Trabajo en equipo

Un Cuento: BUEN EQUIPO

“Cierto día dos leñadores fueron a ver al juez: “Venimos de vender la leña en el mercado – explicó uno – y mi colega dice que tiene derecho a la mitad de las ganancias”. “¿No es eso justo?” preguntó el juez. El hombre contestó: “Lo sería si hubiera hecho un trabajo honrado, pero mientras yo trabajaba con el hacha, él se sentó en un tronco y no hizo nada”. “¡Mientes! – apuntó el otro – Mientras tú blandías el hacha, yo gritaba: ¡dale!, para animarte”. El primero contestó: “Puede haber gritado ¡dale!, pero yo hice todo el trabajo duro”. “Pero no habrías podido seguir sin mi estímulo”, afirmó el segundo. Escuchadas todas las declaraciones, el juez reflexionó. Tras varios minutos tomó una moneda y la tiró al aire. Cayó al suelo con un ¡CLINK! “¿Has oído ese ruido?” preguntó el juez al segundo leñador. “Sí” contestó el hombre. “Bien, entonces toma ese ¡CLINK! en pago por tu “¡dale!” y abandona el tribunal”.

Equipo vs Grupo

Muchos equipos realmente no son equipos, son grupos. ¿Qué diferencia hay? En un equipo, se suman las aptitudes de todos, todos potencian sus esfuerzos. Así disminuye el tiempo invertido en las labores y aumenta la eficacia de los resultados. Y, lo más importante, hay un objetivo común. En el grupo, cada uno puede tener un objetivo distinto, por lo que no siempre sus actitudes suman.

Líder en el equipo

En la empresa, en la familia, incluso en las relaciones de amistad, podemos elegir ser un equipo o un grupo. Las diferencias serán notables. Si formamos un equipo, todos tenemos que aportar para conseguir el objetivo, el bien mayor. Y no vale entrar en “yo he hecho mi trabajo animando al otro”, como dice el cuento. No, el esfuerzo, mis fortalezas, mis actitudes, todo tiene que ser dado. El COMPROMISO es vital para que un equipo funcione bien (recuerda, en el empresa, en la familia,…). El líder tiene que tener presencia, es quien dirige el equipo: debe ser empático, demostrar entusiasmo, potenciará el talento de todos los miembros, asertivo, saber manejar conflictos, sacar lo mejor de cada miembro y saber comunicarse bien con todos.

Recuerda, si estás en un equipo, si eres padre o madre, tienes un objetivo común (o tienes que definirlo). Y tienes a otros miembros. No dejes que ellos se encarguen de animarte y no hagan nada, ¡y tampoco seas tú de los que animan y te escaquees!

¿Te atreves a crear buenos equipos? ¿te atreves a dar tu mejor versión?

Trabajo-en-equipo.-Elida_coach

Trabajo-en-equipo.-Elida_coach

Si quieres que te ayude a conseguir tu objetivo, contacta conmigo. 💙

¡Me encanta leerte! Tus comentarios 💬 dan más valor a lo que yo escribo.

 

Últimas entradas

Atrévete

Atrévete a atreverte Hace unos días, Facebook me recordó un artículo que escribí hace algunos años.…
Ver entrada

Coaching de pareja

COACHING DE PAREJA Además de hacer Coaching en empresa a directivos, además de hacer Coaching a…
Ver entrada

Inténtalo. Sigue intentándolo.

Ánimo. El pasado Martes, Facebook me recordó un mensaje que recibí el 11 de Junio de…
Ver entrada

Crecimiento Bambú: Objetivos

Comenzamos con un cuento. Hace mucho, mucho tiempo, dos agricultores iban caminando por un mercado cuando…
Ver entrada
No Comments

Deja un comentario