Alegría para vencer la tristeza

Tristeza, dolor vs Alegría

Tristeza y dolor frente a la alegría. ¡Ayer fue mi cumpleaños! Ayer hace 9 años de mi ictus. Ayer cumplí 9 años, wooww! ¡Cuanta alegría siento! Dios me ha permitido estar en este precioso mundo, de regalo, todos los días, durante 3287 días.

Días duros que hacen que la alegría se evapore

He de reconocer que no siempre he sentido esta alegría. Algunos días han sido duros, muy duros. Por el sufrimiento físico mío (han sido los menos), por el sufrimiento físico de otros (por ejemplo, Alex cuando entró medio muerto en el hospital), por el sufrimiento emocional mío (el año pasado me atacó mucho ese tipo de sufrimiento), por el sufrimiento emocional de otros (especialmente de Ángel, de Juan Pablo y de mi madre). Esos días duros han hecho que yo cayera en la tristeza, que a veces no viera el sentido de todo. Que, a veces, la alegría se evaporara.

Estar vivo

Pero también, esos sufrimientos me han hecho aprender, poco a poco, como la lluvia que estos días nos bendice en España, que estar vivo siempre es causa de AGRADECIMIENTO. Es cierto que el dolor enseña de una forma, que aunque opaca, puede ser luminosa.

Nivel transcendental

Y este aprendizaje lo he sacado gracias a mi parte transcendental. Cuando explico a mis alumnos el nivel del ser humano de transcendencia, siempre les digo que la transcendencia es el nivel que nos permite salir de nosotros mismos. Y podemos salir mirando al otro (horizontalmente) o mirando a Dios (verticalmente).

Recibiendo ayuda del otro

Tú me has ayudado muchísimo, con tus sonrisas, con tus palabras, con tus ánimos. Quizás no hayas sido consciente, pero eso no quita que me hayas ayudado. Tus oraciones, tu fuerza, tu empuje… Y como de bien nacidos es ser agradecidos: ¡¡¡GRACIAS!!!

Y recibir ayuda del Otro (con Mayúsculas)

El saber que Dios siempre ha estado ahí, a mi lado, llevándome en sus manos, mirándome con una ternura infinita. El saber que todo es para bien, como dice San Pablo en su carta (Romanos 8, 28). Que Dios me guarda como a las niñas de sus Ojos (Salmo 17, 8). Que el mismo Dios me dice en Isaías 41, 13: “Yo, Yavé, soy tu Dios; te tomo de la mano y te digo: No temas, que yo vengo a ayudarte.” ¿Cómo puedo, sabiendo eso, sentirme sin alegría?

Regalo

Por eso, hoy, el día siguiente a mi noveno cumpleaños, he escrito este artículo tan intimo. Por que estar vivo es un verdadero REGALO. Un regalo que no lo merecemos. Un regalo nunca se merece. Cada segundo de vida es un regalo. Y quiero vivirlo a partir de este segundo con toda la alegría del mundo.

Y lo he escrito mostrando que en ciertos momentos he sentido desanimo, tristeza, decaimiento, por si mis palabras te pueden ayudar. Porque, como leí en cierta ocasión en algún lugar: “Nadie puede librar a los hombres del dolor, pero le será perdonado a aquel que haga renacer en ellos el valor para soportarlo”. Espero que mis palabras te ayuden a encontrar esa alegría, ese valor para vivir incluso el dolor.

¡¡¡Gracias por estar a mi lado durante todo este tiempo!!! ¡¡¡Qué Dios te siga bendiciendo!!!

Alegría para vencer el dolor y la tristeza_Elida_Coach

Alegría para vencer el dolor y la tristeza _Elida_Coach

 

 

 

20 Comments
    • Anónimo
    • 28 abril, 2021
    Responder

    Muchisimas felicidades Elida, os queremos

    Manu L

    • Anónimo
    • 28 abril, 2021
    Responder

    Muchas felicidades, prima!!!!

    Victoria P.

    • Anónimo
    • 28 abril, 2021
    Responder

    Felicidades prima!!!!❤️

    Elena M.

    • Anónimo
    • 28 abril, 2021
    Responder

    Muchísimas felicidades hermosa

    Cris Q.

    • Anónimo
    • 28 abril, 2021
    Responder

    Te mando un abrazo inmenso y muchas bendiciones compañera

    Beatriz de I.

    • Anónimo
    • 28 abril, 2021
    Responder

    Gracias Elida!! Siempre aprendiendo de ti! Hoy me quedo con… “que la alegría a veces desaparece” eso es… a veces, pero vuelve!!!

    Bego G.

    • Anónimo
    • 28 abril, 2021
    Responder

    Muchísimas felicidades. Posiblemente ese día las dos estuvimos en el mismo hospital. Y no nos vimos. Tubo q venir un cromosoma a unirnos y conocernos. Gracias x compartir tu aprendizaje y hacerme reflexionar siempre!

    Angela R.

    • Anónimo
    • 28 abril, 2021
    Responder

    Muchas felicidades!! Y no dejes de publicar tus mensajes tan hermosos!

    Mercedes C.M.

    • Anónimo
    • 28 abril, 2021
    Responder

    Muchas felicidades Élida. Bendito sea Dios por haberte regalado tanta vida. Un beso

    Miguel Ángel G.O.

    • Anónimo
    • 28 abril, 2021
    Responder

    Pues feliz cumpleaños Querida Elida!!!

    Gracias a Dios por regalarte otros 9 años y que nuestras vidas se hayan cruzado. Siempre das mucho que pensar.

    Muchos besos,

    Marta R.

    • Anónimo
    • 28 abril, 2021
    Responder

    Mucho ánimo para esos momentos de bajón que no dejan de ser un aprendizaje, y muchísimas felicidades en tu 9° cumple!!!! A disfrutar de la VIDA!!!!!

    Amparo Q.

    • Anónimo
    • 28 abril, 2021
    Responder

    Felicidades !!!!!!

    Cristina B.M.

    • Anónimo
    • 28 abril, 2021
    Responder

    Feliz noveno cumpleaños!!

    Te diría lo que te comenté una vez en la clínica, que todavía lo recuerdo. Yo te agradezco el que tengas la grandeza de mostrar tu parte frágil, ya que eso da espacio para que otros nos permitamos ser vulnerables también.

    En estos tiempos donde en las redes sociales sólo se muestran vidas aparentemente “perfectas”, enseñar el sufrimiento y la debilidad, creo que es signo de valentía y de grandeza. Un abrazo fuerte!!

    Almudena P.B.

    • Anónimo
    • 28 abril, 2021
    Responder

    Un abrazo grande ❤️

    Cris G.T.

    • Anónimo
    • 28 abril, 2021
    Responder

    Eres todo un ejemplo!!!❤️

    Noelia N.

    • Anónimo
    • 28 abril, 2021
    Responder

    CAMPEONA!!!!!❤️

    Tía Victoria

    • Anónimo
    • 28 abril, 2021
    Responder

    Felicidades Elida. Que Dios te bendiga. Me siento privilegiado por conocerte y haber compartido, tu tiempo con nosotros.

    Juanma J.M.

    • Anónimo
    • 28 abril, 2021
    Responder

    Felicidades por tu superación en todo momento. Eres maravillosa. Bs

    Inma M.C.

    • Anónimo
    • 28 abril, 2021
    Responder

    Que interesante y bonito a la vez

    Juan Rafael M.S.

    • Anónimo
    • 28 abril, 2021
    Responder

    Felicidades Élida por esos 9 años, y gracias por tu admirable ejemplo de fortaleza, de fe, de superación, y de ser una tremenda mujer. Un abrazo

    Laura M.

Deja un comentario

Últimas entradas

Locus interno y externo: experimento con ratas salvajes

Locus Interno y Locus Externo. En la década de los 50, Curt Richter, hizo un experimento…
Ver entrada

Enterrados: hijos

    Conversación de Juan Pablo con joven ¿Enterrados? Hace dos años, Juan Pablo estaba hablando con…
Ver entrada

Un cromosoma ¿de más? (o nosotros tenemos uno de menos)

Cromosoma de más Alex, mi hijo pequeño, de 9 años, como bien sabes tiene un cromosoma de…
Ver entrada

El enemigo Interno: nuestra lucha interior

El enemigo interno según Tim Gallwey El Enemigo interno: Tim Gallwey, en su libro "El Juego…
Ver entrada