Holy Mother

No conocía esta canción. Aunque Eric Clapton es uno de mis músicos favoritos. Y su vida personal me llama mucho la atención.

Cuando la he escuchado hoy por primera vez me ha sobrecogido. Sobretodo cuando he leído el cómo la compuso.

“Yo estaba en la desesperación completa, ” escribe Clapton. ” En la intimidad de mi habitación, pedí ayuda. Yo no tenía ninguna noción de a quién me dirigía, yo solamente sabía que yo estaba al final de mi soga … y, poniéndome de rodillas, me rendí. Yo había encontrado un lugar dando vuelta al que volver, un lugar que yo siempre sabía que estaba ahí, pero que nunca realmente fue querido, o necesario, creer en él. A partir de aquel día, nunca he fallado en rezar por la mañana, sobre mis rodillas, pidiendo la ayuda, y de noche, expresar la gratitud para mi vida y, sobre todo, para mi serenidad. ”

Mira la letra:

“Holy Mother”

Holy Mother, where are you?
Tonight I feel broken in two.
I’ve seen the stars fall from the sky.
Holy mother, can’t keep from crying.

Oh I need your help this time,
Get me through this lonely night.
Tell me please which way to turn
To find myself again.


Holy mother, hear my prayer,
Somehow I know you’re still there.
Send me please some peace of mind;
Take away this pain.


I can’t wait, I can’t wait, I can’t wait any longer.
I can’t wait, I can’t wait, I can’t wait for you.


Holy mother, hear my cry,
I’ve cursed your name a thousand times.
I’ve felt the anger running through my soul;
All I need is a hand to hold.


Oh I feel the end has come,
No longer my legs will run.
You know I would rather be
In your arms tonight.


When my hands no longer play,
My voice is still, I fade away.
Holy mother, then I’ll be
Lying in, safe within your arms.

 
Que traducida viene a ser, más o menos:
 
Santa Madre, ¿Dónde estás?
esta noche me siento partido en dos,
he visto las estrellas caerse del cielo,
Santa Madre, no puedo evitar llorar.
Oh, necesito Tu ayuda esta vez,
Para pasar esta solitaria noche.
Dime por favor en qué lugar girar,
Para encontrarme nuevamente.
Santa Madre, escucha mi oración,
de alguna forma, sé que estás allí todavía.
Por favor, dame algo de paz mental,
que se lleve este dolor.
No puedo, no puedo, no puedo esperar, por más tiempo.
No puedo, no puedo, no puedo esperar, por ti.
Santa Madre, escucha mi llanto,
he maldecido tu nombre cientos de veces.
Siento la ira corriendo por mi alma,
todo lo que necesito es una mano amiga.
Oh, siento que el fin llegó,
mis pies no correrán más.
Tú sabes que preferiría estar en Tus brazos esta noche.
Cuando mis manos no toquen más,
ni mi voz permanezca, me desvaneceré.
Santa Madre, entonces estaré acostado, a salvo en Tus brazos.
Santa Madre, escucha mi llanto.
Santa Madre, escucha mi oración.
 
Te invito a escucharla. Disfrútala.
 

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!
No Comments

Deja un comentario

Últimas entradas

Kazantzaki y el mendigo de cuartos de hora

MENDIGO CUARTOS DE HORA Kazantzaki y el tiempo. Hoy es el día 111 del año. Llevamos…
Ver entrada

Acoger al otro. Nueva lección de mi hijo Juan Pablo

Acoger al otro Acoger, acoger. Juan Pablo, mi precioso hijo mayor, hace dos días cumplió 11…
Ver entrada

Tiempo. Como Momo (Michael Ende) nos ayuda a organizarlo bien.

Necesito tiempo ¡No tengo tiempo para nada! En el trabajo quieren las cosas para ¡ya! Me…
Ver entrada

Educar a otros siendo modelo.

Educar a otros: hijos, alumnos. Educar, ¿cómo?  Si quieres educar a tus hijos (o, si eres…
Ver entrada