseñan el valor del esfuerzo, el sacrificio, los deberes? Y otra pregunta más profunda ¿hay alguna otra manera de enseñarles el esfuerzo, el sacrificio, etc., que no sea con deberes?

    Mi respuesta es que los deberes dudo que les enseñen el valor del esfuerzo, ni del sacrificio,… y si, hay otras cosas para enseñarles ese valor.

    Y los niños sin deberes van más felices y con más ganas de aprender al Cole!!

    ¡¡Gracias por hacer más amplio el debate, guapa!!

    Élida

    • Anónimo
    • 23 abril, 2015
    Responder

    Desgraciadamente los deberes también se usan en ocasiones (y no son pocas en mi opinión) para ajustar cuentas por conflictos mal resueltos en el aula entre el/la docente y sus alumnos y lo que probablemente es peor, a veces también en la familia. A ver si poco a poco esto va cambiando …

    Arturo P.

    • Anónimo
    • 23 abril, 2015
    Responder

    Élida, yo sí creo que los deberes les enseñan el valor del sacrificio y el esfuerzo. Por mucha predisposición genética que tengan para aprender, es evidente que cuando un niño llega a casa lo último que le apetece es ponerse a hacer ejercicios de matemáticas, o repasarse la lección de Historia, o ponerse a hacerse unos esquemas….

    Pero al final creo que el niño tiene que aprender que la vida no es solo hacer lo que a uno le apetece. Al fin y al cabo es lo que se van a encontrar en la vida adulta. No somos tan distintos unos de otros.

    Yo misma cuando salgo de trabajar muchas veces lo último que me apetece es irme a hacer compra, llegar a casa, ordenar, poner una lavadora, preparar la cena… pues no, la verdad. Seguro que a todos nos apetece mil veces más sentarnos en el sofá a ver la tele, leernos un libro, o salir un rato a que nos dé el aire. Pero la vida está llena de obligaciones que tenemos que aprender a asumir, y creo que si eso no lo entrenamos desde niños, muy difícil será que lleguemos a adultos conociendo el valor del sacrificio.

    Y por otro lado, también admito que en mi opinión es cuestión de edades. Con 7 años probablemente no importe mucho, pero un niño de diez o doce años, salvo que tenga unas capacidades intelectuales disparatadas, no aprende ni retiene todo solo con lo escuchado en las clases, llegará el examen y como no haya estudiado en su casa estoy convencida de que lo va a tener complicado.

    Laura M.

    • Anónimo
    • 23 abril, 2015
    Responder

    Uy! Mucho que decir pero no voy a entrar en conflictos hoy. Jijijiji.

    Te dejo un enlace que te puede interesar…

    https://peplalcala.wordpress.com

    Fran A.

    • Anónimo
    • 23 abril, 2015
    Responder

    Con tristeza te digo que Sí, mi querida Elida!! Es mucho menos tarea, pero al fin TAREA!!

    Precisamente porque los "inteligentes" Papás de hora, lo exigen!! Y como el que paga, manda, en estos tiempos!! Al "cliente" lo que pida!!

    Porque ya lo estás viendo; el padre que trae tatuada en la frente la "D" de "Deber"; y que se justifica con: "la vida afuera es otra cosa", la "realidad" es ésta, "hay que trabajar, no flojear", "primero el deber, y luego el placer" . . . . Y otras tantas frases que nos ha creado esta sociedad consumista, y seguimos como borregos sin REFLEXIONAR (aunque todo el día nos quejamos de que quisiéramos más tiempo para disfrutar lo que nos gusta); pues seguiremos imponiéndosela a nuestros Hijos; porque alguien DIJO que "Así es la Vida"!! Entonces así ES!!

    No tenemos la CAPACIDAD de crear nuestro propio modelo de Vida, porque nos da miedo no encajar en la sociedad!! Y bueno! Justificaciones que los mismos Hombres hemos inventado para darle sentido a nuestra Vida y que hasta inventamos que Dios así lo dijo: "Para alcanzar la Felicidad, hay algo que sacrificar", no?? Pues NO! No andemos inventando cosas por favor; para hacernos y hacerle la Vida más difícil a los demás!!

    Te recomiendo el libro: "En defensa de la Felicidad" de Matew Ricaud (no sé si ya lo leíste?) Te va a ENCANTAR!!

    Besos Hermosa Madre y Mujer

    Isabell

    • Anónimo
    • 23 abril, 2015
    Responder

    Me gustaría saber qué ventajas tiene el que los niños no tengan deberes.

    Yo creo que es al contrario, Isabell Pazos: lo que dice esta sociedad consumista es todo lo contrario!!!: Primero el placer, y luego el deber.

    Lo vemos todos los días, en todas partes. El deber cada vez está menos valorado.

    Estoy de acuerdo con que los niños, al igual que los adultos, deben tener su tiempo de ocio y dispersión. No solo es bueno sino también muy necesario. Pero eso no significa que debamos evitar todo lo que a los niños les suponga un esfuerzo. Creo que ellos también deben aprender a esforzarse.

    Querer eliminar el esfuerzo y el sufrimiento de nuestros hijos no les hace más felices. Ya se está intentando hacer desde hace tiempo. Con la LOGSE se quitaron los exámenes de septiembre (a los niños les podía traumatizar tener que estudiar y esforzarse en verano). Y como quitaron los exámenes de septiembre pero, por otra parte, también les podía traumatizar repetir curso, se les permitió que pudieran pasar de curso con no sé cuántas asignaturas suspensas… y como eso mil cosas más.

    El resultado no es una generación de niños felices, sino una generación de niños blanditos que sufren una barbaridad y que no saben lo que es el esfuerzo, el trabajo, el sacrificio, y la felicidad que da el cosechar los resultados de todo eso.

    Laura M.

    • Anónimo
    • 23 abril, 2015
    Responder

    Un niño que se queda a comer está 8 h en cole (sin contar extraecolares como puede ser el ingles).

    Me parece un esfuerzo más que razonable, mayor incluso que el de muchos mayores cuyas jornadas laborales son menores.

    Otra cosa es cómo se aproveche ese tiempo.

    En esa línea dejo este artículo que me parece una referencia muy interesante sobre hacia donde hay que ir

    http://mun.do/1EKbahR

    Arturo P.

    • Anónimo
    • 23 abril, 2015
    Responder

    Tengo una experiencia muy personal con este tema.

    Cuando mis dos hijos mayores tenían 7 y 4 años, tuve la "gran idea" de ponerlos en un colegio "acelerado" muy exigente con los estudios y donde la "flojera" era mal vista. Eran chicos muy inteligentes así que no se podía "desperdiciar" tanto talento

    Y pues ahí estábamos, estresados ellos y yo, por cumplir con las tareas, y así tenía que ser porque la vida es una competencia y si no estas preparado tu futuro será incierto!!

    Durante dos años fueron primeros puestos y sabían mucho mas que el promedio de niños.

    Pero como Dios nos ama 😀 tuvimos que mudarnos y se hizo insostenible el continuar en ese colegio y terminaron en uno micho mas grande donde jugaban mucho, el recreo era mas largo y las tareas eran casi inexistentes!!

    Casi me muero!! Que horror!! Mis hijos estaban aprendiendo NADA..?? que sería de ellos??…..

    Pues bien teníamos tanto tiempo libre que podíamos quedarnos conversando cuando regresaban del cole y almorzábamos muy tranquilos, la tarde se la pasaban jugando y leyendo libros que les fui comprando para que tuvieran "aunque sea" el hábito de la lectura ya que el colegio no ayudaba

    Poco a poco fueron descubriendo sus intereses, mi hijo mayor la ciencia y mi hija el arte. Ya pasaron 10 años aproximadamente y Juan Antonio se esta preparando para estudiar Física en la universidad y mi Ale espera terminar y dedicarse el día entero a hacer Arte, están tan seguros de lo que quieren que aún ahora cuando alguien les dice que con esas carreras que han escogido "se van a morir de hambre" pues solo sonrien porque no tienen dudas, saben que cuando uno se dedica a lo que le apasiona puede perfectamente vivir de ello y mejor aún ser muy feliz!!! ….

    Así que para los que creen que a los chicos hay que mantenerlos ocupados con tareas ya les voy diciendo que lo único que se hace con eso es distraerlos de sus verdaderos intereses.

    Y ya ni les cuento lo que me ha servido esta experiencia para cuando nació mi Grace con SD….

    Fanny C.

    • Anónimo
    • 23 abril, 2015
    Responder

    Yo no pretendo decir que debamos procurar que los hijos sean los más brillantes, los más acelerados, ni los más guapos. Nada más lejos de mi mentalidad que pretender tal cosa. Creo que yo nunca llevaría a mi hijo a un colegio así.

    Lo que sí creo es que un niño que aprende a esforzarse, a sacrificarse, aprende a ser una persona madura y responsable.

    Yo no creo que deban tener deberes hasta el punto de tenerles toda la tarde ocupados con eso, pero quitárselos totalmente tampoco me parece acertado.

    Laura M.

    • Anónimo
    • 23 abril, 2015
    Responder

    No es aceptable que niños de 8 años no pasen menos d hora y media a diario con deberes….

    Si salen del cole y añadimos esto TODAS Las tardes ( x no hablar de las vacaciones…. ¿para quien?) mi niña trajo para todos los días…. Si quieren ir a baile o música o simplemente Descansar… Tienen tan poco tiempo que ni ellos llegan ni los padres….

    Yo apoyo deberes un poquito pero cuando te dice medio lloriqueando que no le va a dar tiempo a jugar nada con 8 AÑOS !!! se te cae el Alma al suelo….

    Mónica M.

    • Anónimo
    • 23 abril, 2015
    Responder

    Fanny, Un PRIVILEGIO tenerte de Amiga!!

    Gente "preparada" hay mucha! Pero con Sentido Común y enamorada de la Vida . . . POCAS!!

    Me ENCANTÓ conocer sobre tus hijos, y tu maravilloso punto de vista!! 😀

    Mis hijos mayores fueron niños Montessori, y todos me decían que iban a batallar en la transición al mundo "real" de los deberes, bla bla blá!!

    Y ahora el mayor estudia en EE.UU. y trabaja en la misma Universidad con una Científica que lo Admira y Adora, y El se paga todos sus gastos! Y de Niño disfrutó cada instante de su infancia con cada bicho, piedra, palo, juguete, libro y cosa que en su tiempo de "ocio" encontró!! Fue un niño FELIZ que ahora disfruta igual lo que hace y es BRILLANTE en Todo!!

    Y mi hija salió de Preparatoria y ya hace sus propios negocios y va para la Universidad también FELIZ de la Vida!!

    Y Sara?? Qué te puedo decir a Ti??!! Nos enseña a voltear a ver y DISFRUTAR cada instante de la Vida, sin prisa y por placer; nunca por obligación!!

    Isabell

    • Anónimo
    • 23 abril, 2015
    Responder

    Pero yo creo que estamos dramatizando un poco.

    Yo considero que he tenido una infancia súper feliz, he jugado, he disfrutado, he leído, he ido al cine, he tenido muñecas, he tenido amigas…. Todo eso, pero también tenía deberes. Y nunca me sentí traumatizada por tener que hacerlos

    Laura M.

    • Anónimo
    • 23 abril, 2015
    Responder

    Laura yo he ido al cole contigo y te aseguro q con 8 años no traíamos para casa la pasada que traen ahora….

    Y sabes que yo he estado en guitarra, el coro, ingles… 200 cosas y había tiempo, pero éramos mas mayorcitas …

    De verdad… En sexto, séptimo…. Claro que hace falta apretar poco a poco pero en tercero…???

    Yo he tenido que verlo en mis hijos para creerlo…

    También es necesario q desconecten…. Cuando van subiendo de cursos están tan hartos de machacarse por las tardes que de ahí viene gran parte del fracaso escolar de este país…

    Mónica M.

    • Anónimo
    • 23 abril, 2015
    Responder

    ¡¡¡Gracias Isabell!!! 😀

    Fanny C.

  5. ¡¡Qué interesante el debate que se ha creado!!! ¡¡Me encantáis, amigos míos!!

    Gracias a ti, Laura, a ti, Ruben, a Isabell, a Fanny, a Francisco, a Arturo y a ti, Mónica, aunque no te conozco.

    ¡¡¡Me encanta reflexionar con las ideas que plasmáis!!

    ¡¡Muchas gracias!!!

  6. En mi opinión, estamos mezclando temas que, aparentemente, tienen relación, pero que son completamente diferentes.

    Voy a intentar explicarme (y siento si no soy capaz… el ictus me afecta mucho en mi proceso de lenguaje)

    Creo decir, con toda seguridad, que todos los que hemos participado en el debate, TODOS, queremos que los niños (especialmente si son nuestros hijos) sean "entrenados" en aprender hacer sus obligaciones, ya que, efectivamente Laura, "la vida no es solo hacer lo que a uno le apetece". ¡¡Es una gran verdad!! Y el ejemplo que has puesto tú de que cuando sales de trabajar muchas veces lo último que te apetece es ponerte a hacer la compra, poner una lavadora, hacer la cena, etc. es super bueno. ¡¡¡A mi normalmente tampoco me apetece!!

    Todos estamos de acuerdo con eso. Y los niños tienen que aprender a "sacrificarse" haciendo cosas que no les gustan, en pro de una vida más feliz. Porque cuando me centro en hacer la compra, en poner una lavadora, en hacer la cena, voy consiguiendo que mi vida sea más feliz, aunque parezca una paradoja.

    El problema es cuando pensamos que los deberes son los que educan en el sacrificio, en el esfuerzo, en ser una persona madura y responsable. Y, más aún, cuando pensamos que SOLO los deberes consiguen ese LOABLE objetivo.

    Para mí, está en mi mente conseguir que Juan Pablo y Alex sean personas Maduras, Responsables, que se esfuercen, que tengan capacidad de sacrificarse,… a pesar de que en algunos temas me cueste más de la media, lo intento día tras día. Pero lo intento con otras estrategias. Por ejemplo, un pequeño detalle: desde que Alex sabe andar, es decir, desde hace unos meses, su TAREA es tirar a la basura su pañal. Y antes recogía sus juguetes él sólo todos los días (y lo lleva haciendo mas de un año). Y Juan Pablo, tiene otras tareas, acordes a su edad (él baja la ropa que se va a poner el día siguiente, lleva su plato y su vaso al fregadero, etc.). Para mí, con esos "pequeños" detalles, están siendo educados en la responsabilidad, en el esfuerzo,… sin atacar a su SER NIÑO.

    Y ser niño, implica sí o sí, tener tiempo para disfrutar jugando, para asombrarse con cada bicho, piedra, libro que encuentre (como muy bien apuntó Isabell). Y tener tiempo para "aburrirse", porque cuando se aburren, sale su parte creativa a trabajar.

    Y los deberes, todo eso no lo favorecen.

    Yo, por ejemplo, todavía no tengo ningún hijo de 8 años, pero Mónica, a mi también se me caería el alma a los pies si me dijera lo que te dijo a ti.

    Yo seguiré luchando para hacer lo que ha apuntado Fanny "teníamos tanto tiempo libre que podíamos quedarnos conversando cuando regresaban del cole y almorzábamos muy tranquilos, la tarde se la pasaban jugando y leyendo libros que les fui comprando para que tuvieran "aunque sea" el hábito de la lectura" ¡¡¡Qué grande!!!

    Y seguiré luchando para, en la medida que pueda, evitar lo que ha dicho Arturo, que estoy totalmente de acuerdo: "Un/a niño/a que se queda a comer está 8 h en cole (sin contar extraescolares como puede ser el ingles). Me parece un esfuerzo más que razonable, mayor incluso que el de muchos mayores cuyas jornadas laborales son menores."

    ¡¡Vaya párrafo más grande que me ha salido!! Si habéis llegado hasta aquí, estoy convencida de que de pequeños os pusieron muchos deberes (jejeje 😀 )

    Un beso enorme!! Élida

    • Anónimo
    • 23 abril, 2015
    Responder

    ¡¡Cuando sea Grande, quiero ser como Tú, mi querida Elida!!

    ¡¡Que claridad de pensamiento y que facilidad para explicar de manera concreta y sustanciosa!!

    GRACIAS

    Isabell

    • Anónimo
    • 24 abril, 2015
    Responder

    Élida, ¡¡te has explicado perfectamente!! 😀

    En cuanto a lo dicho, yo no creo que "solo" los deberes consigan el objetivo de ser personas maduras y responsables.

    Pero sí creo que es una parte muy importante de ese objetivo. Y que, además ayuda a cultivar el amor por el estudio, que también nos ayuda a ser unas personas ordenadas y con capacidad de autodominio. Llevar la ropa al cubo de la lavadora, recoger los juguetes, y llevar el plato al fregadero también, claro que sí, pero no me parece que esas cosas sean excluyentes, es decir: creo que un niño tiene que aprender a recoger sus juguetes, a llevar sus platos a la cocina, y a recoger su ropa. Y también debe en mi opinión tener sus horarios de hacer deberes, pues no es el trabajo práctico el único que un niño debe cultivar sino también el mental. Al nivel y capacidad que Dios le haya dado, claro que sí, pero hacerlo.

    Si un niño , como es el caso de Mónica, tiene deberes hasta el punto de que en toda una semana de vacaciones no le dé tiempo a hacer otra cosa pues entonces, evidentemente, ese niño tiene demasiados deberes.

    Pero la solución, digo yo, no sería pedir que tuvieran menos, en lugar de pedir que no tuvieran ninguno???

    Laura M.

    • Anónimo
    • 24 abril, 2015
    Responder

    Venga va. Hablaré.

    Opinión totalmente personal. El problema no está en la cantidad, esta en la calidad.

    El tipo de "deberes". Eso es lo que más influye en la motivación a la hora de hacerlos, en los resultados (aprendizajes) conseguidos con ellos y obviamente en el tiempo empleado para llevarlos a cabo. Sin contar con el grado de satisfacción del mismo al lograrlo o publicarlo y por ende en su autoestima y felicidad.

    ¿Soy un loco? Tal vez… pero es que lo he comprobado… así que en todo caso un loco empírico ;-D

    Fran A.

    • Anónimo
    • 24 abril, 2015
    Responder

    No solo eso, si no que los niños no deberían ser escolarizados hasta los 7 años. Tendrían que estar jugando hasta entonces. Así lo hizo mi padre y es una persona muy normal y equilibrada.

    Javier F. del P.

    • Anónimo
    • 24 abril, 2015
    Responder

    Si pudieran leer esto muchas familias cuyos hijos no tienen la oportunidad de ir a la escuela…Mis padres tuvieron que dejar la escuela para trabajar. La escolarización es un derecho q muchos todavía no tienen.

    El sistema debe cambiar pero no estoy para nada de acuerdo en la escolarización tardía.

    Estoy con Fran. Deberes de calidad y motivadores.

    Yo no creo que se deba de dejar de jugar ni de tener tiempo de ocio por estar cargado de deberes.

    Gema T.

    • Anónimo
    • 24 abril, 2015
    Responder

    Totalmente de acuerdo con el articulo.

    Un fuerte abrazo!

    Cinthia S.

Deja un comentario

Últimas entradas

Kazantzaki y el mendigo de cuartos de hora

MENDIGO CUARTOS DE HORA Kazantzaki y el tiempo. Hoy es el día 111 del año. Llevamos…
Ver entrada

Acoger al otro. Nueva lección de mi hijo Juan Pablo

Acoger al otro Acoger, acoger. Juan Pablo, mi precioso hijo mayor, hace dos días cumplió 11…
Ver entrada

Tiempo. Como Momo (Michael Ende) nos ayuda a organizarlo bien.

Necesito tiempo ¡No tengo tiempo para nada! En el trabajo quieren las cosas para ¡ya! Me…
Ver entrada

Educar a otros siendo modelo.

Educar a otros: hijos, alumnos. Educar, ¿cómo?  Si quieres educar a tus hijos (o, si eres…
Ver entrada