Elegir ante el sufrimiento.

Cuento o realidad

Ante el sufrimiento, ¿puedes elegir? Si recuerdas, en mi última entrada te conté un cuento acerca del sufrimiento. Más bien no es un cuento, es una realidad total. Hace años, en el edificio donde vivía podía encontrar a una mujer que se quedó viuda con una niña de 6 meses; también a una familia que perdió una hija de 23 años; otra familia que acababa de ver morir a un sobrino de 10 años por un ataque fulminante al corazón y que tenía que hacer pruebas a sus propios hijos, por si acaso es algo genético; a una familia que el padre entró en el paro, con unos 55 años; también otra familia en la que la madre de repente se ha quedó sola porque sus 3 hijos volaron del nido familiar y la soledad entró en su corazón; a otra familia que perdió 4 hijos en sendos embarazos; ….en el edificio donde vivía, ni un metro más lejos. No me lo invento. Están ahí, eran mis vecinos, me los cruzaba todos los días en el ascensor.

El sufrimiento está aquí

Convivimos con el sufrimiento. Es intrínseco al ser humano. Es algo que aparece y que no podemos evitar. Está ahí y no podemos hacer nada. Bueno, rectifico la frase. No podemos hacer nada para evitar que aparezca el sufrimiento. Pero SÍ podemos hacer algo sobre cómo lo afrontamos. Porque la grandeza del ser humano es que puede abordar las cosas desde la alegría, desde la serenidad, desde la fuerza, desde la dignidad. Por encima del sufrimiento y a pesar de él.

Tú puedes elegir

Mi moraleja del cuento es que podemos elegir. Debemos elegir. Y de nuestra elección va a depender nuestra felicidad. Los hospitales son buena prueba de ello. En una misma habitación pueden convivir dos pacientes con la misma enfermedad. Mientras uno puede anclarse en la tristeza, en el desánimo, en la furia, el otro puede anclarse en la alegría, en la lucha, en la aceptación. La misma enfermedad afrontada desde dos visiones. La enfermedad no la eliges. La actitud si. Así que podemos elegir. Por lo tanto, debemos elegir.

¿Qué actitud elijes tener?

Por lo tanto, sería bueno que te preguntes: “Ante las cosas que me pasan en el día a día, ¿qué actitud ELIJO tener?”. Porque de ella vendrá luego mi estado de ánimo, mis acciones, mis decisiones… mi VIDA, en una palabra. Y no pensemos que somos los únicos que sufrimos. Es más, busca en todo tu reino 3 pelos de una persona que nunca haya sufrido… y te dará la fórmula de la felicidad.

Elegir la Actitud que quiero tener. Elida Peñalver

Elegir la Actitud que quiero tener. Elida Peñalver

#mejorversión
#mejorversion
#sufrimiento
#cuento
#elección
#CoachingMadrid
#CoachingZaragoza
#ElidaPenalverCoach
#ElidaPeñalverCoach

Últimas entradas

Compararse y Autoexigencia

Compararse con otros ¿Sabes? Estoy convencida que, en estos días pasados de confinamiento, ha surgido la…
Ver entrada

Tras mi octavo cumpleaños: tres factores

Factores El Sábado pasado fue mi segundo cumpleaños. Cumplí 8 años. No sé si lo sabes.…
Ver entrada

Vivir: vive el hoy

Reflexión Vivir. Hoy, Viernes Santo, es el día idóneo para escribir esta reflexión. Estoy observando que…
Ver entrada

Confía: Todo es para bien

Rey y súbdito Hace tiempo, vivía un rey que no creía en la bondad de Dios.…
Ver entrada
No Comments

Deja un comentario