Tras mi octavo cumpleaños: tres factores

Factores

El Sábado pasado fue mi segundo cumpleaños. Cumplí 8 años. No sé si lo sabes. Tengo la enorme bendición de cumplir años dos veces. La primera es el día que nací. La segunda es el día que volví a nacer. Hace 8 años, tras dar a luz a mi segundo (o séptimo, si cuento también a los cinco que me esperan en el cielo), me dio un ictus grave. Muy grave. Y gracias a varios factores, puedo disfrutar de la vida hoy. ¿Te cuento los factores?

Primero: fuerza de voluntad

El primero, sin ninguna duda, es mi gran fuerza de voluntad. He tenido que aprender a hacer de nuevo cosas que sabía hacer antes y que, de repente, no sabía hacer. He aprendido de nuevo, a andar, a limpiarme los dientes, a leer en voz alta, a cantar, a hablar. Lo que más me costó, claramente, fue aprender a hablar. Tras año y medio yendo todos los días (¡todos!) al logopeda, a día de hoy soy capaz de hablar bien. Eso ha implicado mucho esfuerzo, mucha voluntad, mucho no tirar la toalla. ¡¡Y ha habido muchos momentos de desánimo y querer tirarla! Pero, gracias a Dios, lo he conseguido.

Segundo: oración de muchas personas

El segundo ha sido la oración de tantísimas personas. Fíjate que no sigo amigos, porque hay muchísima gente de otros países que ha rezado por mí y que, en esta tierra, ni siquiera lo sabré. Menos mal que en el cielo se me desvelará el nombre y el rostro de cada una de esas personas y podré agradecérselo con todo mi corazón. La oración de tanta gente tiene un poder tan grande que si lo supiéramos, ¡estaríamos todo el rato rezando unos por otros!

Tercero: Dios

Y el tercero, el más importante, ha sido Dios. Yo estoy viva porque Dios ha decidido que mi misión aún no estaba acabada. Por eso y por el clamor de la oración de tantas personas. Dios ha permitido que yo siguiera viva. Eso es motivo de agradecimiento. Y al mismo tiempo, es motivo de ponerme las pilas: ¿qué estoy haciendo con mi misión? ¿la estoy cumpliendo?

Si estás en un momento difícil

¿Por qué te cuento esto? Lo quiero compartir contigo, en primer lugar, para que te alegres conmigo. Y, en segundo lugar, porque es muy probable que estés pasando por un momento difícil o que te cueste mucho solucionar, o salir adelante. Lo comparto porque estos tres factores están al alcance de todas las personas. ¿Quieres que te lo muestre?
Factores cumple-tras-ictus_Elida_coach

     Factores cumple-tras-ictus_Elida_coach

Si quieres que te ayude a conseguir tu objetivo, contacta conmigo. 💙

¡Me encanta leerte! Tus comentarios 💬 dan más valor a lo que yo escribo.

No Comments

Deja un comentario

Últimas entradas

Locus interno y externo: experimento con ratas salvajes

Locus Interno y Locus Externo. En la década de los 50, Curt Richter, hizo un experimento…
Ver entrada

Enterrados: hijos

    Conversación de Juan Pablo con joven ¿Enterrados? Hace dos años, Juan Pablo estaba hablando con…
Ver entrada

Un cromosoma ¿de más? (o nosotros tenemos uno de menos)

Cromosoma de más Alex, mi hijo pequeño, de 9 años, como bien sabes tiene un cromosoma de…
Ver entrada

El enemigo Interno: nuestra lucha interior

El enemigo interno según Tim Gallwey El Enemigo interno: Tim Gallwey, en su libro "El Juego…
Ver entrada