Autoestima y dignidad

Autoestima: Gestión del tiempo

Autoestima y Estrés. Hace poco he tenido una sesión por Skype con un cliente. Es un directivo de una mediana empresa que se está trabajando como objetivo la gestión de su tiempo. Está continuamente con muchas reuniones, actividades, responsabilidades, y cada vez siente que el estrés se hace más grande en su interior. Eso hizo que me contratará como coach, para conseguir aprender a gestionar su tiempo mejor.

Pregunta poderosa

En la última sesión que hemos tenido me decía: “El otro día le decía a un amigo, ¿cómo puedo hacer para mejorar mi ansiedad y mi estrés cuando es tan difícil decir no?”. Creo que te puede sonar familiar, ¿no? Y continuaba diciéndome: “no logro relajarme ni disminuir el paso, tengo tantas cosas que debo hacer”. Yo le hice una pregunta: “¿Para qué has elegido estar siempre tan ocupado?” Me miró con los ojos super abiertos. Más tarde me dijo que no lograba entender mi pregunta. Pensaba, “Cómo, ¿qué estar tan ocupado es una elección mía?”.

Pero (también me lo dijo más tarde) se puso a pensar bien la pregunta y se dio cuenta que la pregunta tenía razón. Había elegido él sólo estar ocupado. Cuando tomo conciencia de que él era el responsable de su extrema ocupación, inmediatamente tomo conciencia de que él también podría ser responsable se gestionar bien sus ocupaciones, diciendo que no a ciertas cosas, delegando otras.

Aprender a gestionar bien el tiempo

Hoy he estado pensando en la cantidad de veces que mis clientes vienen queriendo aprender a gestionar bien su tiempo. Obviamente, en Coaching hacemos un traje a medida (el Coaching no es “pret a porter”, es Alta Costura), cada cliente trabaja el objetivo de forma diferente. La gran mayoría trabajan el aprender a decir que NO.

No sé si a ti te suena ese objetivo. Me temo que en algún momento de tu vida lo has tenido… ¡¡o lo estás teniendo ahora mismo!!

Consecuencias negativas de decir NO

El problema es que el centro de la situación difícil que estás pasando en este momento no está sólo vinculado con la elección de estar ocupados, sino también con la idea de que decir “no” a los demás tendrá consecuencias negativas sobre tu relación con ellos, sobre la imagen que tienes de ti mismo, o sobre ambas cosas. Léelo de nuevo, por favor: decir que no a los demás, tendrá consecuencias negativas sobre tu relación con ellos, sobre la imagen que tienes de ti mismo (o la que quieres proyectar) o sobre ambas.

Pensamiento que nos limita

Y por debajo de todo está la idea de que, sin todas esas actividades con las que ocupamos nuestro tiempo… tenemos miedo de perder valor hacia los demás y/o hacia nosotros mismos. ¿Qué pasa? Que en ese pensamiento estamos vinculando nuestra autoestima directamente con las cosas que logramos realizar y lo bien que lo hacemos.

Nuestra dignidad está por encima

¡¡Pero esa vinculación es errónea!! Nuestra autoestima la debemos vincular no a las actividades, reuniones, etc. que hagamos. Nuestra autoestima está vinculada a nuestra DIGNIDAD. Y nuestra Dignidad está completamente por encima de cualquier cosa que podamos hacer. Hagamos o no hagamos; hagamos las cosas bien o hagamos las cosas mal; digamos que si o digamos que no,… en cualquiera de esas situaciones, nuestra dignidad sigue intacta. Nuestra dignidad está totalmente por encima de todo eso.

Así que, te pido que reflexiones acerca de todas esas actividades, compromisos, a los que te ves obligado a decir que SÍ (aunque te gustaría decir que no). Obsérvate en ellas. Si te generan un estrés excesivo, ¡déjalas! Tu dignidad está por encima de todo ello. Tu valor está en tu dignidad y nada de lo que hagas o dejes de hacer podrá atacar a tu dignidad.

Eso sí. Creer eso, y vivir acorde con eso es de valientes. ¿Te atreves?

Autoestima-Dignidad-Elida_Coach

Autoestima-Dignidad-Elida_Coach

¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

7 Comments
    • Anónimo
    • 3 julio, 2016
    Responder

    Buena aportación.

    Agustin F.

    • Anónimo
    • 3 julio, 2016
    Responder

    Uppss! Me has dado en la diana. Gracias

    Natalia P.

    • Anónimo
    • 3 julio, 2016
    Responder

    Hay que saber decir NO.

    Nerea B.

    • Anónimo
    • 5 julio, 2016
    Responder

    Buenas!

    Para entender completamente el post necesito un detalle. ¿Podrías definirme qué entiendes por dignidad?

    Gracias! Un besote!
    Carmen C.

  1. ¡Gracias, Agustín!

  2. Jajaja, Natalia, me alegra haber dado en la diana. Besos

  3. Si, Nerea, efectivamente es necesario saber decir NO. Mi aportación está en la linea de que, hagas lo que hagas, digas que SI o digas que NO, tu dignidad está por encima de todo. ¡¡Y eso te da mucha libertad para ser quien quieres ser!!

    Besos

Deja un comentario

Últimas entradas

Lunes de Tristeza. Herramienta para salir de ahí

Tristeza. Día más triste del Año Hoy es el día de la Tristeza. Me explico. En…
Ver entrada

Año de nieves, año de bienes

¿Nieves y bienes? El 2021 ha comenzado en España con nieves, mucha nieve. Junto con el…
Ver entrada

Conocerte, Quererte, Aceptarte. ¿Qué orden tienen?

  Conocerte, quererte, aceptarte Hace varios días lancé una pregunta: ¿Cuál es el orden adecuado para…
Ver entrada

Dar fruto: nuestra Misión. Te ayudo en la germinación

Dar fruto Dar fruto: nuestra misión. Cada uno de nosotros vemos el mundo bajo el prisma…
Ver entrada