Educar… rendirse, ¡¡¡nunca!!!

Ser Madre. Educar

Ser madre es, a veces, una tarea difícil, muy difícil. La tarea de educar es difícil. Se encuentran un hijo que está aprendiendo a vivir, aprendiendo a reconocer sus emociones, aprendiendo a gestionarlas… con una mamá que sigue aprendiendo a reconocer sus emociones, a gestionarlas y ¡sigue aprendiendo a vivir!

Rendirte

A veces esa mezcla explota y te dan ganas de tirar la toalla, de rendirte.

Lo bueno es que ser madre va mucho más allá. Miras a tu hijo y, a pesar del desánimo, del enfado, de la tristeza, ¡¡sigues adelante!! La educación de los niños es un proceso, no es un momento puntual: mi hijo puede fallar, yo puedo fallar,… pero en el proceso conseguiremos un hombre que de su mejor versión, para quererse a sí mismo, querer a los demás y querer a Dios.

Señales (no casualidades)

Y por si se me olvida, las señales me lo siguen diciendo (fíjate en la servilleta del bar donde he desayunado hoy) 😉

¡¡Vamos mami (papi), aquí no se rinde nadie!!

Madre. Rendirse ¡Nunca!- Elida Peñalver

Madre. Rendirse ¡Nunca!- Elida Peñalver

#mejorversion

#InteligenciaEmocional

#hijos
#familia
#madre

#educarhijos

#padresconinteligenciaemocional
#meencantamifamilia
#quedifícilesaveces
#noterindas
#sonrieypalante
#ElidaPeñalverCoach
5 Comments
    • Jorge C.
    • 2 noviembre, 2017
    Responder

    ¡Qué maravilla! Efectivamente, nunca hay que rendirse.. a mis alumnos les digo siempre que no les pido que lo hagan todo bien (que es imposible), pero sí que lo intenten…
    Cada vez noto más intolerancia al fracaso en los niños porque precisamente (entre otras razones) se pone el foco en su éxito y no en su intento, ¿me explico? 😉
    Besos y a seguir sin rendirse jamás!! 🙂
    Jorge C.

    • Anonimo
    • 2 noviembre, 2017
    Responder

    Vi la Foto y me entró hambre y cuando te he leído recordé un libro que se titula El lado oscuro del amor y habla un poco de ese proceso! Gracias!!

    Mara E.

    • Elida Peñalver
    • 2 noviembre, 2017
    Responder

    Si te explicas, amigo Jorge. Es muy cierto que los niños cada vez tienen menos tolerancia al fracaso… yo creo que porque los padres cada vez tenemos menos tolerancia. Todos (en una medida o en otra), buscamos el éxito. El foco que pones tú es, en mi opinión, el correcto: poner el foco en el INTENTO.

    También es verdad que yo hablaba del desánimo de muchos padres (yo entre ellos en más ocasiones de las que me gustaría)… pero en cualquier caso, tenemos que seguir intentándolo siempre. Porque al final estamos ayudando en la construcción del adulto del mañana.

    ¡Qué estupendo maestro eres, Jorge!

    Un beso enorme

    • Elida Peñalver
    • 2 noviembre, 2017
    Responder

    Jajaja, no era mi intención provocarte hambre, Mara.

    Ahora en serio, efectivamente es un proceso que va despacio, como cualquier crecimiento. Al final consiste en estar ahí, todos los días. Aceptando que a veces no damos nuestra mejor versión, pero intentándolo siempre.

    Intentaré encontrar el libro, ¿de qué autor es? Un beso enorme

    • inMa
    • 2 noviembre, 2017
    Responder

    Ser madre es uno de los trabajos de los que no te despiden. Je!. Doy las gracias a Élida y a Pedro por enseñarme a flexibilizar mi auto-imagen como madre, en el curso que imparten, desde entonces soy una madre más feliz.

Deja un comentario

Últimas entradas

Kazantzaki y el mendigo de cuartos de hora

MENDIGO CUARTOS DE HORA Kazantzaki y el tiempo. Hoy es el día 111 del año. Llevamos…
Ver entrada

Acoger al otro. Nueva lección de mi hijo Juan Pablo

Acoger al otro Acoger, acoger. Juan Pablo, mi precioso hijo mayor, hace dos días cumplió 11…
Ver entrada

Tiempo. Como Momo (Michael Ende) nos ayuda a organizarlo bien.

Necesito tiempo ¡No tengo tiempo para nada! En el trabajo quieren las cosas para ¡ya! Me…
Ver entrada

Educar a otros siendo modelo.

Educar a otros: hijos, alumnos. Educar, ¿cómo?  Si quieres educar a tus hijos (o, si eres…
Ver entrada