El enemigo Interno: nuestra lucha interior

El enemigo interno según Tim Gallwey

El Enemigo interno: Tim Gallwey, en su libro “El Juego Interior del Tenis” expone que siempre, en el tenis, tenemos dos juegos: en primer lugar un juego Exterior y, en segundo lugar, un juego Interior. El juego exterior es el que vemos siempre: el que el jugador juega contra un adversario, un “enemigo” externo para alcanzar el triunfo. Eso, lo vemos todos. Sin embargo, donde pone el foco Tim Gallwey es en el juego Interior, aquel que está, pero que, la mayoría de las veces, no somos conscientes. Y, lo más importante, si no prestamos atención a nuestro juego interior no seremos capaces de ganar el juego exterior.

Juego Interior

¿Qué es el juego Interior? Es el que tiene lugar en la mente del jugador. En su mente, el jugador lucha contra obstáculos que pone el enemigo interno como la falta de concentración, el nerviosismo, las dudas sobre sí mismo, el perfeccionismo y la excesiva autocrítica.

Sólo jugando contra esos obstáculos, el jugador de tenis logrará la excelencia en su desempeño. Imagina si quieres a Rafael Nadal. El principal juego que él desempeña es el de su interior.

¿Lo llevamos a nuestra vida?

Eso, que el deporte se ve muy bien, ¿lo llevamos a tu vida? Todos sabemos que hay un juego exterior: superar los obstáculos externos para alcanzar un objetivo externo (tu jefe, tu vecino, tu cónyuge, tus hijos,…). El interior se lleva a cabo dentro de mi mente.

El principal juego que todos tenemos que dominar, para así llegar con fuerza a todas las tareas que queramos hacer, es el juego interno. Muchas veces somos nuestro peor enemigo. No es el adversario externo el que nos derrota sino nuestras propias dudas, nuestro propio miedo, nuestro propio perfeccionismo y nuestra falta de concentración.

Ejemplo de un cliente: enemigo perfeccionismo

Te voy a poner un ejemplo concreto. Hace 3 meses, una mujer inició conmigo un proceso de Coaching para conseguir arreglar unos problemas que tenía con su hijo adolescente. Ese es el juego Exterior que quería “ganar”. A lo largo del proceso estamos trabajando su juego Interior. Hace un mes se dio cuenta de que su “perfeccionismo” le estaba impidiendo hacer y ver las cosas como eran. Se dio cuenta de que, con el perfeccionismo había dejado atrás su verdadera ESENCIA: alegría, fuerza, un poco “inconsciente”.

Se había vuelto, hacia ella misma una institutriz, muy cuadriculada con todo, pero sobre todo hacia ella. En palabras textuales suyas: “Me he ido perdiendo entre un montón de capas, tanto que no me encuentro ni me encuentran los demás”.

Proverbio

Me recordó este proverbio chino: “Un diamante con un defecto es mejor que una piedra común que es perfecta”.

Moneda del Coaching: Reflexión y acción

Lo grande de iniciar un proceso de Coaching es que la toma de conciencia te permite darte cuenta de aspectos que no sabías antes y, desde ahí, puedes ponerte a hacer las cosas de forma diferente. Es la moneda del Coaching: una cara es la reflexión y la otra cara es la acción.

¿Quién es tu enemigo interno?

Te invito a que reflexiones acerca de tu “enemigo interno”. ¿Qué miedos son los que te frenan?, ¿de qué dudas tienes que salir?, ¿qué comportamientos te están frenando para dar tu mejor versión? Cuando tomes conciencia de estas respuestas, y lo trabajes, estarás más preparado para salir al juego exterior.

Enemigo Diamante_perfeccionismo_Elida_Coach

Enemigo Diamante_perfeccionismo_Elida_Coach

Si quieres que te ayude a conseguir tu objetivo, contacta conmigo. 💙

Muchas gracias por leer hasta aquí. Tengo unos lectores que no me los merezco. Y tus comentarios 💬 dan más valor a lo que yo escribo.

5 Comments
    • Anónimo
    • 1 julio, 2021
    Responder

    Mi pobreza es mi mayor tesoro…

    Gary

    • Anónimo
    • 1 julio, 2021
    Responder

    ¡Precioso, Elida!

    Carol

  1. Responder

    Querida Gary,

    Tú frase me ha traído a la cabeza una frase de Sta. Teresita del Niño Jesús (mi santa favorita): “Lo que agrada a Dios en mi pequeña alma es que ame mi pequeñez y mi pobreza, es la esperanza ciega que tengo en su misericordia”. Amando nuestra pobreza es cuando nos damos cuenta de su inmensa riqueza.

    Un beso, Élida

      • Anónimo
      • 1 julio, 2021
      Responder

      qué precioso lo dice Sta Teresita…

      Gary

  2. Responder

    ¡Gracias, Carol!

    Un beso enorme, Élida

Deja un comentario

Últimas entradas

Locus interno y externo: experimento con ratas salvajes

Locus Interno y Locus Externo. En la década de los 50, Curt Richter, hizo un experimento…
Ver entrada

Enterrados: hijos

    Conversación de Juan Pablo con joven ¿Enterrados? Hace dos años, Juan Pablo estaba hablando con…
Ver entrada

Un cromosoma ¿de más? (o nosotros tenemos uno de menos)

Cromosoma de más Alex, mi hijo pequeño, de 9 años, como bien sabes tiene un cromosoma de…
Ver entrada

Miedo: cómo afrontar el COVID

Miedo: COVID Miedo, aparece en escena. El COVID nos está afectando mucho más que lo que,…
Ver entrada