Gimnasio para ser fuerte

Al gimnasio

A todos nos cuesta perdonar. Porque somos débiles. Las personas que consiguen perdonar son aquellas que van al gimnasio. Y son fuertes porque han entrenado mucho. Como decía Gandhi: “El débil nunca puede perdonar. El perdón es el atributo del fuerte”.

Todos tenemos temas, o personas que nos cuesta perdonar. Hay cosas y personas que nos cuesta menos. Y hay cosas y personas que nos cuesta más. ¿Verdad que te sientes identificado con eso? Es normal. Hay cosas que nos duelen más, bien porque la herida que han causado es mayor, bien porque la herida ha caído encima de otra herida previa (en la mayoría de los casos pasa esto último). Hay personas que nos hacen más daño, normalmente porque habíamos depositado nuestra confianza en ellos.

Ve al gimnasio del perdón

Te invito a que vayas al gimnasio del PERDÓN. Y como cualquier novato en el gimnasio, no vayas a lo más difícil. Te invito a que comiences perdonando a las cosas o personas que menos daño te han hecho. Así vas “haciendo músculo”. Y así, poco a poco, tendrás más fuerza interior para avanzar por los distintos entrenamientos (es decir, tendrás más fuerza interior para conseguir perdonar a cosas o personas que te dañaron más).

Contrata un buen entrenador

Obviamente hay entrenamientos en el gimnasio que puedes hacerlo tú solo. Aún así, yo siempre recomiendo buscar a un buen entrenador. El mejor entrenador para el perdón puede ser tu propia conciencia (que siempre buscará que tú seas feliz, y entre tú y yo, nunca serás feliz del todo si guardar rencor a alguien o algo). Y, si eres creyente, el MEJOR entrenador de todos es Jesús. Así que contrátalo tan pronto como puedas (encima está deseando ser contratado).
Un aviso, hay ciertas cosas y personas que tú sólo no puedes conseguir perdonar. Ahí sí o sí, tienes que contratar al mejor entrenador. Si quieres rendir tanto como Rafa Nadal, tienes que tener un entrenador buenísimo.
¿Te animas a ir al gimnasio? Seguro que te irá genial. Y si contratas al MEJOR entrenador, conseguirás ser fuerte y… ¡¡serás más libre y más feliz!!
Perdón fuertes - Elida Peñalver

Perdón fuertes – Elida Peñalver

2 Comments
    • Anonimo
    • 11 enero, 2018
    Responder

    Gracias. Era justo lo que necesitaba leer ahora

    Guio S

    • Anonimo
    • 11 enero, 2018
    Responder

    Creo que es más fácil perdonar a los demás que a uno mismo. Habrá que ir al gimnasio!

    Carmen C.

Deja un comentario

Últimas entradas

Felicidad vs sufrimiento

Felices ¿para siempre? Muchas veces pensamos que nos gustaría ser felices siempre, pero la realidad se…
Ver entrada

Locus interno y externo: experimento con ratas salvajes

Locus Interno y Locus Externo. En la década de los 50, Curt Richter, hizo un experimento…
Ver entrada

Enterrados: hijos

    Conversación de Juan Pablo con joven ¿Enterrados? Hace dos años, Juan Pablo estaba hablando con…
Ver entrada

Un cromosoma ¿de más? (o nosotros tenemos uno de menos)

Cromosoma de más Alex, mi hijo pequeño, de 9 años, como bien sabes tiene un cromosoma de…
Ver entrada