Serenidad: roca frente a ola

Mi marido tiene desprendimiento de retina. Y le operan este Miércoles. Lleva desde la semana pasada en reposo para evitar que el desprendimiento vaya a más. La operación es, más o menos sencilla. El post-operatorio es duro: 10 días (como mínimo) en reposo boca abajo.

Yo estoy tranquila, aunque conforme se va acercando la fecha los nervios comienzan a aflorar. Intento, y así se lo estoy pidiendo a Dios, tener Alegría, Paciencia y Serenidad para sobrellevar esta situación: la operación, el riesgo de quedarse ciego, los niños de vacaciones, etc.

¿Qué es la serenidad?

Lo he mirado en la R.A.E., dice que sereno es “apacible, sosegado, sin turbación física o moral”. Lo cierto es que se me queda algo pequeño. He mirado en Wikipedia: “es aquella actitud de las personas de responder ante cualquier imprevisto o situación sin dejarse arrebatar por sentimientos o emociones desestabilizadores. Una persona serena es una persona pacífica, y en paz con su entorno, con los demás y consigo mismo. La serenidad nos permite aceptarnos a nosotros mismos y a nuestros propios sentimientos. La serenidad es un valor personal.” ¡Esto va más en la línea de lo que yo estoy necesitando!

 Necesito estar en paz, para así tener paciencia (la ciencia de la paz). Necesito ser capaz de responder a este imprevisto con las emociones y los sentimientos bien firmes, para que no se desestabilicen.

¿Qué más implica la serenidad?

Para mí, en mi propia definición de serenidad, falta una cosa. La serenidad es una virtud que Dios me concede, especialmente en momentos difíciles. Esa virtud me permite vivir desde la CONFIANZA total en Él. Estamos en sus manos (“Te llevo tatuada en la palma de mis manos”, dice Dios en Isaías 49,16) y Todo es para bien, como nos recuerda San Pablo en la carta a los Romanos 8, 28. Confianza en que en las Manos de Dios todo es para nuestro bien. Aunque sea difícil de comprender. Los planes de Dios son diferentes.

Así que estoy pidiendo Alegría, Paciencia y Serenidad. Te pido, por favor, que nos incluyas en tus oraciones (a Ángel y a mi). Pido ser como esa roca que recibe continuamente el golpeteo de las olas del mar. Poco a poco, las olas le van “atacando”. Pero, al final, esa roca pasa de tener una forma brusca a tener una forma más delicada y agradable. Poco a poco, ola a ola, Dios va moldeando nuestra forma.

Serenidad, Confianza. Todo es para bien - Elida Peñalver

Serenidad, Confianza. Todo es para bien – Elida Peñalver

#mejorversión

#operacionretina

#serenidad

#alegría

#paciencia

#Confianza

#Dios

#tatuadaenmismanos

#oración

#ElidaPeñalverCoach

 

Si crees que puede servirle a alguien para que de su mejor versión, sé generoso y compártelo.

 

 

 

5 Comments
  1. Pingback: billige fotballdrakter

  2. Pingback: fotbollströjor

  3. Pingback: maglie del calcio

  4. Pingback: fotbollströjor

  5. Pingback: maglie calcio

Deja un comentario

Últimas entradas

Kazantzaki y el mendigo de cuartos de hora

MENDIGO CUARTOS DE HORA Kazantzaki y el tiempo. Hoy es el día 111 del año. Llevamos…
Ver entrada

Acoger al otro. Nueva lección de mi hijo Juan Pablo

Acoger al otro Acoger, acoger. Juan Pablo, mi precioso hijo mayor, hace dos días cumplió 11…
Ver entrada

Tiempo. Como Momo (Michael Ende) nos ayuda a organizarlo bien.

Necesito tiempo ¡No tengo tiempo para nada! En el trabajo quieren las cosas para ¡ya! Me…
Ver entrada

Educar a otros siendo modelo.

Educar a otros: hijos, alumnos. Educar, ¿cómo?  Si quieres educar a tus hijos (o, si eres…
Ver entrada