Líder enseña a volar

¿Cómo aprende a volar un aguilucho?

El águila es un gran ejemplo de cómo debe de ser un gran líder. Las águilas, con su vuelo majestuoso, nos asombran a la mayoría. Utilizan su fuerza solamente para iniciar el vuelo. En ese momento, baten sus alas y se esfuerzan hasta ganar cierta altura. Una vez alcanzada, aprovechan la fuerza de los vientos y se dejan llevar por ellos. Captan corrientes de aire y saben aprovecharlas: si hay brisa leve, planean suavemente; si irrumpen vientos fuertes, usan la fuerza de esos vientos para volar bien alto y desplazarse a gran velocidad.

Pero, ¿cómo inician sus vuelo los aguiluchos? ¿Nacen sabiendo volar? ¿No tienen miedo? ¿Te lo has preguntado alguna vez? Resumidamente, el águila madre les enseña moviendo las alas. Las crías las mueven, dentro del nido. En el siguiente paso, el águila madre sale y las crías la van imitando.

Para un águila la caza es prioritaria. Si no caza, se muere. Así de sencillo. Pero las crías toman conciencia de que antes de aprender a cazar tienen que aprender a volar. Por eso, este artículo no va acerca del pequeño aprendiz de vuelo, aunque podría parecer el punto focal; en realidad este artículo es para destacar el papel que juega la águila madre. El Águila madre va, poco a poco, enseñando a batir sus alas a los aguiluchos; luego, les enseña a saltar a una distancia segura, cómoda; más tarde, les animará a saltar a una distancia mayor. En todo momento, el águila madre estará atenta por si tiene que ir rauda a salvar al aguilucho. Hasta que llega el día final, en el que el aguilucho es capaz de tomar el vuelo exitosamente. En ese momento, el aguilucho, se convierte en un águila capaz de cruzar los cielos.

Liderazgo y águila

Quiero llevar esta historia del aprendizaje de las águilas a cualquier empresa. Para eso están los lideres. Para enseñar, para motivar, para empoderar, para retar, para delegar. Por eso, cuando un líder hace bien su trabajo, todo su equipo prospera, da su mejor versión. Por eso, cuando un líder es solo un jefe, que se dedica a decir a sus trabajadores: “haz esto, haz lo otro”, el equipo no da todo lo que tiene en su interior.

Ah!! Cuando digo cualquier empresa, me refiero a una empresa laboral, a una familia, a una asociación, a un equipo de fútbol, ¡cualquier empresa!

Hans Finzel ya lo dijo: “Un líder lleva a la gente a donde nunca habrían ido solas”. El aguilucho, él solo, jamás podría aprender a planear. Jamás vencería el solo el miedo que da dejar de pisar tierra firme. Necesita al águila madre, porque ella es la que le impulsa a ir a lugares que él solo no se atrevería a llegar.

¿Qué tipo de líder eres? ¿Qué tipo de líder quieres llegar a ser? ¿Quieres impulsar y motivar a tu equipo? ¿Quieres llevarles a donde ellos no se atreven a llegar solos?

 Lider enseña volar Finzel

Lider enseña volar Finzel

Si quieres que te ayude a conseguir tu objetivo, contacta conmigo. 💙
.
Muchas gracias por leer hasta aquí. Tengo unos lectores que no me los merezco. Y tus comentarios 💬 dan más valor a lo que yo escribo. Escribo para llegar a los demás. 😉 Y tú me ayudas a llegar: con tus likes, con tus RT

 

No Comments

Deja un comentario

Últimas entradas

El estrés y tú

Estrés Tu cuerpo está preparado para protegerte contra las amenazas de los depredadores y otros agresores.…
Ver entrada

Redes sociales: estercolero o lugar de encuentro

Hoy es el Día de las Redes Sociales. Nuestra antigua agora (plaza del pueblo), ahora se…
Ver entrada

Yellow Day: día más feliz del año

Felicidad Sí recuerdas mí artículo de "Lunes de Tristeza. Herramienta para salir de ahí", recordarás que…
Ver entrada

Silencio. Frente a ruido, buscar silencio interno y externo

Silencio frente a ruido El silencio es necesario. Tanto exterior como interior. Porque, como te mostraré…
Ver entrada