Dando mi mejor versión

Esta semana, tal y como te comenté, ha sido muy ajetreada. Dos días haciendo Coaching ejecutivo en una empresa de Zaragoza. Una charla para médicos del SUMMA acerca de mi experiencia con el ictus, testimonio en una oración por la vida en Alcalá, formación para monitores… ¡¡Lo he conseguido hacer dando mi mejor versión!! Iré contándote lo que he hecho en cada ocasión. Hoy quiero contarte la charla a los médicos. ¿Te parece?

Agradecimiento

Comencé AGRADECIENDO. No lo llevaba preparado. Pero tener a tantas personas que se dedican en las ambulancias de urgencias a salvar la vida a otras personas, que probablemente nunca más sabrán de esa persona (si estará viva, si quedó bien o en silla de ruedas,…), hizo que me saliera natural. Les agradecí, en mi nombre y en el de todas las personas a las que han atendido en la ambulancia que no han tenido ocasión de decirles GRACIAS.

A continuación les conté mi experiencia como paciente de un Ictus Grave.

Físico

A nivel físico es bastante duro. De repente te encuentras con que no sabes hacer nada, pero nada de nada. Ni andar, ni moverte, ni hablar, ni limpiarte los dientes, ni escribir,… Y tienes que volver a aprender. Algunas cosas me costó menos (por ejemplo, andar, a las dos semanas era capaz de andar despacito), otras me costó mucho más (por ejemplo, hablar, tuve que ir todos los días al logopeda durante un año y medio para ser capaz de hablar bien). Otras sigo aprendiendo (por ejemplo, escribir, que sigo mejorando).

Mental

A nivel mental de repente te das cuenta de que ha disminuido mucho tu Inteligencia Racional. Yo siempre he sido bastante inteligente y ahora reconozco que no lo soy. Que hay cosas que no soy capaz de entender el razonamiento lógico (y que son bastantes sencillas). También disminuye (¡¡radicalmente en mi caso!!) mi memoria. Es bastante duro. Sin embargo, he descubierto que, tras mi ictus, a pesar de que mi inteligencia ha disminuido, ha aumentado bastante mi Sabiduría.

Emocional

A nivel emocional, es frustrante, triste. Al principio, no recordaba cosas muy cercanas a mi corazón. Por ejemplo, a Ángel, mi esposo, en varias ocasiones le tuve que preguntar: “perdona, ¿cómo te llamabas tú?”. En los primeros días en la UCI del Clínico, no recuerdo haber sido consciente de que tenía dos hijos (¡¡qué duro es no recordar a tus hijos!!). Y también fue muy triste no recordar palabras de uso diario: reloj, vestido, sarten… Sin embargo, toda esa situación, hizo que yo sacara todos mis valores: Coherencia, Perseverancia, Luchadora, Fortaleza, Cariñosa, Auto-exigente, Valiente, Confianza… Y que luchara por seguir adelante, vivirlo con alegría, pensar en mis hijos, ¿qué pueden aprender de mí?

Espíritu

Y a nivel de Espíritu, esto fue lo que más me ayudó. Veía que ya no era la persona inteligente que había sido. Veía que no era capaz de hablar (nada al principio, algo más después), veía que necesitaba ayuda para cosas muy sencillas… eso me podría haber hundido. Pero yo, afortunadamente, en mi formación como coach, había descubierto mi Identidad. Y estaba conectada con mi ESENCIA. Soy un ser que AMA y que necesita Amor. Puedo no ser tan inteligente. Podré no saber comunicarme verbalmente. Puedo no saber hacer cosas sencillas. Pero puedo AMAR y puedo recibir amor. Y también tenía a mi lado a Dios, ¡que podía hacer milagros! (como de hecho hizo conmigo).

El equipo sanitario

¿Qué recibí de los médicos y del resto del equipo sanitario? Les dije varias cosas que pueden mejorar. Por ejemplo, ciertas frases que pueden hundir al paciente. ¡Cuántos neurólogos me han dicho “lo que no consigas los seis primeros meses, ya es difícil que lo consigas”! Menos mal que yo no les he hecho ni caso. Por eso sigo mejorando mi escritura. Por eso, sigo mejorando mi pie en garra. También tienen que mejorar la escucha al paciente, no sólo a la parte técnica.

También recibí muchas cosas buenas del equipo sanitario. Muchas sonrisas, muchísimos cuidados. Que gusto da cuando te encuentras con un médico, una enfermera, que ve a la Persona (no el cuadro clínico). ¡Cuanto necesitamos profesionales sanitarios Humanistas!

Y uno de los mejores regalos de mi Ictus (que me trajo muchísimos), fue conocer a Concha García Villanova al frente de todo su equipo.

Motivando a profesionales sanitarios

Me encantó motivar a todos los profesionales sanitarios. Me encantó animarles a que busquen la EXCELENCIA, que siempre pasa por hacer bien la parte técnica (para lo que necesitan seguir en formación continua) y también implica ver en todo momento a la persona que tienen delante.

Todos podemos sacar nuestra fortaleza interior. No es necesario que nos de un Ictus. Cuando una persona intenta todos los días dar su mejor versión, al final consigue sacar su fortaleza interior. ¿Te animas?

Charla SUMMA Ictus (Ángel Pérez, Nicolas Riera, Laura Izquierdo, Concha García-Villanova y Élida Peñalver)

Charla SUMMA Ictus (Ángel Pérez, Nicolas Riera, Laura Izquierdo, Concha García-Villanova y Élida Peñalver)

#mejorversión
#mejorversion
#fortalezainterior
#ictus
#SUMMA
#Amor
#agradecimiento
#medicos
#excelencia
#superación
#humanismo
#love
#ElidaPeñalverCoach
#ElidaPenalverCoach
18 Comments
    • Anonimo
    • 17 julio, 2018
    Responder

    Gracias Elida!! Nos llenaste de fuerza!!!

    Concha G.V.

      • Elida Peñalver
      • 17 julio, 2018
      Responder

      ¡¡A vosotros, querida amiga!! ¡¡A vosotros!!

    • Anonimo
    • 17 julio, 2018
    Responder

    Campeona!

    Angela G.

    • Anonimo
    • 17 julio, 2018
    Responder

    Q pena q no nos podamos ver mas a menudo, cto me enseñas cdo te leo. Un abrazo muy fuerte para todos, te quiero amiga.

    Angeles E.

    • Anonimo
    • 17 julio, 2018
    Responder

    Gracias Elida. Gracias por compartir tu experiencia con nosotros. Y ENHORABUENA por todo lo q has conseguido

    Pepa D.T.

    • Anonimo
    • 17 julio, 2018
    Responder

    Me ha impresionado tu escrito! Gracias, así se construye un mundo mejor.

    Seque S.

    • Anonimo
    • 17 julio, 2018
    Responder

    Eres una campeona Elida

    Lourdes E.F.

    • Anonimo
    • 17 julio, 2018
    Responder

    Te felicito eres luchadora.

    Margot L.

    • Anonimo
    • 17 julio, 2018
    Responder

    Felicidades Elida. Que gran ejemplo de superación. Gracias por compartirlo.

    Mayte C.

    • Anonimo
    • 17 julio, 2018
    Responder

    Eres una súperwoman!! Una campeona luchadora. Cuánto aprendo de ti cada vez que te leo. Gracias por compartirlo!

    Ana P.T.

    • Elida Peñalver
    • 17 julio, 2018
    Responder

    ¡Ay, querida amiga Maria Angeles! Yo también necesito verte, tu presencia me hace mejor persona. No puede ser que este ritmo que llevamos nos impida ver a los AMIGOS de verdad.

    Voy a escribir para que pongamos fecha. Besos a tu preciosa familia

    • Elida Peñalver
    • 17 julio, 2018
    Responder

    ¡¡Eso espero, Almudena!! Lo que sí es seguro es que salieron super motivados a buscar su excelencia. 😉

    • Elida Peñalver
    • 17 julio, 2018
    Responder

    ¡Gracias a ti, Pepa! Especialmente porque tú eres una enfermera que ve a la persona, le sonríe y le ayuda (más allá de lo técnico). ¡¡Y si no que se lo pregunten a Alex!!

    Gracias por tu enhorabuena. La verdad es que el ictus ha sido un experiencia muy positiva… a pesar de todo. :-*

    • Elida Peñalver
    • 17 julio, 2018
    Responder

    Vaya, ¡gracias Seque!

    Creo que con pequeños detalles, buscando dar cada uno lo mejor nuestro (nuestra mejor versión) es como vamos construyendo un mundo mejor. 🙂

    • Elida Peñalver
    • 17 julio, 2018
    Responder

    ¡Gracias Lourdes! Al final estas situaciones te ayudan a sacar tu mejor versión. Besos

    • Elida Peñalver
    • 17 julio, 2018
    Responder

    ¡Gracias Margot!

    • Elida Peñalver
    • 17 julio, 2018
    Responder

    ¡Gracias Mayte! Tu amistad fue un gran impulso para mi recuperación. Que Dios te bendiga

    • Elida Peñalver
    • 17 julio, 2018
    Responder

    Jajaja, superwoman aún no…¡¡no tengo la capa roja!!

    Ahora en serio, a veces creo que hice lo que cualquier persona hubiera hecho si le pasa lo que me pasó a mí. Aunque, por otro lado, sé que yo saqué mucha fuerza de mi interior que me impulsó a seguir luchando contra viento y marea.

    Gracias por tus palabras, Ana. ¡Eres un encanto!

Deja un comentario

Últimas entradas

Locus interno y externo: experimento con ratas salvajes

Locus Interno y Locus Externo. En la década de los 50, Curt Richter, hizo un experimento…
Ver entrada

Enterrados: hijos

    Conversación de Juan Pablo con joven ¿Enterrados? Hace dos años, Juan Pablo estaba hablando con…
Ver entrada

Un cromosoma ¿de más? (o nosotros tenemos uno de menos)

Cromosoma de más Alex, mi hijo pequeño, de 9 años, como bien sabes tiene un cromosoma de…
Ver entrada

El enemigo Interno: nuestra lucha interior

El enemigo interno según Tim Gallwey El Enemigo interno: Tim Gallwey, en su libro "El Juego…
Ver entrada