Día del hermano: vínculo de apego seguro

Hoy es un día muy especial para mí, porque hoy se celebra el Día del Hermano, ¡¡y yo tengo muchos hermanos!!

Los hermanos

La relación con los hermanos es clave, porque nos han acompañado desde nuestra infancia. Hemos aprendido a gestionar nuestras emociones (las suyas y las mías). En ellos encontramos afecto, cercanía y complicidad (¡¡cuántas trastadas hechas con ellos); hemos aprendido a gestionar los celos, las batallas (en las que nos convertíamos casi en enemigos irreconciliables) y las rivalidades clásicas, las bromas (¡¡cómo me he reído con ellos!!). Con ellos aprendimos a compartir, a negociar, a ceder o a defender lo que creíamos justo.

Eso sí, cada uno es “de su padre y de su madre”, es decir, cada uno tiene un carácter, una manera de ser, una forma de hacer las cosas. A veces, esa forma de hacer las cosas es totalmente distinta a la mía. Y la mía totalmente distinta de la suya. Pero lo grande de una buena relación de hermanos es que, en el fondo, el amor que sentimos está haciendo que todas las diferencias se queden por encima y que el mar esté en calma.

Yo lo he comprobado en mi propia vida

Yo comprobé este punto cuando me dio el ictus. Ponte en el lugar: me dio a los 14 días de nacer mi hijo pequeño, Alex. Quedé paralizada de la parte derecha del cuerpo. No podía hacer nada, hasta lo más sencillo me resultaba dificilísimo. Además, no era capaz de hablar. ¡¡Había olvidado cómo hacerlo!!

¡¡De repente no sabía/podía hacer nada!!

¿Te has puesto en la situación? Imagínate cómo cambió mi vida en un momento. Ahora tenía que ir a fisioterapia todos los días. Al logopeda todos los días. No podía cocinar…

Y, además de los padres de Ángel y los míos, mis hermanos se encargaron de toda la infraestructura. Una semana me llevaba uno al hospital, otra semana otro.

Grandeza de mis hermanos

En ese momento fui consciente de la enorme grandeza de mis hermanos. Y mi gratitud hacía ellos creció exponencialmente.

Por eso te he dicho al principio que hoy es un día muy especial para mí.

Y me gustaría preguntarte ¿necesitas que de te dé un ictus para que tomes consciencia de la grandeza de tus hermanos?

¿Árbol o bosque?

Ojalá el árbol de la diferencias que surgen, normalmente por pequeñas tonterías, nunca nos impida ver el bosque de la confianza y el vínculo que nos une tan especial.

¡¡Feliz día del hermano!!

 

Apego Hermanos Elida_coach

           Apego Hermanos Elida_coach

¡Me encanta leerte! Tus comentarios 💬 dan más valor a lo que yo escribo.

 

 

 

No Comments

Deja un comentario

Últimas entradas

Multitarea: sí o no. La neurociencia nos responde

.ultitarea, ¿es buena? La neurociencia ha demostrado sobradamente que la multitarea (el famoso multitasking: hacer varias…
Ver entrada

Abrazos: herramienta que la neurociencia nos muestra para el estrés

El abrazo es sumamente necesario El abrazo es mucho más importante de lo que piensas. La…
Ver entrada

Blue Monday: cómo superar tus días de tristeza con humor

BLUE MONDAY Humor para vencer el blue monday. Hoy es el Blue Monday, el día más…
Ver entrada

Propósito de mi vida: ¿qué sentido tiene mi vida?

 PROPÓSITO DE LA VIDA Propósito de tu vida. Quiero escribir uno de mis últimos artículos de…
Ver entrada